Inicio > Animación > Cmi > India

 

 


 



 


Emili Turú - La Valla: casa de la luz

Emili Turú
Superior general



 

FMSI

Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Italia: Camaldoli: Formación de los candidatos al Programa Lavalla200>

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

Archivo de novedades

 

Calendario marista

22 junio

Santos: Paulino, Tomás Moro, Juan Fisher

Calendario marista - junio

Con María de prisa a West Bengal

 

Ad gentes: H. José Javier Bometón Aguilar

Cmi

26/10/2010: India

Siento profunda alegría al compartir cuáles son los motivos más profundos por los que me he comprometido a participar en el programa “Misión ad gentes en Asia”. Fue la petición de voluntarios maristas, de nuestros Superiores en Roma, lo que marcó mi decisión a seguir este llamado, que siempre lo consideré como un auténtico regalo de Dios.Estar presentes como hermanos maristas en Asia e incrementar cualitativamente la presencia cristiana en este continente son dos aspectos que mueven mis sentimientos más profundos y que me ayudaron en el discernimiento a la hora de comprometerme con este programa.Siento en lo más profundo de mi alma la necesidad de que pueda nacer con fuerza la vida marista en nuevas zonas de Asia y en mi caso concreto en el “West Bengal” (India). Pido a Dios que los jóvenes hindúes sientan la vocación de hermano marista como un personal llamado en su seguimiento a Cristo, sintiendo profundamente en sus vidas la presencia amorosa de María. Conociendo a Jesús, amándolo y dándolo a conocer y amar a los niños y jóvenes pobres de su país.Bienvenido sea este nuevo llamado de Dios a nuestro Instituto marista, que nos permite vivir desde las directrices de nuestro último Capítulo general: “¡Con María, salid deprisa a una nueva tierra!”. Y vivir este mandato no solamente desde una dimensión psicológico-espiritual sino también desde una dimensión físico-geográfica.Quiero ser un activo colaborador en la construcción de comunidades maristas en Asia, conformadas por hermanos y laicos maristas, en las que trabajando por los niños y jóvenes pobres del “West Bengal”, compartamos con sencillez y alegría consagración y carisma, fe y vida y todo esto en un ambiente internacional, intercultural e interreligioso.Hacen eco en mí las palabras de Jesús: “Vayan a todas las naciones…” y el deseo de nuestro santo Padre Marcelino Champagnat: “Todas las diócesis del mundo entran en nuestras miras…”. Siento una profunda alegría, como marista, al poder manifestar en Asia el rostro mariano y materno de nuestra Iglesia católica. La frase de Marcelino: “Hacerse hermano marista es comprometerse a hacerse santo” es un gran reto a la hora de vivir en una población tan religiosa como la hindú. Dios me invita a una conversión personal que me permita vivir mi consagración marista en medio de una sociedad minoritariamente cristiana. Agradezco a Dios su llamado misericordioso y la generosidad que ha depositado en mi corazón para responder con alegría a este llamado y agradezco a María su amor maternal al hacer sentirme en todo momento su hijo. Quiero agradecer a todos mis hermanos maristas, familiares y amigos su profundo respeto a mi opción y su promesa de oración para que Dios “rico en misericordia” y María “nuestra Buena Madre” sigan construyendo, a través de este hijo suyo en West Bengal la “civilización del amor”._________________Hno. José Javier Bometón Aguilar, Fms.Davao 14 de Septiembre de 2010

6102 visitas
Cmi