Inicio > Animación > Cmi > Italia

Sínodo sobre los jóvenes

 


 



 


Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Filipinas: Retiro de hermanos en Lake Sebu, South Cotabato

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

 


Llamadas del XXII Capítulo General



FMSI


Archivo de novedades

 

Calendario marista

23 octubre

Santos:Juan de Capistrano, Servando

Calendario marista - octubre

Lavalla200> 2018 - Semana 3

 

Formación sobre comunicación asertiva y experiencias interculturales

Cmi

28/05/2018: Italia

El grupo de candidatos de 2018 en el programa del Instituto Marista de Comunidades internacionales para un nuevo comienzo (Lavalla200>) está realizando su formación desde principios de mayo.

Después de la primera semana en la Casa General, ahora se encuentra en San Martín a Monte. A continuación, sigue la descripción de cómo fue el período del 21 al 26 de mayo.

La tercera semana se inició con el módulo de comunicación de Louise Evans. Ella presentó a los participantes la metodología de las cinco sillas como formas de comunicación.

Cada una de ellas tiene color, animal y características propias.

  • Existe la silla roja (Chacal), que representa el ataque y la crítica a los demás, lo que resulta en conflicto, sufrimiento y separación.
  • La silla amarilla (Erizo) consiste en victimizarse, herirse a sí mismo y anulación.
  • Existe también la silla verde (Suricato), que trae la perspectiva de la pausa, de la espera y de la curiosidad. El perfil de esta comunicación es la observación; la ausencia de juicios, la calma de los pensamientos, los cuestionamientos y la ponderación sobre posibles opciones que se pueden hacer a partir de una situación.
  • La silla azul (Delfín) consiste en analizar los sentimientos y las necesidades que pasan dentro de sí. Se destaca la responsabilización por lo que se dice y se hace. El resultado de esta comunicación es la autoconciencia; el individuo se siente empoderado y asertivo.
  • Por último, la silla violeta (Girafa), que prevé la empatía y el análisis de las situaciones a partir de lo que los demás están sintiendo y precisando. Se trata de una comunicación conectada consigo y con los demás.

De acuerdo con la laica Silvia Pérez, de Bolivia, el módulo fue muy especial, pues los tipos de comunicación podrán facilitar la vida en fraternidad a lo largo de la experiencia Lavalla200> en los lugares de misión. Ella afirma que, con este módulo, se logra reconocer debilidades en la comunicación y resaltar también las propias cualidades para una comunicación más asertiva.

A lo largo de la semana, los participantes pudieron tener un tiempo para el silencio y la contemplación de todo lo que se aprendió. Se les permitió un retiro para hacer una síntesis personal, seguido de un compartir con el resto del grupo.

 

En la segunda parte de la semana, el grupo recibió la visita de algunas personas que ya vivieron o vivían la experiencia de comunidades internacionales: integrantes de la Comunidad Internacional de Siracusa (Italia) del Proyecto Lavalla200>, que compartieron la experiencia que viven con los refugiados; el H. Pau Fornells (secretario del Superior General), que habló sobre su experiencia con pueblos indígenas de Ecuador; y la laica Rosa Schiaffino (España), que estuvo como voluntaria en Tailandia y que forma parte de la clase 2018 del programa de formación.

El H. Pau Fornells abordó la importancia de considerar la vida comunitaria como un espacio de misión de Hermanos y Laicos, sumergidos en la espiritualidad que se revela en el día a día. Para él, una comunidad intercultural debe dejarse penetrar por las semillas de Dios y sugiere que sus integrantes se coloquen en la posición de observadores y oyentes. “Más que querer enseñar de manera intelectual, hay que aprender a través de la observación y la escucha atenta”, afirma.

El Hermano Ricky Gomez (Venezuela), de la comunidad de Siracusa, compartió que, en una comunidad Lavalla200>, lo más importante es lo que se vive y no necesariamente lo que se hace; muchas veces el trabajo es una consecuencia natural a partir de la construcción de la vida en fraternidad.

Al final de la semana los participantes celebraron el cumpleaños de dos participantes, Juliana Fontoura (Brasil) y Rosa Schiaffino (España), con una celebración comunitaria.

2969 visitas
Cmi