Inicio > Laicos > Textos y artículos > Proceso de reflexión para laicos y hermanos

 


 


 



 


Emili Turú - La Valla: casa de la luz

Emili Turú
Superior general



 

FMSI

Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Malawi: Postulantes

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

Archivo de novedades

 

Calendario marista

25 abril

Santos: Marcos evangelista, Herminio y Esteban
1932: partida de los primeros hermanos a Guatemala
Día africano del paludismo

Calendario marista - abril

Proceso de reflexión para laicos y hermanos

 

Relación entre hermanos, laicas y laicos
2012-09-30: Secretariado de laicos

En otras lenguas
English  Français  Português  


Bajar - Fichas para el camino | ¿Cuál es la meta de tanto camino?

El Secretariado de laicos propone en la página web una colección de fichas para reflexionar sobre la nueva relación entre hermanos, laicas y laicos, que promueve el XXI Capítulo General. Con este material ha querido el Secretariado ofrecer unas pistas de respuesta a las implicaciones de esta “nueva relación”,  basada en la comunión, buscando juntos una mayor vitalidad del carisma en el mundo de hoy.

class=imgshadowEl Capítulo señala novedad en la relación; aunque ya existía tal relación, apunta a referentes nuevos en la misma. Al explicitar hermanos, laicas y laicos, está afirmando una especificidad vocacional. Basada en la comunión, expresión que rompe diferen­cias y categorías. Buscando juntos, habla de corresponsabilidad, de darse la mano. Vitalidad del ca­risma, porque el carisma es ya propiedad de todos.

La reflexión procesual que se propone en las diez fichas recuerda que laicas, laicos y hermanos, compartiendo el mismo carisma marista, sus vocaciones específicas están ordenadas las unas a las otras, que en su diversidad se complementan, y que en este esfuerzo de comunión “estamos mostrando el rostro mariano de la Iglesia que realmente quere­mos” (h.Emili).

Reflexionar sobre la nueva relación entre laicos y religiosos en este momento del Instituto es, sin duda, un acto de madurez. Se trata de una poderosa certeza: el camino de la unidad es bueno para la realización del Reino en cada miembro y en la institución mediada por sus obras. No estamos inventando el evangelio. Estamos uniendo fuerzas para su realización. El futuro marista es futuro de comunión.

La reflexión que se propone es invitación a vivir un proceso. Los ejes que se presentan en la propuesta se convierten en en reto de conversión, en oportuni­dad de oración. Desde estos ejes queremos introducir el diálogo fraterno como ocasión de compartir, como maristas, lo que alienta nuestro corazón y lo que vislumbran nuestros ojos. Tener el mismo horizonte y caminar juntos hacia él es nuestro deseo. Las fichas contienen un texto, un Ppt de motivación y unas preguntas para la reflexión personal o grupal. Para cada una de las fichas viene sugerido igualmente algún documento o artículo complementario.

2319 visitas