Inicio > Animación > Laicos > Formación > Regional > Districto del Paraguay

Llamadas del XXII Capítulo General

 


 



 


Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Filipinas: Postulantes en General Santos

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades


FMSI


Archivo de novedades

 

Calendario marista

18 agosto

Santos: Agapito, Elena, Roque, Fermín
1969: primera fundación marista en Costa de Marfil

Calendario marista - agosto

Districto del Paraguay

 

Coronel Oviedo, 1-6/02/2010

LaicosEn la experiencia hemos participado 8 hermanos y 42 laicos. Experiencia caracterizada por la diversidad de edades, procesos, compromisos y formas de vivir el carisma Marista: padres, animadores juveniles, colaboradores, profesores, directivos. Durante estos 6 días hemos profundizado sobre nuestra experiencia de fe, de vocación y misión en un ambiente de familia, confianza y mucha alegría expresada a través del canto, baile, teatro, una salida comunitaria y las celebraciones.


Desde el inicio del año pasado, hemos soñado en el Distrito de Paraguay generar el espacio de iniciar con mayor conciencia el diálogo sobre el caminar conjunto de Laicos y Hermanos; sueño que se ha hecho realidad del 1 al 6 de febrero, en nuestra casa de Encuentro de Coronel Oviedo, a unos 134 Km. de Asunción.

En la experiencia hemos participados 8 hermanos y 42 laicos, experiencia caracterizada por la diversidad de edades, procesos, compromisos y formas de vivir el carisma Marista: padres, animadores juveniles, profesores, directivos, colaboradores……

La comunidad animadora de la experiencia estuvo conformada por 4 laicos: Ignacio  Villar, Obdulia Benítez, Aldo Martínez, Marisa Armoa y los hermanos Juan Torrelles y Franciscos Romero. Con el apoyo y la presencia del laico Raúl Amaya de Chile y del H. Pau Fornells. Gracias Raúl y H. Pau por compartir con nosotros la riqueza de su vida y experiencia en este caminar…

Durante estos 6 días hemos profundizado sobre nuestra experiencia de fe, de vocación y misión en un ambiente de familia, confianza y mucha alegría expresada a través del canto, baile, teatro, una salida comunitaria y las celebraciones…

Los participantes han valorado mucho de la experiencia esa capacidad de escuchar entre todos, la apertura en acoger las distintas experiencias y han subrayado con mayúscula la riqueza de la vida compartida entre laicos y hermanos en las pequeñas comunidades, que nos hizo sentir hermanos, cercanos y predispuestos a caminar juntos con nuestras riquezas y fragilidades.

Al experimentar la vivencia de las pequeñas comunidades,  ha ayudado a conocernos, valorarnos y crear una nueva mirada de como ir construyendo juntos con más fuerzas esa corresponsabilidad en la misión, desde nuestras vocaciones específicas.

No puedo dejar de destacar que todo esto es vivido desde esa confianza en ese Dios que hace historia con nosotros cada día y ponemos en sus manos los miedos, inquietudes, sueños y debilidades, tan humano que genera esta experiencia. Ese anhelo grande de seguir sumando más hermanos y laicos comprometidos adheridos al carisma a caminar juntos.

 Y termino con la frase de un sacerdote Javeriana,  Jesús Osorno (colombiano) “si los sueños son individuales, seguirán siendo sueños, pero si los sueños son colectivo, será realidad”

Que María y Marcelino nos ayude a salir deprisa hacia esa tierra nueva que Jesús tiene preparado para el caminar del Distrito.

Hno. Francisco Romero


6365 visitas