Inicio > Animación > Cmi > Casa general

 

 


Para recibir noticias sobre el Capítulo en su correo, haga clic aquí y rellene el formulario

 


 



 


Emili Turú - La Valla: casa de la luz

Emili Turú
Superior general



 

FMSI

Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Tanzania: Niños maristas cantando durante la celebración del 25 aniversario - Mwanza

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

Archivo de novedades

 

Calendario marista

24 septiembre

Nuestra Señora de la Merced
1836: profesión religiosa del P. Champagnat y de los primeros padres maristas

Calendario marista - septiembre

Proyecto de solidaridad con Sudán del Sur

 

Comunidad de Malakal

Cmi

11/01/2014: Casa general

Los cambios en el gabinete del gobierno nacional en Sudán del Sur, el país más joven del mundo, trajo consigo revueltas sociales en muchas ciudades, especialmente en Malakal que ha estado sujeta a ataques de bandos rivales durante todo este período. Solidarity with South Sudan tiene una Escuela Normal para maestros en esta ciudad. Gracias a Dios, el curso escolar ya había terminado y los alumnos habían regresado a sus aldeas. 

El Hermano Christian Mbam, de la Provincia de Nigeria, de la comunidad de Malakal, se marchó de vacaciones para Nigeria antes del inicio de la crisis en la región. Regresó el 8 enero para el Sudán del Sur.

Todos los miembros del proyecto Solidarity están muy agradecidos por su apoyo y oración. Durante los cuatro días de continuo bombardeo que sufrieron, los religiosos y voluntarios seglares se han sentido apoyados gracias ala constante presencia –a través de internet, teléfono skype, etc. – de muchas comunidades religiosas de todo el mundo. Todos ellos están ilesos, lo mismo que los edificios de la escuela y de la comunidad. Por el momento, con la llegada de refuerzos de parte del gobierno central, la tranquilidad ha vuelto a la ciudad. Sin embargo, la carestía de alimentos es un problema serio ya que los mercados y bodegas fueron arrasados por el fuego. Debido a la falta crónica de infraestructura, es fácil imaginar la dificultad de enviar alimentos y de movilizar gente en el país.

Por el momento es imposible calcular el número de muertos y heridos, y la magnitud del daño causado en Malakal y en otras partes del país; la información precisa será solamente posible cuando la situación vuelva a la normalidad, quizá –así lo esperamos– en las próximas semanas. El pueblo de Sudán del Sur ha sufrido tantos años de guerra civil que es difícil imaginar el efecto de este nuevo despertar de hostilidades entre diversos grupos étnicos, unidos –hasta lograr su independencia– gracias a su común rivalidad contra la población predominantemente árabe y musulmana del norte. Esperemos que los daños no continúen indefinidamente y que sus sufrimientos tengan un tiempo de sosiego.

Las áreas más afectadas por el conflicto siguen siendo los estados de Unity, Jonglei y Alto Nilo. Los miembros de la comunidad de Malakal, situada en el estado de Alto Nilo serán transferidos a otras partes del país para apoyar otros programas de formación ya establecidos. 

Última noticia: el 2 de enero, los miembros de la comunidad de Malakal que todavía estaban en la ciudad salieron con un avión de las Naciones Unidas. Los hermanos y hermanas decidieron salir de Malakal no por causa de los riesgos personales, sino porque non hay perspectivas de continuar, a corto plazo, el trabajo de Teacher Training y porque el centro de la ciudad ha sido destruido; no hay medio de conseguir alimentos, agua y luz.

_________________

Carta del H.  Christian Mbam - 9 de enero 2014

 I returned to South Sudan yesterday after my five weeks holiday. When I left, the country was quiet but a week or so after, news of fighting and killing came on the media. There was very serious fighting in Malakal, where  my community is located, I learnt. Because people are scattered and afraid, the training  college will not open and so the members have been moved to other locations. By the end of today I will learn where I should go, either temporarily or permanently.

Meanwhile, fighting is going on in the north of the country, with government trying to retake the cities and grounds run over by the rebel group. I also learnt that the city of Malakal, though retaken by the government, is spotted with the rebel group around it. That means that fighting may resume there sooner or later.

You may have read the content of the attached article to tis mail. All the same I send it, in case you may not have see  it.

I have encouraged the Province to consider a mission in South Sudan. I hope the Chapter considered that, as I left earlier than the close of the Chapter.

Thanks for your support.

 Brother Christian Mbam - 9 January 2014.

3777 visitas
Cmi