Inicio > Noticias > Casa general: Publicación en el décimo aniversario de su muerte

 

 

 



NoticiasElegir

  • Noticias
  • 2019 | 2018 | 2017 | 2016 | 2015 | 2014 | 2013 | 2012 | 2011 | 2010 | 2009 | 2008 | 2007 | 2006 | 2005 | 2004
  • Más populares | Estadística
  • Calendario
  • Última noticia

 


Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Filipinas: La Comunidad de MAPAC

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

 


VIII Encuentro de la Red Marista Internacional de instituciones de educación superior
Perú | 2-6 de abril


Llamadas del XXII Capítulo General



FMSI


Archivo de novedades

 

Calendario marista

25 marzo

Solemnidad de la Anunciación del Señor
Santos : Dimas, Humberto, Isaac, Lucía

Calendario marista - marzo

El hermano Basilio era nuestro hermano

 

Archivo

Publicación en el décimo aniversario de su muerte

21/03/2006: Casa general

Este año se ha cumplido ya el décimo aniversario de la muerte del hermano Basilio Rueda. Este hombre que se ganó los corazones de todos merece ser conocido por más y más personas que encontrarán en él un referente para sus vidas en caminar hacia el Señor. El inicio de su proceso de beatificación abre las ventanas de su vida ejemplar a nuevas miradas que lo perciben con cariño y lo acogen con admiración. “Era nuestro hermano” es una propuesta sencilla de difusión de su vida tal como le vimos desde casa, como compañero de camino de nuestras existencias. Y con ese título se quiere acercar lo más significativo de su vida a personas que no le conocieron.

La Postuladuría de la Casa general ha editado un nuevo fascículo que recoge algunos rasgos más destacados de la vida del hermano Basilio. El texto es obra del hermano José Flores García que ya lo ha difundido bajo otros formatos. La presentación en un formato de 10 por 21 cm., en 24 páginas a todo color, ha sido elaborada en Roma.

La vida del hermano Basilio Rueda Guzmán fue una alabanza al Señor, un himno a la obra de sus manos. Su unión con Dios rompió los moldes del activismo desbordante que nos invade y se proyectó al servicio de los seres humanos, a pesar del egoísmo reinante. Su vida espiritual fue un itinerario de progresiva entrega a Dios y a sus hermanos, en los difíciles momentos posteriores al Concilio Vaticano II, en vistas a la renovación de la Iglesia y de la Vida Religiosa.
Un día se le ocurrió que podía ser Hermano Marista y decidió poner manos a la obra para lograrlo,

a pesar de las dificultades para conseguir el permiso de su padre, que le costó largas horas de oración, de ayunos y lágrimas y de insistencia a la Santísima Virgen a quien, desde su primera infancia, profesaba singular devoción.
Logrado su objetivo, su vida tomó el rombo de la santidad, como decía San Marcelino Champagnat:

“Hacerse hermano es comprometerse a hacerse santo”. Basilio tomó muy en serio este asunto y se esforzó toda su vida para hacerlo realidad.
Tuvo la gracia de encontrar, desde sus primeros anos de vida religiosa, a un excelente director espiritual en uno de los capellanes de la casa de formación de Querétaro en donde inició su formación profesional.

2801 visitas