Inicio > Noticias > Mozambique: Seminario en el noviciado de Matola

 

 

 



NoticiasElegir

  • Noticias
  • 2019 | 2018 | 2017 | 2016 | 2015 | 2014 | 2013 | 2012 | 2011 | 2010 | 2009 | 2008 | 2007 | 2006 | 2005 | 2004
  • Más populares | Estadística
  • Calendario
  • Última noticia

 


Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

México: Formarme, Merida

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

 


Llamadas del XXII Capítulo General



FMSI


Archivo de novedades

 

Calendario marista

18 marzo

Santos: Cirilo de Jerusalén, Salvador de Horta y Eduardo
1978, primera fundación marista en isla de Tonga

Calendario marista - marzo

Ad gentes

 

Archivo

Seminario en el noviciado de Matola

15/03/2012: Mozambique - Álbum fotográfico

Del 27 de febrero hasta el 02 de marzo se llevó a cabo en el Noviciado de la Provincia de África Meridional, en Matola, Mozambique, un seminario sobre el Proyecto Ad Gentes. Asistieron al encuentro los 15 novicios y el equipo de formación. Este seminario fue orientado por el Coordinador Ad Gentes hermano Teófilo Minga. En el método, copiando un poco el título del libro del cardenal Martini, "Conversaciones nocturnas en Jerusalén"  cada día se realizaran las "Conversaciones nocturnas en el noviciado de Matola". Fueron 45 minutos después de la cena. Se revisaba el día dejando hablar el corazón y compartiendo con los otros en un modo reflexivo y casi de oración, la riqueza del día que terminaba. El ejercicio resultó muy útil. En estas conversaciones pasaran los cinco temas del seminario: el pasado de Ad Gentes, el presente de Ad Gentes, el futuro de Ad Gentes, un día con S. Pablo y testimonios del grupo  2012.

Conversación nocturna I - El pasado de Ad Gentes

Después de cenar y durante 45 minutos hacíamos la revisión del día. Sin papeles, sin computadora, sin imágenes, queríamos dejar hablar el corazón y compartir con los demás de una forma reflexiva y casi orante la riqueza (o también la pobreza) del día que terminaba. El ejercicio se ha revelado muy útil. Omitimos, como natural, el nombre de los participantes.

·         Lo que me ha sorprendido ha sido la nota de alegría, de esperanza y de agradecimiento que hemos experimentado en este seminario referido a Ad Gentes. Este proyecto misionero es un acto de valentía del Instituto que acogemos con alegría y que agradecemos a Dios.

·         No dejo de dar gracias a Dios por la presencia de nuestros hermanos y laicos misioneros en Asia. Pienso que su presencia en esos países alejados es una llamada personal de Dios. Su respuesta solo puede ser una respuesta de amor. En este sentido es interesante el texto del Papa que hemos analizado: “la caridad (el amor) es el alma de la misión”.

·          Yo destacaría la respuesta del Instituto a la llamada del Papa para la evangelización de Asia. Admiro la apertura y generosidad de los hermanos y laicos que han abandonado todo para servir al Señor en la persona de los más pobres. En Asia hay mucha pobreza. Yo no sé si sería capaz de estar en esos lugares de vanguardia de la actividad misionera, pero sé que puedo rezar todos los días por las misiones como el Papa lo sugiere en el texto.

·          Me ha gustado el itinerario misionero de la Congregación y saber cómo la actividad misionera ya estaba en el corazón del P. Champagnat. Creo que podemos establecer un paralelismo entre la conocida frase del Fundador: “Para educar a un niño es necesario amarlo” y el texto del Papa que estamos comentando: “la caridad es el alma de la misión”. Marchar a las misiones es un gesto de amor. Solo el amor explica la actividad misionera de la Iglesia. Es fácil estar de acuerdo con el Papa. Yo intentaría definir la actividad misionera de la Iglesia como “una actividad que le fue confiada por el Señor Jesús y que se traduce en la comunicación a cada persona de la vida divina que el Señor trajo a la tierra”.

·         Estoy de acuerdo contigo cuando dices que no hay actividad misionera sin un verdadero amor, amor que proviene del Padre eterno y que Jesús ha depositado en nuestros corazones. Me ha gustado mucho la frase subrayada por el animador dos o tres veces: “el amor fraterno que el Señor pide a sus ‘amigos’ tiene su origen en el amor paterno de Dios”. Para ser eficaces en la misión tenemos que vivir de ese amor, nuestra vida tiene que ser guiada por ese amor.

