Inicio > Animación > Cmi > Estados Unidos

 

 


Para recibir noticias sobre el Capítulo en su correo, haga clic aquí y rellene el formulario

 


 



 


Emili Turú - La Valla: casa de la luz

Emili Turú
Superior general



 

FMSI

Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Tanzania: Niños maristas cantando durante la celebración del 25 aniversario - Mwanza

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

Archivo de novedades

 

Calendario marista

24 septiembre

Nuestra Señora de la Merced
1836: profesión religiosa del P. Champagnat y de los primeros padres maristas

Calendario marista - septiembre

Día de Acción de Gracias

 

Hermanos de la Misión ad gentes en Chicago

Cmi

27/11/2007: Estados Unidos

El pasado 22 de noviembre, jueves, los hermanos de la Misión ad gentes que se encuentran en Chicago tuvieron una pequeña experiencia de “inculturación” al celebrar el Día de Acción de Gracias.
Las tres comunidades de hermanos de Chicago se reunieron a comer en la casa de la comunidad del monasterio, aportando cada una su detalle para la comida. De esta manera, todos los hermanos de la ciudad compartían la tradicional fiesta en la que se da gracias a Dios por los bienes recibidos. Algunos dieron comienzo a las celebraciones viendo por la televisión la famosa cabalgata de Macy, que recorre este día las calles de New York. Antes de sentarnos a la mesa tuvimos un rato de oración para dar gracias a Dios por los beneficios que nos ha otorgado.

Al terminar la oración, el H. Michael Flanigan, delegado del Superior General, aprovechó el momento de encuentro para expresar su agradecimiento al H. Seán y al H. Luis Sobrado, así como a los hermanos de la zona de Chicago, por todo lo que han hecho y siguen haciendo en favor de la Misión ad gentes. También dio las gracias al H. Rick Carey, rector de la Marist High School, rogándole que transmitiera los mismos sentimientos al profesorado y a los alumnos del centro por su colaboración en el proyecto. Y tuvo palabras especiales de agradecimiento para la comunidad del monasterio por haber acogido en su casa de manera tan cordial a los hermanos misioneros.

Como es natural, en la comida no faltó el pavo tradicional, con las patatas dulces y el clásico “relleno”, entre otras muchas cosas. Pero esta vez, el ágape tenía algo de extraordinario debido a la presencia de tantos hermanos de otros países. Hasta el tiempo quiso poner su parte, obsequiándonos con una ligera nevada matinal, lo cual fue también una entera novedad para algunos de los presentes. En resumen, fue un Día marista de Acción de Gracias muy especial.

8065 visitas
Cmi