Inicio > Noticias > Siria: 15 de marzo de 2017, triste 6º aniversario del estallido de la guerra

 


 


 



NoticiasElegir

  • Noticias
  • 2017 | 2016 | 2015 | 2014 | 2013 | 2012 | 2011 | 2010 | 2009 | 2008 | 2007 | 2006 | 2005 | 2004
  • Más populares | Estadística
  • Calendario
  • Última noticia

 


Emili Turú - La Valla: casa de la luz

Emili Turú
Superior general



 

FMSI

Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Italia: Casa general de los padres Maristas: fiesta de S. Pierre Chanel

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

Archivo de novedades

 

Calendario marista

29 abril

Santa Catalina de Siena y Roberto
1836: el papa Gregorio XVI aprueba la rama de los Padres de la Sociedad de María
1937: primera fundación marista en Holanda
1991: El Hermano Moisés Cisneros Rodríguez es asesinado en Guatemala

Calendario marista - abril

Carta de Alepo n º 29

 

Archivo

15 de marzo de 2017, triste 6º aniversario del estallido de la guerra

23/03/2017: Siria

El 23 de diciembre de 2016, la pesadilla se ha terminado para los habitantes de Alepo. Ese día, el último convoy de rebeldes y terroristas, que ocupaban las zonas Este y Sur de Alepo desde julio de 2012, dejó la ciudad para ir, bajo supervisión neutral, a una provincia vecina, Idlib, siempre bajo el control de los terroristas de Al Nosra.

Los alepines estaban locos de alegría por la liberación de su pueblo. No había más Este u Oeste, Alepo volvió a ser, como siempre lo ha sido, una ciudad bajo el control del Estado sirio. Sólo 15.000 habitantes de los barrios del Este fueron evacuados, a petición propia, con los rebeldes hacia Idlib. Los demás, más de 100.000, que estaban siendo sometidos a la ocupación sin haberlo elegido -sólo porque sus casas se encontraban allí- permanecieron en Alepo. Han sufrido mucho, pero se sienten aliviados después de 4 años de ocupación terrorista y 3 meses de asedio de sus barrios por el ejército sirio. Para los 1.5 millones de habitantes de los barrios del Oeste, que estaban bajo control gubernamental, la liberación ha proporcionado un sentimiento de seguridad que habían perdido desde hace más de 4 años: la seguridad de no recibir más granadas de morteros, bombonas de gas usadas como bombas y disparos de francotiradores. Pero, cauto optimismo: las bombas siguen cayendo ocasionalmente en los barrios periféricos del Oeste de Alepo, lanzadas por los rebeldes siempre instalados a pocos kilómetros a las afueras de la zona Oeste.

Como todos los alepinos, fuimos a visitar las antiguas primeras líneas del frente, el barrio histórico de Jdeidé, la vieja ciudad alrededor de la ciudadela y las zonas oriental y sur. La magnitud de la destrucción supera lo que habíamos imaginado. En Midanese, barrio armenio, en Jdeidé, barrio histórico de los cristianos, en Hanano, en Sukari etc., la realidad muchas veces supera la ficción.

 

Optimismo prudente

Con la liberación, la ciudad retoma un aspecto más natural, más civilizado. Todas las calles, la mayoría fueron bloqueadas por barricadas o muros de piedra durante los 4 años de guerra, han sido abiertas a la circulación. Hay una gran cantidad de peatones en las calles. La gente camina tranquilamente sin miedo a la muerte que los acechaba antes de la liberación. El tráfico es muy denso. Las luces de señalización y la iluminación de la rotonda, que funcionan con paneles solares plantados en cada cuadra, funcionan de nuevo. La recogida de basuras se reanudó; los jardineros del municipio están de nuevo en el trabajo en los jardines públicos y en las centrales. Todas las escuelas y la universidad están funcionando normalmente.

Las condiciones de vida cotidiana, sin embargo, siguen siendo muy difíciles.

Este invierno, hemos tenido muy frío. Había escasez de combustible. Con la falta de electricidad, no había ninguna manera de calentarse, mientras que las temperaturas en diciembre, enero y febrero eran muy bajas.

Como en los últimos 2 años y a pesar de la liberación, no tenemos aún electricidad. Seguimos comprándola, a un precio elevado, a generadores privados que abundan en las aceras de nuestra bella ciudad, que se ha vuelto muy fea con los generadores que ensucian y los cables eléctricos que cuelgan por todas partes. Las autoridades han trabajado arduamente para conectar, de nuevo, por las torres de alta tensión, Alepo a la red nacional. Parece que han tenido éxito pues, desde hace una semana, tenemos electricidad una hora al día de seguido.

