Inicio > Noticias > Canadá: Una experiencia de vida comunitaria con jóvenes adultos

 

 

 



NoticiasElegir

  • Noticias
  • 2019 | 2018 | 2017 | 2016 | 2015 | 2014 | 2013 | 2012 | 2011 | 2010 | 2009 | 2008 | 2007 | 2006 | 2005 | 2004
  • Más populares | Estadística
  • Calendario
  • Última noticia

 


Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Filipinas: La Comunidad de MAPAC

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

 


VIII Encuentro de la Red Marista Internacional de instituciones de educación superior
Perú | 2-6 de abril


Llamadas del XXII Capítulo General



FMSI


Archivo de novedades

 

Calendario marista

25 marzo

Solemnidad de la Anunciación del Señor
Santos : Dimas, Humberto, Isaac, Lucía

Calendario marista - marzo

Provincia de Canadá

 

Archivo

Una experiencia de vida comunitaria con jóvenes adultos

19/08/2013: Canadá

La experiencia de vida comunitaria con jóvenes adultos es un proyecto propuesto por los Hermanos Maristas en su residencia en Montreal, que es accesible a los jóvenes, chicos y chicas de 18 a 35 años “abiertos a la dimensión religiosa”, pero que a veces tiene pocas referencias cristianas. Ellos pueden vivir un año completo o una sesión universitaria de cuatro meses solamente, y que puede prolongarse hasta por dos o tres años.

Se trata de un tipo de “laboratorio de vida fraterna en nombre del Evangelio” propuesto a aquellos que buscan un sentido, que se preguntan sobre la vida y sus cuestiones existenciales. Estos jóvenes se abren, de este modo, a los valores cristianos comunicados en el grupo. Esta experiencia favorece el descubrimiento de su “vocación propia” como ciudadano y como cristiano, independientemente del camino que hayan decido tomar. Nos atrevemos a decir que cada uno podrá descubrir su misión específica en el mundo y en la iglesia.

La comunidad está compuesta por 12 estudiantes universitarios, divididos entre chicos y chicas por igual, y por tres hermanos maristas. En septiembre de 2013, contaremos nuestro cuarto año de experiencia. Para nuestra gran sorpresa, recibimos varias solicitudes, aunque nunca hayamos hecho publicidad alguna. Los mismos jóvenes se encargaron principalmente de hacerla.

Hoy, ¿cómo podemos ser testigos de los valores evangélicos en el mundo y particularmente entre los jóvenes universitarios? Para nosotros, Hermanos, esta acogida de jóvenes universitarios nos ha permitido vivir este “Vengan y vean”. Lejos de querer “predicar” la Buena Nueva a cualquier precio, simplemente abrimos la puerta de nuestro estilo de vida para compartir la cotidianidad de nuestras vidas con los jóvenes en un proyecto articulado y aceptado por cada uno. Adivinan sin duda que esta apertura también tiene sus exigencias y desafíos, tanto a nivel de la calidad de la vida comunitaria que se vive, como a nivel de la pertinencia de nuestra vida religiosa en un mundo laicizado y secularizado.

3058 visitas