Inicio > Noticias > Ecuador: La comunidad marista de Catacocha

 

 

 



NoticiasElegir

  • Noticias
  • 2019 | 2018 | 2017 | 2016 | 2015 | 2014 | 2013 | 2012 | 2011 | 2010 | 2009 | 2008 | 2007 | 2006 | 2005 | 2004
  • Más populares | Estadística
  • Calendario
  • Última noticia

 


Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Filipinas: La Comunidad de MAPAC

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

 


VIII Encuentro de la Red Marista Internacional de instituciones de educación superior
Perú | 2-6 de abril


Llamadas del XXII Capítulo General



FMSI


Archivo de novedades

 

Calendario marista

25 marzo

Solemnidad de la Anunciación del Señor
Santos : Dimas, Humberto, Isaac, Lucía

Calendario marista - marzo

Presencia marista en Ecuador

 

Archivo

La comunidad marista de Catacocha

23/07/2012: Ecuador

La creación de la obra marista en Ecuador, es un proceso que se remonta al año 1929 hasta llegar al 10 de noviembre de 1957. La mañana del 10 de noviembre de 1957, Catacocha, una pequeña ciudad de la Provincia de Loja, al sur de la patria, era testigo de la llegada de siete hombres valientes, osados y pioneros de la educación católica. Ellos fueron: Luciano, Alberto, Jaime, Isidro, Bernardo, Félix y David, quienes gracias a las gestiones incansables de Mons. Jorge Guillermo Armijos, párroco  de este lugar, hicieron posible este sueño. Los Hermanos antes citados se encargaron inmediatamente de la escuela “Nuestra Sra. de El Cisne”, hoy convertida en “Unidad Educativa Marista.” A más de la atención a la educación, los Hermanos han sido los ejecutores de proyectos sociales en las comunidades rurales o barrios del cantón, así como también impulsadores de movimientos infantiles y juveniles cuyo objetivo es ayudar a los niños y jóvenes a crecer en valores.

Con la llegada de los Hermanos Maristas se dio una verdadera revolución en la educación, puesto que en ese entonces se practicaba la filosofía de “la letra con sangre entra”, situación que cambió progresivamente con la pedagogía del amor de Marcelino Champagnat: “para educar hay que amar.” La Comunidad Marista de Catacocha ha dado ejemplo, a lo largo de estos 55 años, de buena voluntad y solidaridad a través de diferentes proyectos sociales:  

Primeramente, resalta el acompañamiento que los Hermanos realizaban, conjuntamente con el párroco, a las comunidades rurales. La evangelización a través de la catequesis y las semanas misionales, en la época de vacaciones escolares, era ya una costumbre.

En los últimos quince años se ha realizado el proyecto de Bibliotecas escolares. Son trece escuelas de barrios aledaños (veredas llaman en Colombia) a Catacocha que con la ayuda deCáritas de Valencia (España), fueron beneficiadas con una pequeña biblioteca, incluido su mueble para que los niños tuvieran al alcance obras apropiadas de lectura.

En el Barrio Naranjo Dulce, con la ayuda de la ONG Manos Unidas, se habilitó el salón - Capilla que estaba casi en ruinas. Igualmente, en convenio con Plan Internacional y el Municipio de Paltas se construyó el comedor escolar.

Otro proyecto interesante fue el de “Corte y confección”, que se realizó con la colaboración de dos profesoras de manualidades y ocho máquinas de coser que se llevaban los fines de semana a cada uno de los barrios beneficiados. 

También se ha realizado y aún continúa el “Proyecto Manguera”. Este proyecto consiste en proporcionar “agua entubada” a todas las casas de las comunidades rurales cercanas a Catacocha, dada la sequía que se genera durante la mayor parte del año.

Para ello, se visita el barrio, se reconocen las vertientes de agua existentes con sus respectivas alturas y se levanta un sencillo croquis, donde se anotan las casas que pueden ser atendidas con sus respectivas distancias. El Proyecto les proporciona las mangueras necesarias y una cisterna o tanque de 500 litros por casa. Con este proyecto se ha atendido a 31 barrios o veredas. Tenemos un total de 517 casas o familias favorecidas y unos 160 kilómetros de manguera utilizados. Este proyecto ha sido financiado por la ONG Medicus Mundi de Gipuzkoa.

Agradecemos a Dios por la vida que nos da y seguiremos ayudando.

____________
Hno. Saturnino González

Animador Comunidad Marista de Catacocha

3120 visitas