En cuanto al agua corriente, todavía está cortada. Durante la ocupación, el agua llegaba del Éufrates a las lagunas de tratamiento de agua en Alepo, pero no era bombeada en las canalizaciones, porque la estación de bombeo estaba en manos de los rebeldes de Alepo Este. Con la liberación, la estación de bombeo está nuevo bajo el control del gobierno sirio, pero el ISIS no deje el agua ser bombeada a partir de la pequeña ciudad de Khafsa sobre el Éufrates. El Ejército Sirio está tratando de recuperar la ciudad. Pero prudente optimismo: mientras tanto, 1.5 millones de alepinos siguen utilizando el agua, a menudo no potable, de los 300 pozos perforados en la ciudad. El número de infecciones intestinales ha alcanzado niveles récord en los últimos tiempos.

Algunas familias desplazadas pudieron regresar a sus hogares; otros deben hacer las reparaciones importantes; otros esperan que terminemos de limpiar sus barrios y restablecer la infraestructura destruida y otros, que vivían en los edificios ahora completamente destruidos, deben esperar la reconstrucción. Precisamente, los proyectos de reconstrucción de la ciudad son muchos. Múltiples organizaciones internacionales o nacionales, han solicitado autorización para participar en la reconstrucción: una para reconstruir diez escuelas, otra para restaurar 200 apartamentos, una tercera para reconstruir la ciudad vieja etc... Pero prudente optimismo: nada Todavía nada ha comenzado. Esperar y ver.

 

La crisis económica

La crisis económica sigue siendo muy grave. En 6 años de guerra, la gente se ha empobrecido a causa del desempleo y el aumento del costo de la vida. Situación paradójica: los alepinos no encuentran trabajo, pero, por otra parte, las pequeñas empresas que empiezan a abrir tímidamente no encuentran obreros calificados, la mayoría de los hombres jóvenes son reclutados por el ejército para hacer su servicio militar o como reservistas. Han abandonado el país para lugares mejores. Los alepinos, ahora más que nunca, tienen necesidad de ayuda para sobrevivir.

Mientras tanto, la guerra prosigue en Siria con la participación de numerosas fuerzas extranjeras. Una gran cantidad de territorio y ciudades pequeñas han sido liberadas del control de Isis. Algunas están ahora bajo el control del estado sirio, otros bajo el control de los kurdos, turcos o de los islamistas. Los dos últimos meses, ha habido negociaciones inter-Siria bajo los auspicios de Irán y Rusia en Astana luego, bajo la égida de la ONU, en Ginebra. Sin ningún avance. Pero, prudente optimismo, una lista de puntos a negociar fue establecida y aceptada y la fecha de otra ronda de negociaciones se fijó.

 

Los Maristas Azules

Ninguna de las cientos de familias desplazadas, beneficiarias de los diferentes programas de los Maristas Azules pudo regresar a su domicilio. Tenemos, por el contrario, que admitir a muchas familias desplazadas recientemente que habitaban la zona oriental y que han venido a alojarse en casa de sus padres, de antiguos desplazados. Nosotros, los Maristas Azules, no tenemos los medios ni los conocimientos ni la misión de participar en la reconstrucción material de la ciudad. Por el contrario, creemos que la reconstrucción del hombre es primordial y ponemos en ello, en la medida de nuestras posibilidades, todo nuestro peso. Así es como hemos desarrollado nuestros proyectos pedagógicos e iniciado nuevos.

Nuestro Centro de formación de adultos, "El M.I.T.", sigue organizando dos seminarios por mes sobre temas determinados para adultos de 20 a 45 años. En febrero, el H. Georges organizó un taller sobre el tema "Del perdón a la reconciliación" y contemplamos, dada su importancia, hacerlo de nuevo con otros grupos en breve.

Convencidos de la necesidad de ayudar a los jóvenes adultos a trabajar para vivir y salir del círculo vicioso, - guerra - situación económica catastrófica - desempleo - pobreza – asistencialismo o emigración, habíamos organizado, a finales de 2016, un seminario de 100 horas en 2 meses para los jóvenes de 20 a 35 años sobre el tema: "Cómo emprender su propio proyecto". Veinte participantes han aprendido de los mejores expertos cómo pensar, realizar y llevar adelante un proyecto. Al final del período de sesiones, el jurado seleccionó a los 4 mejores proyectos viables en términos de rentabilidad y de posibilidades de éxito y los hemos financiados parcialmente. Ante el éxito del proyecto, acabamos de iniciar la 2ª versión con 15 participantes.

Varios proyectos educativos y de apoyo psicológico han surgido recientemente.

"Corte y costura"permite a una treintena de mujeres aprender a coser y a confeccionar vestidos para las necesidades de la familia y también para encontrar trabajo en los talleres de confección que abren y que piden trabajadores. La primera promoción está a punto de terminar sus 4 meses de aprendizaje y las solicitudes de candidatas son muchas para después. Aprovechamos su presencia durante la costura para tener con ellas, tiempos de formación personal y apoyo psicológico.

"Hope"es un proyecto que tiene como objetivo enseñar una lengua extranjera, el inglés o el francés, a las jóvenes madres que tienen hijos en la escuela elemental. En efecto, a partir de la 1ª clase elemental, el programa establece la enseñanza de una lengua extranjera a los niños pequeños. El enseñar a las mamás permite a éstas, además de una satisfacción personal, puedan seguir los estudios de sus hijos.

