Inicio > Noticias > Venezuela: Escuela de Animadores Maristas

Llamadas del XXII Capítulo General

 


 



NoticiasElegir

  • Noticias
  • 2018 | 2017 | 2016 | 2015 | 2014 | 2013 | 2012 | 2011 | 2010 | 2009 | 2008 | 2007 | 2006 | 2005 | 2004
  • Más populares | Estadística
  • Calendario
  • Última noticia

 


Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Líbano: Curso socioeducativo para niños y familias - Proyecto Fratelli, Rmeileh

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades


FMSI


Archivo de novedades

 

Calendario marista

18 julio

Santos: Federico, Mariana, Bruno
1860: el H. Francisco presenta la dimisión al Capítulo General

Calendario marista - julio

Maracaibo – Enero 2013

 

Archivo

Escuela de Animadores Maristas

05/02/2013: Venezuela - Álbum fotográfico

El pasado sábado 5 de enero finalizó la Escuela de Animadores Maristas en la ciudad de Maracaibo, Venezuela. Fueron momentos motivadores y de reflexionar con la responsabilidad de evangelizar a niños y jóvenes con la ayuda de Marcelino y María, Nuestra Madre.

Animadores jóvenes y no tan jóvenes de todo el país se dieron cita en la ciudad para afrontar los nuevos retos en la Pastoral Juvenil Marista y responder a las exigencias latentes que se presentan a diario en el camino de formación.

El 2013 viene colmado actividades de suma importancia y de características muy especiales tales como: El Año Mundial de la Juventud Marista y la Jornada Mundial de la Juventud Marista en Río-Brasil; la cita fue propicia para revisar y coordinar los procesos de los movimientos Remar y Amigos en Marcha que se desarrollan dentro de la Pastoral.

Durante los 3 días que duró el evento surgieron inquietudes tales como: ¿Qué se necesita para ser un mejor animador? ¿Cuál es la verdadera misión del animador en el proceso de evangelización? A través de estas y otras interrogantes los jóvenes reflexionaron sobre la labor dentro de los movimientos y su compromiso con la sociedad; descubrieron que hace falta seguir el llamado de Jesús a hacer una pausa y reflexionar: Vengan ustedes solos a un lugar desierto, para descansar un poco”. (Mc 6,31)

Aún queda mucho trabajo por hacer y son los jóvenes quienes tienen la fuerza y la motivación para cumplirlo, cada uno de ellos son el motor que el impulsa el amor a Dios y son guiados por Jesús para realizar su misión en la tierra.

Damos gracias a todos los que hicieron posible esta experiencia. Nos vamos conscientes de que Dios nos llama, nos pone verdaderamente una misión: ser luz en medio de tinieblas, las tinieblas que azotan a la juventud, recordando que si Dios nos pone una misión también nos dará las herramientas para llevarla a cabo.

"No puedo ver a un niño o a un joven sin sentir profundas ganas de gritarle lo hermoso que es vivir y el gran amor que el Padre Dios nos tiene.” San Marcelino Champagnat.

Que María, nuestra Buena Madre, nos guíe en nuestra marcha.

__________________
Por: Daniel Sanabria/ Leiddy Colina

4020 visitas