Inicio > Noticias > Casa general: 24 años de servicio al Instituto

 

 


 



NoticiasElegir

  • Noticias
  • 2017 | 2016 | 2015 | 2014 | 2013 | 2012 | 2011 | 2010 | 2009 | 2008 | 2007 | 2006 | 2005 | 2004
  • Más populares | Estadística
  • Calendario
  • Última noticia

 


Emili Turú - La Valla: casa de la luz

Emili Turú
Superior general



 

FMSI

Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Brasil: Colégio Marista São Francisco, Rio Grande

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

Archivo de novedades

 

Calendario marista

16 agosto

Santos: Esteban de Hungría, Roque, Teodoro

Calendario marista - agosto

Celebración de despedida en honor de Iolanda Gallo

 

Archivo

24 años de servicio al Instituto

03/07/2017: Casa general - Álbum fotográfico

El día 26 de junio, la Administración general organizó una despedida en honor de Iolanda Gallo, que accedió a su jubilación el 30 de junio después de 24 años de servicio al Instituto.

“Pensaba que nunca iba a llegar este momento, pero aquí está finalmente”, afirmó Iolanda, que trabajó en la recepción de la Casa general desde 1993. “Me duele el corazón al dejaros aquí a todos”.

En el jardín central de la Casa general, el Superior general, hermano Emili Turú, recordaba al personal y a los miembros de la Administración general que Iolanda había pasado más de un tercio de su vida en esta Casa del Instituto.

“Es la persona que ha visto y oído tantas cosas y que ha visto pasar con el tiempo las diferentes formas de comunicación: el correo postal, el fax, el teléfono, el correo electrónico…” comentaba el hermano Emili y recordaba la anécdota del día que Iolanda recibió una llamada telefónica de Camerún diciéndole que un “cierto hermano Emili Turú estaba hospitalizado y necesitaba urgentemente dinero”, aunque ella sabía que estaba en la Casa general.

“Este día representa un nuevo comienzo para usted, y esperamos sea alegre y hermoso”, le dijo a Iolanda, que se traslada a Marsella, Francia, para vivir con su hermana.

Iolanda, que ha sido probablemente la primera mujer a ostentar un puesto “visible” en la Casa general, ha conocido cuatro Superiores generales, cientos de hermanos, laicos y visitantes.

El hermano Emili regaló a Iolanda una estatua de nuestra Buena Madre deseándole que “la espiritualidad marista le acompañe siempre” y leyó para ella una tradicional bendición irlandesa: “Que el camino se abra para recibirte; que el viento sople siempre a tu espalda; que el sol caliente siempre tu rostro; que la lluvia caiga suavemente en tu tierra y hasta que nos volvamos a ver que Dios te tenga en la palma de su mano”.

531 visitas