·          Es interesante el tema del diálogo. Los novicios del segundo año ya han estudiado las Constituciones y recuerdan el artículo 2 que habla del carisma del Fundador. Ese artículo alude al P. Champagnat como guiado por el Espíritu y cautivado por el amor de Jesús y de María. He ahí un caso concreto de lo que decías antes al citar la frase del Papa: todo tiene su origen en el amor paterno de Dios. Conforme a la intuición expresada en nuestro libro de espiritualidad, Agua de la Roca, es ese amor profundo de Dios que experimenta en su vida el que le lleva a la fundar la Congregación para la educación de los niños. Así pues, la fundación del Instituto es un acto de amor que procede del amor del Padre y que se proyecta multiplicado luego en el amor a los niños que nos son confiados.

·         La misión Ad Gentes quiere ser una gota de agua más en el océano de amor que la Congregación está viviendo. Pero las cosas en Asía no van tan deprisa como se había pensado al principio. He aprendido que tenemos que respetar el ritmo de las personas y también el ritmo de los continentes. He aprendido que ser misionero en Asia es diferente a serlo en América latina. Sin embargo, lo que es importante es poner en práctica el evangelio allá donde estemos: “realizar el bien sin mirar a quién”

·         Resulta muy interesante esta “conversación nocturna” pero hay que terminar. Vamos pues a finalizar con una pequeña oración extraída del Credo del H. Benito, antiguo Superior General: “Creo que los Hermanos de África, América, Asia, Europa y Oceanía somos unos para otros un don del Señor”. Alabemos al Señor por este don mutuo de los Hermanos allí donde el Señor los llama para servir en la misión.

Conversación nocturna II - El presente de Ad Gentes

Después de un día de trabajo bastante intenso, hemos continuado nuestras conversaciones nocturnas. Conocidos los inicios y el marco que estableció el proyecto Ad Gentes en 2005, ha llegado el momento de considerar cuál es la situación actual. ¿Dónde se encuentra el proyecto Ad Gentes? ¿Cómo va a evolucionar?. Las presentaciones de la mañana y el excelente texto de Benedicto XVI (Mensaje para el domingo mundial de las misiones de 2007) estudiado durante la tarde, han sido nuestro alimento a lo largo del día. Individualmente o por grupos hemos compartido la riqueza de este día en la segunda conversación nocturna.

·         Me ha sorprendido la idea de la unidad a la que estamos llamados a vivir dentro de la diversidad. Me ha gustado ver la fotografía de algunas comunidades Ad Gentes y percibir la variedad cultural de los Hermanos que las forman. He recordado el número de las Constituciones que habla de nuestras diferencias y de la complementariedad que coexiste con esas diferencias. Las comunidades Ad Gentes son un extraordinario ejemplo de variedad dentro de la unidad marista. Creo que debe ser un hermoso testimonio para las personas que las ven de cerca.

·         De todo el texto de Benedicto XVI, me ha llamado la atención cómo el Papa subraya la idea de cooperación y colaboración entre las jóvenes iglesias y las de “antigua tradición”. Creo que la palabra cooperación aparece 8 ó 9 veces en el texto. Es fácil aplicar esta idea a la colaboración que debe existir entre las diferentes provincias maristas.

·          Me gustaría recalcar tu idea sobre la colaboración entre las iglesias. De hecho la idea no es de Benedicto XVI. Leyendo con atención el texto vemos que ya está presente en su antecesor Pio XII, quien quiso precisamente promover la colaboración entre todas las iglesias particulares al escribir la encíclica Fidei Donum. Seguramente, con esta gran encíclica subrayó la necesidad de relanzar la actividad misionera para hacer frente a los serios desafíos de su tiempo: nos referimos a una situación de hace 55 años.

·         En nuestro grupo esta idea de colaboración nos ha llamado también la atención El mismo Papa Pío XII alude a “una colaboración entre las iglesias para la misión ad gentes”. Yo relaciono esta idea con la noticia que, complementada con algunas imágenes, que hacía referencia al nuevo Secretariado creado en Roma con el nombre de Secretariado de la COLABORACION MISIONERA INTERNACIONAL. Se insiste en la misma idea de colaboración. Es una buena noticia para el Instituto. Aunque llega 55 años después de la encíclica Fidei Donum, puede desarrollar entre las provincias (como Fidei Donum lo hizo entre las diócesis) una colaboración extraordinaria.

