Inicio > Animación > Cmi > Brasil

Gracias, perdón, compromiso




Bicentenario del Instituto
2 de enero 2017

 




 



 

http://www.champagnat.org/000.php?p=432

Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Madagascar: La facultad del colegio St Joseph, Antsiranana

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

Archivo de novedades

 

Calendario marista

25 marzo

Solemnidad de la Anunciación del Señor
Santos : Dimas, Humberto, Isaac, Lucía

Calendario marista - marzo

Proyecto misión ad gentes

 

La Misión ad gentes y las Fraternidades Maristas del MChFM de Porto Alegre y Montenegro

Cmi

28/11/2010: Brasil

El día 20 de octubre se reunieron los representantes de las fraternidades de Porto Alegre y Montenegro para recibir una información sobre el Proyecto misión ad gentes. Contamos con la presencia del hermano José Bernardi, coordinador de algunas fraternidades del MChFM de la Provincia de Rio Grande do Sul (Brasil). La reunión tuvo lugar en la casa de uno de los asociados. Era una casa verdaderamente marista ya que no faltaba la estatua de la Buena Madre, la estatua de Marcelino Champagnat y otras referencias maristas. Además y esto nos llamó la atención en todos los lugares por los que pasamos en Brasil: la presencia de los símbolos maristas en todas partes, desde la Universidad a la más simple escuela primaria, desde los hospitales maristas a las obras sociales. Alguien decía, un poco en broma y un poco en serio: “el brasileño es marista”, tomando un dicho latino-americano que dice que “el latinoamericano es mariano”. Y otro corregía: “muchos brasileños son maristas”.Muchos de los que estaban allí, era la primera vez que oían hablar del Proyecto misión ad gentes y por lo tanto, tenían una curiosidad natural. ¿De qué se trata realmente?Según la buena costumbre brasileña no faltó el churrasco y la caipiriña (bebida local) en esta reunión informal que se prolongó desde las 18 horas hasta la 1 de la mañana del día siguiente. No se trató de ninguna exposición formal sobre el proyecto. Se trató de un diálogo participado “en torno a la misma mesa”, donde se expresaron al Coordinador ad gentes las más diversas dudas y preguntas.Una idea que estuvo presente en nuestro diálogo fue: “¿cómo podemos nosotros, miembros de las Fraternidades, ser misioneros y ayudar a la misión ad gentes?” Recordamos entonces a las grandes figuras de la Iglesia relacionadas de un modo u otro, con las misiones. Hay quienes parten muy lejos, hay otros que son misioneros en el lugar donde trabajan. Hablamos de San Pablo, de San Francisco Javier, hombres que anduvieron un poco por todas partes, precisamente en misión ad gentes. Pero hablamos también de Marcelino Champagnat y de la figura mundialmente conocida de Santa Teresa del Niño Jesús que sin salir de su convento es patrona de las misiones. ¿Y quién podría dudar del celo misionero de Champagnat?Cada uno fue invitado a reflexionar en la manera de ser misionero en el lugar donde uno vive. Pero al mismo tiempo, no descartamos la hipótesis de que alguien pueda sentir la llamada a partir lejos. Además, esta Provincia de Rio Grande do Sul tuvo en el pasado y tiene aún una gran tradición misionera. A título de ejemplo se habló de Angola y de Mozambique: recordamos algunos nombres de hermanos de extraordinario valor científico y pastoral, hoy sepultados en esas tierras: los hermanos Pasa, Justino, Jovtei, Carlos Tesche. Este último fue uno de los grandes obreros de la Universidad de Luanda (departamento de Física e Informática) y un trabajador incansable en la propagación de la devoción a María en tierras angolanas. Otros están sepultados en Brasil, pero dieron prácticamente toda su vida a aquellas tierras: recordamos al H. Ignacio Gregory que pasó 44 años en Mozambique y al hermano Antonio Bet que pasó también algunas decenas de años en Angola. Tampoco dejamos de mencionar a dos “glorias” todavía bien vivas en la provincia: el hermano Cláudio de 80 anos, obrero incansable de la obra marista en Mozambique durante más de 35 años y el hermano Firmino que desarrolló su actividad en Mozambique y en Angola por más de 40 años. ¡Qué ejemplos!Otra idea que estuvo presente en nuestro intercambio fue la presencia de los laicos en la misión marista. Este punto tampoco es nuevo. Siempre hubo laicos en la misión marista. Algunos de los presentes hablaban de ejemplos bien concretos. Lo que es nuevo es tal vez la presencia en la misión ad gentes. ¿Y por qué no? Se subrayó el bautismo como sacramento y como fuente de toda la misión. Todo bautizado, ministro ordenado o no, puede ser llamado a la misión AG. Un ejemplo muy concreto fue el último grupo ad gentes (el séptimo) que puede ser considerado un “grupo histórico” en la historia de la Congregación marista. Fue el primero grupo en el que había “laicos misioneros maristas” y eran hasta más numerosos que los hermanos: 5 laicos (cuatro mujeres y un hombre) y 4 hermanos.Queda abierta la posibilidad de tener en el futuro laicos y laicas de la provincia en misión ad gentes. Se recordó una tradición que tenía el Brasil, a través de la Conferencia de los Religiosos Brasileños (y que acabó hace unos dos o tres años) de mandar tres misioneros (sacerdotes y laicos o laicas) a las misiones maristas de Angola y Mozambique. Sería muy útil resucitar esa tradición. Esto queda como un mensaje para la UMBRASIL (organismo marista supra-provincial que coordina las actividades maristas globales relacionadas con la presencia marista en el Brasil).No es posible desarrollar en este breve artículo toda la conversación que se prolongó durante casi siete horas y que terminó solamente porque se hizo muy tarde. No faltaron, para amenizar el intercambio de opiniones, los cantos bien maristas del hermano Bernardi tan en sintonía con el mundo marista (espiritualidad y misión) y las Fraternidades MChFM. Fue un encuentro fraterno muy positivo que valió la pena._____________H. Teófilo MingaCoordinador de AD GENTES

6624 visitas
Cmi