"Douroub"acoge a los niños de 10-11 años que han sido hasta ahora desatendidos por nuestros diferentes proyectos. Con un equipo de 3 monitores, se reúnen para actividades educativas y lúdicas.

"Lucha contra el analfabetismo"continúa con 2 niveles. El nivel superior, para los que ya han participado en un 1er período de sesiones de 2 meses, para enseñarles el nivel de la 3 ª elemental, es decir, a hacer frases, leer y escribir. Y el nivel principiante con un nuevo grupo de padres o de jóvenes analfabetos para aprender a escribir y leer las palabras.

"Skill School"para 75 adolescentes, "aprender a crecer" y "quiero aprender" con 200 niños de 3 a 6 años, continúan, mejor que nunca, sus hermosos programas para educar, instruir y apoyar a niños y jóvenes.

Nuestros diferentes programas de socorro continúan ayudando a los desplazados y a los más necesitados. "Los Maristas Azules para los desplazados" ayudan a unas 1000 familias, cristianas y musulmanas, a sobrevivir a través de la distribución de canastas de alimentos y de salud mensuales bastante consistentes, dinero en efectivo para comprar 1 amperio de electricidad a los generadores privados, y un cupón de carne o pollo mensual. También ayudamos a las familias desplazadas a pagar el alquiler de su vivienda provisional.

El programa "Civiles heridos de guerra" que, durante años, ha tratado y salvado miles de heridos, trabaja, por suerte, más bien a cámara lenta con la liberación de Alepo, pero seguimos tratando a nuevos heridos por las minas dejadas por los rebeldes antes de su salida o ex heridos ya tratados pero que necesitan tratamiento u otras intervenciones quirúrgicas.

Por el contrario, "el programa médico de los Maristas Azules" ha crecido a causa del aumento de la pobreza, el desempleo y el costo de la vida. Para los pacientes que no tienen los medios, participamos en los costes de las cirugías, tratamientos en el hospital o simplemente en el coste de las recetas (el precio de los medicamentos fabricados localmente acaba de aumentar en un 400 %), de las radios y escáneres, y los análisis de laboratorio.

"Tengo sed"distribuye, con nuestras 4 camionetas, agua a las viviendas de 40-45 familias cada día. Debido a la dificultad de rellenar nuestras camionetas con agua de los pozos perforados por todos lados en Alepo -que están abarrotados de 8 de la mañana a 10 de la noche- y la pérdida de tiempo ocasionada por esperar su turno, hemos comenzado a perforar nuestro propio pozo. Así podremos llenar rápidamente y distribuir diariamente a un mayor número de familias.

Por último, "Gota de leche" está en su 22º mes de distribución de leche a 3000 niños cada mes. Proyecto esencial para el crecimiento y el desarrollo de nuestros niños y que no ha parado ni un solo día a pesar de la dificultad de abastecimiento de leche, especialmente la leche especial para lactantes, y el coste importante del proyecto.

 

La tarea sigue siendo más importante que antes

Con la liberación de Alepo, a pesar de nuestro prudente optimismo, la tarea es aún más importante que antes. Es enorme. ¿Seremos capaces física, moral y económicamente de enfrentar los retos? ¿De ayudar a los desplazados a regresar a sus hogares cuando llegue el momento? ¿A los parados a encontrar un empleo? ¿A los traumatizados a curar sus heridas? ¿A los desesperados a encontrar la esperanza? ¿A los niños a vivir su infancia robada por la guerra? ¿A la gente a perdonar? ¿A reconciliarse? ¿Seríamos capaces de convencer a la gente de no marcharse del país? El éxodo continúa y todos los días amigos, conocidos, voluntarios, colaboradores o beneficiarios vienen a decirnos un hasta luego que se parece más a un adiós.

A pesar de todo, seguimos viviendo nuestro compromiso. Con un prudente optimismo, compartimos este extracto del hermoso texto de nuestro amigo el P. Jean Debruynne:

"Resistir es obstinarse en ver un pedazo de cielo, incluso si es gris o negro, aunque quepa en un pañuelo de bolsillo, encarcelado entre muros demasiado altos. Resistir es no renunciar jamás a buscar el sol incluso a través de la abertura de una boca de alcantarilla.

Resistir es ser lo suficientemente terco para ver levantarse el día a través de las alambradas.
Resistir es no ceder a la obligación de guardar silencio.
Resistir es un orgullo.
Resistir es negarse a la intolerancia, la indiferencia y la negación de las diferencias.
Resistir es no renunciar jamás.
Resistir nunca acepta la tranquilidad.
Resistir elige ser responsable.
Resistir es permanecer de pie delante de Dios. De pie y no por tierra, ni de rodillas.
Porque resistir es inventar el amor. "

También creemos que resistir es esperar, como en Pascua, que después de la muerte, existe la resurrección.

_________________

Nabil Antaki - Para los maristas azules

651 visitas