Inicio > Animación > Cmi > La Valla 200> > Casa general

 

 


 



 


Ernesto Sánchez, Superior general

El nuevo comienzo ya ha comenzado
H. Ernesto Sánchez, Superior general



 

FMSI

Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Madagascar: Escuela secundaria St Joseph, Antsirabe

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

Archivo de novedades

 

Calendario marista

14 diciembre

Santos: Juan de la Cruz, Isidro, Abundio

Calendario marista - diciembre

Comunidades Internacionales para un Nuevo Comienzo

 

El grupo Lavalla200> 2017 clausuró su programa de formación en el Hermitage

La Valla 200>

24/07/2017: Casa general

Después de casi dos meses en San Martino a Monte, la última semana de formación del segundo grupo del proyecto Lavalla200>, del 29 de junio al 2 de julio, se vivió intensamente "siguiendo las huellas de Champagnat", recorriendo esa tierra donde todo nació, caminando por sus sendas, orando delante de las mismas imágenes y en los mismos lugares que fueron su inspiración.

El hermano Hipólito Pérez dirigió los dos últimos días, dedicados a la síntesis personal: “¡descálzate, esta es tierra santa!”  fue su invitación a los participantes, repitiendo el gesto de Moisés en el Monte Horeb, donde recibió su misión cara a cara con "lo divino".

Todos hemos tenido la oportunidad de reflexionar sobre lo que ha significado San Martino a Monte, para el "nuevo comienzo" al que estamos invitados a dar vida, y de hacer una síntesis de esta experiencia personal.

Pero la experiencia ha sido especialmente comunitaria y ha cambiado (probablemente de manera permanente) la manera de ser maristas juntos, hermanos y laicos, de diferentes generaciones, de lenguas y culturas distintas entre sí... Sin embargo, la unidad que experimentamos ha sido tan fuerte, tan intensa, tan contagiosa, que hizo que nos sintiéramos realmente "un solo cuerpo". Es lo que todos han señalado en la puesta en común, sin desechar la concreción y aportando sugerencias para mejorar la formación del siguiente grupo en el 2018.

También el hermano Emili, Superior general, compartió con nosotros los dos días de síntesis, antes de reunirnos a todos ante la urna de Champagnat donde repitió con cada uno el gesto de Marcelino: “Vete, y sé presencia de María... en Tabatinga (Brasil), en Atlantis (Sudáfrica), en East Harlem (Estados Unidos), en Moinesti (Rumania) y en el Distrito marista de Asia. Al entregarnos a cada uno el símbolo de la pequeña cruz marista nos recordó dos expresiones bíblicas: la primera muy frecuente: “¡no temáis!” y la segunda, de Pablo a Timoteo: “¡El Señor se fía de ti!”.

El último día reunidos todos en Fourvière, ante la “Buena Madre”, para dar las gracias y para la Promesa, como hicieran Champagnat y los primeros maristas:

“Para nosotros, maristas de Champagnat, participar al programa Lavalla200> 2017, ha sido un privilegio, un regalo y un sueño. Un privilegio por el desafío de llegar a conocer y apreciar la diversidad y, descubrir el misterio en cada uno de nosotros. Un regalo porque hemos vivido juntos en fraternidad y descubierto al otro como una hermana o hermano. Un sueño porque hemos compartido la riqueza de nuestro Carisma marista de manera sincera y profunda. …

Nos comprometemos: a dedicar con regularidad tiempos para ir al “pozo profundo de nuestro ser” y hacer surgir la fuerza interior del Espíritu Santo… a vivir como comunidad intercultural abrazando la diversidad, dejándonos enriquecer por las diferentes culturas, siendo pacientes y humildes cuando surjan dificultades, en unión de vocaciones y sueños compartidos… a ser presencia significativa evangelizadora entre los niños y jóvenes que viven en situación de vulnerabilidad…”

1191 visitas
La Valla 200>