·         He prestado atención a la canción con la que hemos empezado nuestra sesión de la mañana: “Danos, Señor, un corazón nuevo”. Hermosa oración cantada que se sitúa bien dentro de la perspectiva de nuestro último Capítulo: “corazones nuevos para un mundo nuevo”. Considero que el proyecto Ad Gentes es una novedad de gran importancia en la Congregación. Para llevarlo adelante son necesarios en efecto, corazones nuevos y mentalidades nuevas. Es algo hermoso que ya ha nacido y que debe ser consolidado. No dejo de admirar a los 41 Hermanos y a los 5 Laicos que se encuentran en misión Ad Gentes. Pienso que este proyecto es una vocación dentro de la vocación, pues se trata de una llamada.

·         Me he quedado impresionado del  trabajo que los Hermanos de Canadá han realizado en nuestro continente, principalmente en Malawi y en Kimbabwe. ¿Cómo podríamos retribuir tanta generosidad de esos Hermanos ya ancianos y enfermos?. He ahí todo el espíritu del texto de Benedicto XVI: que las jóvenes iglesias colaboren con las más antiguas. (El Hermano está convencido de que eso ya se está haciendo).

·         Tanto a mí como a los de mi grupo nos ha impresionado el espíritu de desprendimiento de los Hermanos y Laicos que han salido para la misión Ad Gentes. Este proyecto responde al deseo del Capítulo de tener una presencia significativa entre los jóvenes pobres. En las fotos hemos comprobado que los Hermanos viven de un modo muy sencillo; algunas casas parecían muy pobres.

·         Deseo subrayar un punto al que todavía no nos hemos referido aunque está muy presente en el texto del Papa: la necesidad de la oración por las misiones y por los misioneros. No estoy seguro pero creo que nuestro Fundador decía lo mismo: que era preciso orar por los Hermanos que marchaban a las misiones.

Conversación nocturna III - El futuro de Ad Gentes

Hoy fue un bastante intenso. Particularmente interesante fue la sesión de fotografías mostrando diversos aspectos de la misión Ad Gentes y de las comunidades existentes. Cada fotografía parecía cargar un mensaje. Con la explicación que la acompañaba hemos podido tocar de cerca las alegrías y las dificultades de nuestros misioneros Ad Gentes. El texto del Papa (Mensaje para el Domingo Mundial de las misiones de 2008) pareció un poco más difícil que los anteriores. Era el texto del año Paulino. Lo que explica las varias referencias al Apóstol de los Gentíos en el texto. Todo eso ha servido para nuestra tercera conversación nocturna.

·         No cabe duda de que una de las cosas que hoy me ha impresionado más (y estoy convencido de que ha impresionado todo el grupo) fue la sesión de fotografías por la mañana. Nos ha dado una imagen completa de lo que nuestros hermanos y seglares misioneros están haciendo ya, o quieren hacer en un futuro próximo. Podría recordar así de memoria algunas que sin muchos comentarios llaman inmediatamente nuestra atención: la pobreza de la casa de los Hermanos en un sitio; la amistad de la familia que acoge los hermanos; los budistas a rezar en Bangkok. Yo nunca me imaginaria una cosa así.

·         Yo también me quede impresionado con el conjunto das fotografías que hemos visto. A través de ellas he podido admirar la dedicación total de nuestros hermanos Ad Gentes; al mismo tiempo he podido ver las dificultades que enfrentan en sus apostolados. A mí me ha impresionado aquella que muestra los niños de Myanmar a ser ayudadas por las Hermanos Dominicas con quienes los Hermanos trabajan porque no conocen la lengua local. Es un lindo apostolado, ese con los niños refugiados. Sin duda esos niños están entre los más necesitados. Sentí en mí una grande voluntad de darme también totalmente a mi apostolado como ellos hacen. Esos Hermanos son para mí un bello ejemplo de dedicación y de amor a los más pobres.

·         Yo quería subrayar algo del texto del Papa. Inspirado en San Pablo habla de la Creación que también necesita de ser libertada y renovada. Creo que eso es importante cuando vemos tantos desastres naturales y el clima completamente cambiado. Debemos respectar la naturaleza. Sin embargo, el Papa no habla solo de la Creación que sufre. Habla también de la humanidad, toda la humanidad que debe ser rescatada y libertada. Aquí es muy fácil de comprender porque inmediatamente de seguida el Papa habla de varios aspectos que son preocupantes. En el texto, encontré tres: violencia, pobreza y discriminación. Como podrán los Hermanos y Seglares Ad Gentes hacer algo contra todo esto? El trabajo de que hablabas antes, con los niños de Myanmar es algo que puede ser visto contra la discriminación.

