Inicio > Noticias > Francia: Encuentro europeo de los hermanos menores de 45 años

 

 

 



NoticiasElegir

  • Noticias
  • 2019 | 2018 | 2017 | 2016 | 2015 | 2014 | 2013 | 2012 | 2011 | 2010 | 2009 | 2008 | 2007 | 2006 | 2005 | 2004
  • Más populares | Estadística
  • Calendario
  • Última noticia

 


Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Bangladesh: Vía crucis en Giasnogor - Escuela St Marcellin

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

 


VIII Encuentro de la Red Marista Internacional de instituciones de educación superior
Perú | 2-6 de abril


Llamadas del XXII Capítulo General



FMSI


Archivo de novedades

 

Calendario marista

23 marzo

Santos: Toribio de Mogrovejo, Victoriano y Fidel
Día meteorológico mundial (ONU)

Calendario marista - marzo

Presente y futuro de Europa marista

 

Archivo

Encuentro europeo de los hermanos menores de 45 años

09/09/2013: Francia - Álbum fotográfico

El Encuentro europeo de los Hermanos menores de 45 años tuvo lugar en la casa de Champagnat, Notre Dame de l’Hermitage, del 11 al 17 de agosto del 2013. Los participantes fueron 52. Entre ellos, 46 tenían menos de 45 años, la mayoría españoles, pero también portugueses, italianos, belga, libanés, a ellos se juntaron el Hermano Allan (filipino) y el postulante Arnaud (francés), de la comunidad del Hermitage. El Hno Emili Turú, superior general, y el Hno Antonio Ramalho, consejero general, participaron a todo el encuentro. También estuvieron presentes durante un periodo el Hno Brendan Geary (provincial de Europa Centro-Oeste, presidente de la CEM), Maurice Berquet (provincial de l’Hermitage), Oscar Martín Vicario (provincial de Compostela) y Moisés Alonso (viceprovincial de la provincia Ibérica) El viceprovincial de la provincia Mediterránea , el Hno Juan Carlos Fuertes ya integraba el grupo de los más jóvenes.

El tema central del encuentro fue “Corazones jóvenes conectados”. Un punto fuerte fue el hecho de la extraordinaria conexión vivida por todos y entre todos, verdadera señal de fraternidad en la Europa de hoy. Pero conexión también con la realidad social del continente, de la Iglesia, de la vida religiosa, de las unidades maristas, una mirada realista, impregnada de una esperanza alimentada en las fuentes del evangelio y de nuestro carisma.

El programa fue muy bien organizado por la comisión preparatoria de los propios participantes, indicados por la CEM (Conferencia Europea Marista). Hubo dinámicas muy creativas, oraciones intensas y participadas, tiempos de ocio y una peregrinación a los lugares maristas.

Los momentos de reflexión y de compartir abarcaron todos los principales aspectos de la realidad marista y siempre de una manera muy vivencial: nuestra vocación hoy y su dimensión mariana, nuestra identidad en la Iglesia, la vida comunitaria, la espiritualidad, las estructuras de animación, la vitalidad en Europa, nuestra internacionalidad, nuestro compromiso con los niños y jóvenes, sobre todo en las nuevas formas de pobreza, la nueva relación con los laicos como pista de futuro…

El Hno Emili Turú animó dos momentos centrales de reflexión, lanzando muchos cuestionamientos y también motivos de confianza para el futuro. Convidó el grupo a un tiempo de silencio para interiorizar las experiencias vividas y las reflexiones hechas, preparando así un momento ulterior de diálogo abierto. Al final del encuentro el Hno Emili afirmó que Europa puede ser un laboratorio de lo que acontecerá, o ya está aconteciendo, en otras partes de un mundo secularizado. Un grupo de Hermanos como ese, con tantas energías, puede y debe abrir caminos. E insistió: ¡Participen activamente y con creatividad! Sed plenamente Hermanos (coherencia vocacional). Sed plenamente jóvenes (incomoden, comuniquen sus sueños).

Entre las celebraciones más fuertes hay que destacar la del 15 de agosto, fiesta patronal del Instituto, cuando en la Eucaristía cinco de los Hermanos participantes renovaron sus votos. Todo el ambiente del lugar y la extraordinaria acogida (y testimonio) de la comunidad de la casa del Hermitage contribuyeron para transformar la semana en una vivencia de fe, de fraternidad, de profundo espíritu marista y renovación de fuerzas para el camino.

2969 visitas