Para recibir noticias sobre el Capítulo en su correo, haga clic aquí y rellene el formulario

 


 



 


Emili Turú - La Valla: casa de la luz

Emili Turú
Superior general



 

FMSI

Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

España: Protección a la Infancia | Maristas Compostela

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

Archivo de novedades

 

Calendario marista

25 septiembre

Santos: Gerardo, Félix, Roberto
1897: partida de los primeros hermanos a Brasil

Calendario marista - septiembre

Proyecto Lavalla200>

 

Comunidad intercultural e internacional en Siracusa

La Valla 200>

29/12/2016: Italia

Las nuevas comunidades internacionales en etapa de creación son las siguientes: Tabatinga (Amazonia, Brasil), Harlem Este (Nueva York, Estados Unidos), Monte Druitt (Sídney, Australia) y Siracusa (Sicilia, Italia). Esta última es la nueva comunidad de la región europea.

Ha sido un tema de mucha reflexión y debate en las cinco Provincias maristas de Europa incluso durante el reciente encuentro de la CEM (Conferencia Europea Marista). El Presidente de la CEM escribe: “siendo conscientes de que se trata de una nueva comunidad vinculada a todas las Provincias de Europa, animamos a estas Provincias, a las comunidades y a los hermanos a que mantengan una gran cercanía mediante la comunicación y el apoyo”. Cumplimos con ello, publicando, con sumo gusto, el siguiente reportaje del hermano Michael Callinan, uno de los miembros de la nueva comunidad de Siracusa.

_______________

Después de un prolongado tiempo de discernimiento, la primera comunidad Lavalla200> de la región europea comenzó a tomar forma. Las cosas comenzaron en serio hace poco menos de dos meses para la nueva comunidad marista de Europa, en Siracusa, una ciudad pequeña, pero bien conocida, de la costa oriental de Sicilia. Los europeos son conscientes de lo que se está solicitando a algunos países debido a la irrupción de los que buscan asilo, y tal vez Italia esté sintiendo mayor presión, sobre todo en el sur.

La isla italiana de Lampedusa, cercana a Libia, es el punto de destino de muchas endebles barcazas, repletas de emigrantes, que consiguen o no su objetivo. Hasta la fecha, más de 150.000 personas han conseguido alcanzar las costas italianas durante 2016. Un número significativo de ellas son menores de edad no acompañados, la mayoría varones. Las necesidades educativas y formativas de este colectivo de niños y jóvenes es el objetivo previsto de la comunidad Lavalla200> de Siracusa.

Los miembros de esta nueva comunidad, intercultural e internacional, han sido elegidos entre los que participaron en el programa de formación Lavalla200> del año 2016. Forman la comunidad Mario Araya Olguín, de 31 años, laico marista de Chile (Provincia de Santa María de los Andes); Michael Callinan, de 49 años, hermano australiano (Provincia de Australia); Gabriel Bernardo Da Silva, de 27 años, laico marista de Brasil (Provincia de Brasil Centro-Sul) y Onorino Rota, de 69 años, hermano italiano (Provincia Mediterránea).

H. Onorino ha estado preparando la fase de establecimiento (junto con otros hermanos de la Provincia Mediterránea) durante varios meses y fue el primero del grupo en llegar a la residencia de la comunidad de Siracusa. Cuando concluyeron los acuerdos con la diócesis de Siracusa sobre alojamiento y otros asuntos prácticos, Miguel, Mario y Gabriel, un par de semanas después, llegaron tras haber solucionado sus problemas de visado.

Los tres no europeos están inmersos, diariamente, en el estudio de la lengua italiana, y la comunidad en pleno ha comenzado su voluntariado en un centro de primera acogida para los menores no acompañados, situado a unos quince minutos en el norte de Siracusa. La mayoría de los muchachos y jóvenes proceden de África occidental. Este apostolado es uno de los primeros pasos que está dando la comunidad; se están llevando a cabo otras líneas de actuación con la sección diocesana de Cáritas italiana, la Cruz Roja italiana y otras organizaciones sin ánimo de lucro.

Ciertamente existe una clara necesidad de educación, formación y acompañamiento de los jóvenes que buscan asilo, especialmente en esta parte de Europa. Han arriesgado sus vidas para escapar de situaciones de violencia, pobreza, persecución y conflictos armados. Los miembros de la comunidad Lavalla200> miran hacia el futuro: su progreso en el dominio de la lengua italiana les ayudará a llevar esperanza y apoyo concreto a estos jóvenes que buscan ayuda. La iglesia local, las diferentes organizaciones sin ánimo de lucro y las organizaciones ya han dado la bienvenida a este primer compromiso de los miembros de la comunidad, aunque es un compromiso muy temprano para la vida y la misión de la comunidad Lavalla200>.

_______
H. Michael Callinan

 

1910 visitas
La Valla 200>