·         Yo quería volver a una cosa de que hemos oído hablar durante el día cuando se habló de los Hermanos de Corea. Me quede admirado al saber que no tienen escuelas cuando me parece que este es el trabajo de los Hermanos Maristas. Pero inmediatamente he comprendido que el trabajo de los Hermanos adaptase a las situaciones locales y a las necesidades de las personas. Este es un desafío grande para los Hermanos en Ad Gentes como nos fue dicho durante el día. Comprendo que no es fácil encontrar muchos proyectos para las diferentes comunidades Ad Gentes y eso puede desanimar algunos Hermanos.

·         Yo me gustaría de hablar sobre la formación. Los Hermanos y los seglares que han partido que formación han tenido? La respuesta fue dada en la sesión de la mañana. Pero yo me refiero a la formación de los Hermanos en las Provincias y la conciencia en las casas de formación sobre el trabajo misionero  de la Congregación. Por lo que sabemos la Congregación siempre fue misionera. No podría haber más Hermanos en Ad Gentes? (Las cuestiones levantadas por este Hermano engendraran un buen diálogo en la Asamblea, refiriendo mucho la formación de los Hermanos en las Provincias).

·         Yo quería volver al texto del Papa y subrayar una cosa que me ha impresionado porque el animador ya había dicho algo parecido para los Hermanos. El Papa afirma, citando una idea de Juan Pablo II en Redemptoris Missio, 63, que el Obispo no es consagrado apenas para su diócesis; es consagrado para la salvación de todo el mundo. La idea varias veces repetida en este Seminario de que los Hermanos son Hermanos para la Congregación aun que pertenecen a una provincia debe inspirar-se en este pasaje de Juan Pablo II; Benedito XVI la retoma. No sé si es fácil ponerla en práctica. Exige mucho ánimo. Pero es el camino a seguir en el futuro, donde como también lo hemos oído varas veces las comunidades tienden a ser cada vez más interculturales y internacionales. Vimos que algunas comunidades Ad Gentes son así.

Conversación nocturna IV - Un día con San Pablo

Hoy hemos pasado el día en compañía de San Pablo. La presentación visual sobre “San Pablo, el primer misionero de Cristo", aunque pequeña, era rica en contenido. El texto del Papa (Mensaje para la Jornada Mundial de las Misiones 2009), que hemos leído  por la tarde ayudó a completar algunas ideas de la presentación visual. Hemos visto que Ad Gentes avanza y  se consolida poco a poco. Fue un día que realmente nos llamó la atención porque San Pablo fue una revelación para nosotros. Es un buen compañero para los misioneros de hoy en día por su gran amor a Cristo y a las comunidades que él fundaba. Valió la pena. Con Pablo fue fácil dar contenido a nuestra cuarta conversación nocturna.

