Inicio > Animación > Cmi > Bangladesh

 

 


 



 


Ernesto Sánchez, Superior general

El nuevo comienzo ya ha comenzado
H. Ernesto Sánchez, Superior general



 

FMSI

Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Cuba: Visita del H. Luis Carlos Gutiérrez, Vigario general

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

Archivo de novedades

 

Calendario marista

21 noviembre

Fiesta de la Presentación de la Virgen María

Calendario marista - noviembre

Misión Ad Gentes

 

Carta del H. Hilário Schwab

Cmi

01/09/2008: Bangladesh

Abajo transcribimos un segmento de la carta del H. Hilario, enviada a su provincial H. Demetrio, de la Provincia Cruz del Sur. Hno. Hilario desde Bangladesh nos hace partícipes de cómo se va desarrollando su vida y la de los hermanos que están en los diversos países de Asia involucrados en el proyecto de Misión ad Gentes (MAG).

“Seguimos dándole a la lengua pero hemos dejado un poco las clases para tomar contactos con gente y poder practicar un poco lo que aprendimos en los libros. Y así el Arzobispo nos sugirió distintos lugares donde ir para practicar. Ya hicimos una primera salida y haremos la semana que viene otra. Yo estuve dos semanas con el Hermano de Salomón Islands en una Parroquia de Nagori que está a unos cuarenta kilómetros fuera de Dhaka. Y allí básicamente en la mañana íbamos a un colegio de Hermanas de unas 1.400 chicas y estábamos en alguna clase cada día. Y por las tardes unos jóvenes encargados por el cura nos llevaban a visitar familias rurales en medio de grandes arboledas de los alrededores para charlar un rato en cada familia, y habremos visitado unas veinte. Y se ven muchas cosas nuevas para nosotros, sobre todo la estructura familiar. Las casas suelen tener cuatro cuerpos separados dispuestos en cuadrilátero con un pequeño, llamémoslo patio central en el cual también pasean patos, gallinas, chivitos y alguna vaca (=Goru). En uno están los padres, en otro los hijos varones casados con sus esposas, las hijas casadas se van con el esposo a la otra casa, los chicos de los hijos conviven juntos y en uno de esos cuerpos de edificio está la cocina y comedor. Allí todos cocinan y comen todos de la misma olla. Esto es una larga tradición cultural que se está debilitando en algún caso, porque si por ej. son tres los esposos y uno no tiene trabajo igual come, como no dejan de ser humanos a veces tienen alguna tensión. También se ve el rostro del sufrimiento humano silencioso y así encontré en una casa una abuela de 87 postrada con una diabetes muy avanzada a la cual Champagnat calificaría como Columna de esa familia… Algo le dije a esa gente. Después otra abuela desde hacía un tiempo estaba hemipléjica… me pidió que rezara por ella y me tendió su derecha, la tomé y recé en voz alta el padrenuestro en bengalí…, y no sé…, pero mi sensación fue que alguien había entrado en esa casa…

Al entrar en las casas, todas, lo primero que se ve es una pared llena de imágenes religiosas mezcladas con imágenes familiares. Yo comentaba que parecen capillas. La fe de esta gente se ve, no es que te la expliquen y por eso es creíble. A una familia la encontramos reunida, sentados en el piso sobre una esterilla haciendo oración con la escritura y nos fuimos para volver otro día. El primer día participamos de la oración en una familia. Son ambientes con bastantes vocaciones religiosas y sacerdotales. Los Holy Cross Brothers tienen alrededor de 35 postulantes. Nosotros empezamos muy tímidamente y estamos acompañando unos cuatro o cinco que son de Khulna, lo cual implica viajar o usar el mail… En el seminario arquidiocesano hay algo más de cien.

La próxima semana iré con otro Hermano a St. Gregory School de los Holy Cross Brothers que aquí son muy fuertes y están desde 150 años. El Colegio tiene como 2.000 alumnos y trataremos de practicar algo la lengua. Una pequeña dificultad es que a veces la gente en la calle no habla exactamente la lengua de los libros o no pronuncia igual. Pero como ya dije en alguna nota, estamos mejor que al principio y el momento mariano lo podemos hacer en bengalí. Con la gente solemos hablar “Banglish” (bengalí + english). El esfuerzo que nos implica es grande y a veces cansa. Además está el tema de la casa ya que seguimos en casas prestadas aunque para fin de año queremos estar todos juntos los siete en una sola residencia. Y esto depende del tipo y lugar de misión que quisiéramos desarrollar.”
_____________
H. Hilario Schwab
Dhaka, Bangladesh, 23 de Agosto 2008

7340 visitas
Cmi