Inicio > Animación > Cmi > Filipinas

Gracias, perdón, compromiso




Bicentenario del Instituto
2 de enero 2017

 




 



 

http://www.champagnat.org/000.php?p=432

Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Madagascar: La facultad del colegio St Joseph, Antsiranana

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

Archivo de novedades

 

Calendario marista

25 marzo

Solemnidad de la Anunciación del Señor
Santos : Dimas, Humberto, Isaac, Lucía

Calendario marista - marzo

Un retiro centrado en la espiritualidad misionera

 

7º grupo Ad gentes

Cmi

04/10/2010: Filipinas

Del 30 al 4 de septiembre de 2010, tuvo lugar en la casa de espiritualidad de las Hermanas Franciscanas de Davao (Filipinas), el retiro de los miembros del 7º grupo Ad gentes. Se ha vuelto prácticamente una tradición, que este retiro sea animado por el antiguo Superior general de los Combonianos, el P. David Glendan, actualmente secretario de la Conferencia de los Superiores generales en Roma. El hecho de mantener esta tradición es testimonio de la cualidad espiritual y misionera con la cual el P. David dirige estos retiros. En efecto, estas jornadas especiales se han centrado sobre lo que podríamos llamar una “espiritualidad misionera”. De manera sencilla pero profunda, el P. David ha tocado aspectos importantes de la vida misionera, tanto de los hermanos como de los laicos: son “GRACIAS” en el sentido bíblico y teológico del término. Gracias que hay que pedir porque, sin ellas, el misionero no es un misionero según el espíritu de la Iglesia de Dios. Fueron mencionadas siete “gracias”, un día tras otro, siguiendo los temas del retiro. Además, el P. David se mostró buen conocedor de la literatura marista ya que se refirió a ella frecuentemente. El retiro se transformó así en un tiempo fuerte según la “tradición marista”.El tema del primer día fue la oración, con la siguiente “gracia”: el misionero está llamado, cada día a contemplar al mundo con los ojos y el corazón de Dios (cf. AdR 90).El tema del segundo día fue la presencia, con la siguiente “gracia”: el misionero está llamado a desarrollar una relación con Dios, que se vuelva la fuente cotidiana de renovación espiritual y de dinamismo apostólico, como fue el caso para Marcelino (cf. AdR 18).La llamada fue el tema del tercer día, con la “gracia” siguiente: que nuestro trabajo misionero esté fundado sobre la experiencia de sentirse profundamente amado por Jesús (cf. AdR 154).La misericordia fue el tema del cuarto día, con la “gracia” siguiente: el misionero es aquel que se siente en paz consigo mismo, una persona creada por Dios (cf. AdR 36).El tema del quinto día fue la cruz, con la siguiente “gracia”: el misionero es aquel que está llamado a permanecer con Jesús en la hora de su pasión y de su muerte (cf. AdR 22).El tema del sexto día estuvo centrado en María, con la siguiente “gracia”: el misionero es alguien que sigue a Jesús al estilo de María, “la mujer que llevaba el polvo del camino en los pies” (cf. AdR 28-29).Ser enviado: tal fue el tema del séptimo día, con la siguiente “gracia”: el misionero marista es aquel que, a ejemplo de Marcelino, está dispuesto a llevar la educación y la presencia marista a los lugares y las situaciones que piden el abandono de las propias seguridades, arriesgando la propia vida (cf. AdR 155).Algunos días después de este retiro, 4 hermanos y 5 laicos fueron enviados a distintos países de Asia. Acompañados de estas “gracias” del Señor, esperamos que estos 9 nuevos misioneros maristas sean personas de gran calidad apostólica y espiritual. Ésta es otra gracia muy importante que pedimos a Dios en el momento del envío. En los próximos días ellos mismos se presentarán en nuestra página web. Cuando leo sus testimonios, me siento tocado por la fuerza espiritual que se desprende de los mismos. Y nace en mí la certeza de que estamos en presencia de misioneros maristas según el corazón de Dios._____________H. Teófilo MingaCoordinador del Proyecto Ad gentes

5152 visitas
Cmi