  • Lo que me llamó la atención hoy fue la película  que nos muestra las diferentes maneras de orar, de diferentes religiones. Me quedó una idea clara de que podemos acercarnos a Dios de diferentes maneras. Y creo que no hay ninguna forma de oración mejor que las demás. Son diferentes. Vi por ejemplo, cómo a los orientales les gusta el incienso en la oración. Aquí en África no utilizamos mucho el incienso. Sin embargo, tenemos muchas danzas en la Eucaristía para expresar nuestra religiosidad.
  • Yo me quedé realmente asombrado por el ejemplo de Pablo. ¿Cómo podía viajar tanto ya en aquel tiempo, y con mucha dificultad? Uno de los viajes duró 8 ó 9 años, de acuerdo con lo que hemos visto; parece increíble. No cabe duda de que fue en realidad "atrapado" por Cristo en el camino de Damasco. A partir de esta experiencia fue un hombre apasionado por Cristo. Creo que todo misionero Ad Gentes tiene que ser un apasionado por Cristo. Si no lo es, puede desanimarse ante las primeras dificultades que sobrevienen.
  • Yo también quedé muy impresionado con todo lo que se ha dicho acerca de Pablo. A partir de los pocos textos que se han mencionado, y del texto que vamos a estudiar con más detalle (2 Co 5, 17-6, 1-10), nos quedamos admirados por su amor exclusivo a Cristo. Frases como ésta: "Para mí vivir es él Cristo" y "¡Ay de mí si no predicara el Evangelio!" demuestran realmente que su vida estuvo dedicada al Evangelio desde el momento en que descubrió a Cristo.
  • A mí me gustó el título de la presentación: " Pablo el primer misionero de Cristo,"; está bien elegido y es correcto. Tuve una gran alegría al ver estas diapositivas sobre Pablo y al leer la lectura de hoy del Papa que habla de Pablo. Pablo es en realidad el Apóstol de los gentiles. ¡Y que apóstol! Jesucristo era su riqueza, lo era todo para él. Además de la labor misionera, trabajaba para no ser una carga para las comunidades que visitaba. Me gustó ver este aspecto en la presentación de Pablo. Este es un buen ejemplo para todos los misioneros.
  • Con lo que hoy hemos dialogado sobre Pablo, comprendemos mejor lo que dice el Papa en su texto al hacer la invitación a los obispos, sacerdotes, religiosos y laicos a ser más conscientes del mandato misionero de "hacer discípulos de todas las naciones" ( cf. Mt 28, 19). Es una invitación a "seguir la huellas de San Pablo, el Apóstol de los gentiles." Más que en otros textos que hemos estudiado, el de hoy demuestra claramente que la misión Ad Gentes forma parte de la misión de la Iglesia. El Papa no deja ninguna duda sobre esto: "Toda la Iglesia debe estar comprometida con la misión Ad Gentes hasta que la potencia salvadora de Cristo esté plenamente realizada". Y de manera todavía más lapidaria la palabra que dirige tanto a las Iglesias de antigua fundación como a las Iglesias de fundación más reciente. En sus planes pastorales “todas estas Iglesias deben hacer de la misión Ad Gentes una prioridad”. Por tanto es claro: la misión Ad Gentes no puede ser olvidada en las Iglesias locales.
  • Yo también me quede impresionado con el conjunto das fotografías que hemos visto. A través de ellas he podido admirar la dedicación total de nuestros hermanos Ad Gentes; al mismo tiempo he podido ver las dificultades que enfrentan en sus apostolados. A mí me ha impresionado aquella que muestra los niños de Myanmar a ser ayudadas por las Hermanos Dominicas con quienes los Hermanos trabajan porque no conocen la lengua local. Es un lindo apostolado, ese con los niños refugiados. Sin duda esos niños están entre los más necesitados. Sentí en mí una grande voluntad de darme también totalmente a mi apostolado como ellos hacen. Esos Hermanos son para mí un bello ejemplo de dedicación y de amor a los más pobres.
  •  Yo quería subrayar algo del texto del Papa. Inspirado en San Pablo habla de la Creación que también necesita de ser libertada y renovada. Creo que eso es importante cuando vemos tantos desastres naturales y el clima completamente cambiado. Debemos respectar la naturaleza. Sin embargo, el Papa no habla solo de la Creación que sufre. Habla también de la humanidad, toda la humanidad que debe ser rescatada y libertada. Aquí es muy fácil de comprender porque inmediatamente de seguida el Papa habla de varios aspectos que son preocupantes. En el texto, encontré tres: violencia, pobreza y discriminación. Como podrán los Hermanos y Seglares Ad Gentes hacer algo contra todo esto? El trabajo de que hablabas antes, con los niños de Myanmar es algo que puede ser visto contra la discriminación.
  • ·         Yo quería volver a una cosa de que hemos oído hablar durante el día cuando se habló de los Hermanos de Corea. Me quede admirado al saber que no tienen escuelas cuando me parece que este es el trabajo de los Hermanos Maristas. Pero inmediatamente he comprendido que el trabajo de los Hermanos adaptase a las situaciones locales y a las necesidades de las personas. Este es un desafío grande para los Hermanos en Ad Gentes como nos fue dicho durante el día. Comprendo que no es fácil encontrar muchos proyectos para las diferentes comunidades Ad Gentes y eso puede desanimar algunos Hermanos.
  • Yo me gustaría de hablar sobre la formación. Los Hermanos y los seglares que han partido que formación han tenido? La respuesta fue dada en la sesión de la mañana. Pero yo me refiero a la formación de los Hermanos en las Provincias y la conciencia en las casas de formación sobre el trabajo misionero  de la Congregación. Por lo que sabemos la Congregación siempre fue misionera. No podría haber más Hermanos en Ad Gentes? (Las cuestiones levantadas por este Hermano engendraran un buen diálogo en la Asamblea, refiriendo mucho la formación de los Hermanos en las Provincias).
  •   Yo quería volver al texto del Papa y subrayar una cosa que me ha impresionado porque el animador ya había dicho algo parecido para los Hermanos. El Papa afirma, citando una idea de Juan Pablo II en Redemptoris Missio, 63, que el Obispo no es consagrado apenas para su diócesis; es consagrado para la salvación de todo el mundo. La idea varias veces repetida en este Seminario de que los Hermanos son Hermanos para la Congregación aun que pertenecen a una provincia debe inspirar-se en este pasaje de Juan Pablo II; Benedito XVI la retoma. No sé si es fácil ponerla en práctica. Exige mucho ánimo. Pero es el camino a seguir en el futuro, donde como también lo hemos oído varas veces las comunidades tienden a ser cada vez más interculturales y internacionales. Vimos que algunas comunidades Ad Gentes son así.

