Inicio > Animación > Cmi > Camboya

 


 


 



 


Emili Turú - La Valla: casa de la luz

Emili Turú
Superior general



 

FMSI

Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Bangladesh: Giasnogor

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

Archivo de novedades

 

Calendario marista

29 mayo

Santos: Justo, Maximiliano y Sofía.
1955: beatificación de Marcelino Champagnat por el papa Pío XII.

Calendario marista - mayo

Ad Gentes, Phnom Penh

 

Un hermano del programa ad gentes dirige un centro estudiantil de la iglesia católica

Cmi

09/03/2012: Camboya

El Centro Estudiantil De La Iglesia Católica (CCSC) es la respuesta de la Iglesia Católica ante las necesidades de los estudiantes de escasos recursos que son talentosos; chicos y chicas que no podrían continuar su educación superior sino recibieran ninguna ayuda. Dichos estudiantes han participado en los programas que las parroquias de las tres diócesis de Camboya crearon, con el fin de apoyar a los jóvenes camboyanos, mas desfavorecidos, para que continuaran con su educación superior.

El proyecto comenzó en 1999 bajo la dirección del Padre John Ashley Evans, SJ. Las antiguas habitaciones de la parroquia de San José (Phsar Touch) fueron usadas como habitaciones, comedor y salas de estudio. Se construyó un nuevo edificio en septiembre de 2001, gracias al donativo concedido por Missio Aachen. La misión se comprometióa financiar el valor del proyecto desde septiembre de 2008.

El proyecto CCSC no solo busca alojar y cubrir los gastos de matrícula de sus estudiantes, sino que también les ofrece numerosos programas que les ayudan a desarrollarse y a crecer como seres humanos, ciudadanos comprometidos y católicos fieles, si esa es su decisión. Algunos de estos programas son: debates políticos bimensuales, talleres sobre temas de importancia, compartir una comunidad de vida cristiana, torneos deportivos, sesiones especiales durante los tiempos litúrgicas, oración de Taizé, celebración eucarística semanal y un momento diario de oración nocturna, clases de inglés y voluntariado en servicios sociales o pastorales durante los fines de semana.

Hasta este momento once grupos de estudiantes se han beneficiado de este proyecto, lo cual les ha permitido concluir satisfactoriamente sus estudios universitarios. La gran mayoría de ellos juegan un rol preponderante en la animación de la Iglesia a nivel local, confían sus servicios profesionales a ONGs, instituciones públicas y privadas en el país y fuera de él, y están haciendo una contribución positiva a la sociedad. La CCSC es considerada por la Iglesia Católica como un proyecto significativo, ya que es la plataforma para la formación cristiana de los jóvenes católicos laicos.

El proyecto apoya actualmente a 64 estudiantes (24 hombres y 40 mujeres -17 de ellos viven en una casa arrendada llamada “Centro Santa Clara”).

El hermano Diego Zawadzky fue nombrado por Monseñor Olivier Schmitthaeusler, Vicario Apostólico de Phnom Penh, como coordinador del proyecto CCSC para los tres próximos años, comenzando en septiembre de 2011. Como coordinador, el hermano Diego asume las siguientes responsabilidades: (1) dirigir y animar la formación espiritual, moral, intelectual, cultural y física de todos los estudiantes en el proyecto CCSC, incluyendo a quienes ya han salido de los centros- ofreciéndoles un programa adecuado de formación; (2) mantener un espíritu de comunidad cristiana al dialogar con todos y resolver problemas internos; (3) dirigir los encuentros semanales del Comité Ejecutivo, compuesto por los directores de los dos centros y sus respectivos asistentes; (4) dirigir los asuntos financieros y administrativos con el fin de asegurar la transparencia en las transacciones y (5) preparar informes escritos anuales para las agencias de financiación y el Consejo Episcopal.

Esta responsabilidad es para Diego una excelente oportunidad que le permite involucrarse en la vida misionera de la Iglesia local y estar en contacto directo con una gran cantidad de jóvenes camboyanos, lo que le lleva a conocerlos mejor y servirlos de un modo más efectivo. Constituye también una oportunidad para establecer contactos estratégicos con los líderes eclesiásticos y, por supuesto, un espacio inestimable para mejorar sus habilidades lingüísticas. Todo ello  beneficiará seguramente a la presencia marista en Camboya, especialmente en el campo de la pastoral vocacional.

Diego confía en el apoyo espiritual y material de la Familia Marista a nivel mundial y, en modo especial, de todos aquellos que forman parte del sector AD GENTES.

________________

Te gustaría de ser misionero Ad Gentes? Contacta tu provincial y informa la coordinación Ad Gentes en Roma en el correo siguiente: teofilominga@gmail.com

8043 visitas
Cmi