Inicio > Noticias > Casa general: El Instituto promueve la educación en derechos humanos para eliminar este tipo de prácticas

Gracias, perdón, compromiso




Bicentenario del Instituto
2 de enero 2017

 




NoticiasElegir

  • Noticias
  • 2017 | 2016 | 2015 | 2014 | 2013 | 2012 | 2011 | 2010 | 2009 | 2008 | 2007 | 2006 | 2005 | 2004
  • Más populares | Estadística
  • Calendario
  • Última noticia

 



 

http://www.champagnat.org/000.php?p=432

Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Madagascar: La facultad del colegio St Joseph, Antsiranana

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

Archivo de novedades

 

Calendario marista

25 marzo

Solemnidad de la Anunciación del Señor
Santos : Dimas, Humberto, Isaac, Lucía

Calendario marista - marzo

Día Internacional de la Tolerancia Cero contra la Mutilación Genital Femenina

 

Archivo

El Instituto promueve la educación en derechos humanos para eliminar este tipo de prácticas

06/02/2017: Casa general

El seis de febrero es señalado por las Naciones Unidas como el “día de tolerancia cero con la Mutilación Genital Femenina” (MGF). La Institución Marista se suma a la eliminación de la MGF.

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Fondo de las Naciones Unidas para las poblaciones (UNFPA), La Organización Mundial de la Salud (OMS), la Asamblea General de las Naciones Unidas y el Parlamente de la Unión Africana han publicado declaraciones y resoluciones en contra de esta práctica.

La Institución Marista promueve la educación en derechos humanos que constituye una de las mejores bazas para influir positivamente sobre las generaciones para ir eliminando progresivamente prácticas sociales que violan los derechos humanos. Eduquemos favoreciendo la igualdad de derechos, el respeto y la participación de ambos sexos en las pequeñas sociedades colegiales cuna de aprendizaje para una participación total en la sociedad adulta. Recordamos que la discriminación es una de las causas que origina personas desequilibradas socialmente. 

Se calcula que unos 200 millones de mujeres y niñas vivas actualmente han sido objeto de la MGF. Se cree que cada año unos 3 millones de niñas corren el riesgo de sufrir la mutilación. Esta se puede realizar desde hasta incluso el primer parto. Esta práctica se conoce también como ablación genital femenina, pero el término mutilación explica mejor el concepto desde un enfoque de derechos.

La práctica de la MGF viene de muy antiguo. Se han encontrado testimonios de su práctica en el siglo V a. de C, en África Tropical, Filipinas, tribus amazónicas, australianas; incluso una de sus formas se practicaba en Europa y Estados Unidos hasta mediados del siglo 20 para tratar algunas dolencias. Hoy día la MGF no ha desaparecido y se sigue practicando en unos 30 países en África, Oriente Medio y Asia.

Está claro que esta práctica no aporta ningún tipo de beneficio, sino que, además de ocasionar daños físicos origina desequilibrios psicológicos mucho más duraderos, constituye una violación flagrante de los derechos de la mujer. La práctica se realiza en sociedades o comunidades donde existe una gran desigualdad entre géneros, nos encontramos ante una discriminación extrema de la mujer. Aquellos que la practican violan los derechos de salud, seguridad e integridad física, también el derecho a no ser sometido a torturas, tratos crueles, inhumanos o degradantes y el derecho a la vida si la víctima fallece a causa de la práctica. Al ser practicada a niñas viola derechos contemplados en la Convención sobre los Derechos del Niño.

Si una niña o joven se aparta de esta práctica puede ser condenada comunitariamente además de sufrir acoso y ostracismo en las sociedades o comunidades donde se realiza. Estas comunidades justifican la práctica porque creen que los beneficios sociales son más altos que sus desventajas. La práctica se ve como una iniciación sexual que marca la transición de niña a mujer, por lo tanto, supone una herencia cultural necesaria para la crianza de la niña y prepararla para la vida adulta y matrimonial. Se considera una conducta sexual aceptable: tiene como objeto asegurar la virginidad hasta el matrimonio y fidelidad después de él. Se cree que su práctica favorece a encontrar marido.

Los que practican este tipo de operación suelen creer que tiene un fundamento religioso, sin embargo, la MGF no tiene ningún fundamento ni respaldo religioso pues no hay escritos que apoyen la práctica. La postura de los líderes religiosos es diferente: hay quienes la apoyan, otros dicen que es irrelevante desde el punto de vista religioso y otros se postulan totalmente en contra.

______________________
H. Manel Mendoza
FMSI 

622 visitas