Conversación nocturna V - Ad Gentes, una llamada del Señor

Entramos en el último día del seminario. Continuamos reflexionando sobre la importancia de la misión Ad Gentes en la Iglesia con la ayuda de los testimonios de los posibles candidatos que se están preparando para ingresar en el proyecto marista Ad Gentes. Partimos así de una base real y no de una base teórica. Estos testimonios tienen un impacto más profundo en nuestras vidas. Hablan no sólo porque son palabras. Hablan sobre todo porque son ejemplos de vida. Con ellos construimos nuestra conversación nocturna V.

  • Lo que yo veo es que la vocación Ad Gentes es una llamada dentro de la llamada más general a ser hermano marista. No creo que todos los hermanos tengan una vocación Ad Gentes. Yo no sé si la tengo. De todos modos me da mucha alegría ver lo que vimos hoy de los futuros candidatos y las fotos que hemos visto en estos días. Se trata de una verdadera lección y me da mucho entusiasmo saber que hay personas así tan generosas. Por ejemplo yo me quedé muy impresionado al ver la fotografía de la pareja que quiere ir a la misión Ad Gentes, con un niño tan pequeño. Esto son ejemplos de gran generosidad. Y lo que me da más alegría es que son laicos maristas.
  • Ciertamente es difícil para la pareja, como puede ser difícil para los hermanos. Vimos que había un buen número de hermanos que regresaron. Tuvieron dificultades, muy probablemente. Pero Pablo también las tuvo y muchas. Creo que no debe ser nada fácil adaptarse a culturas  tan extrañas y a idiomas tan difíciles. Sin embargo, eso es lo que se pide al misionero hoy en día. Al hacerlo, él entra en la vida de la gente que quiere evangelizar. Nos enteramos ayer de que San Pablo fue romano con los romanos, griego con los griegos, judío con los judíos. Es un buen ejemplo de un misionero Ad Gentes. Reconozco que debe ser difícil. Pero es la manera de estar con la gente, de acercarse a las personas, de entrar un poco en su mundo.
  • Yo estoy disfrutando mucho de este seminario, desde el primer día hasta ahora. Incluso me parece que me siento transportado a los lugares donde viven esos hermanos. Me siento muy cerca de ellos. Al ver las fotografías y el trabajo que realizan me siento muy orgulloso porque son hermanos y laicos maristas. Los miro a todos con gran simpatía. Forman parte de nuestra historia y parece que ya forman parte de mí. Sé que, por ahora, sólo puedo orar por ellos. La oración por las misiones aparece en todos los textos del Papa que hemos estudiado. A partir de ahora yo creo que todo el noviciado rezará más a menudo por el proyecto Ad Gentes. Hasta ahora sabíamos muy poco o nada acerca de este importante proyecto de la Congregación. Ahora lo siento como mío.
  • Yo también siento una alegría muy grande al conocer mejor este proyecto. Estoy de acuerdo contigo: este proyecto ahora es también nuestro . Es parte de nosotros. Quiero decir que en mi grupo no hubo dificultades al leer los textos del Papa. Son una excelente reflexión sobre la misión de la Iglesia, y específicamente sobre la misión Ad Gentes. Ahora conocemos mejor el proyecto: entonces me gustaría que el Hermano Teófilo siguiese enviándonos más información acerca de Ad Gentes. Sería una manera de continuar lo que hemos visto y vivido aquí durante esta semana. Sería una  lástima que todo lo que hemos visto terminara aquí.

3138 visitas