Inicio > Noticias > Cuba: Formando a 50 animadores de pastoral juvenil

 

 


Para recibir noticias sobre el Capítulo en su correo, haga clic aquí y rellene el formulario

 


 



NoticiasElegir

  • Noticias
  • 2017 | 2016 | 2015 | 2014 | 2013 | 2012 | 2011 | 2010 | 2009 | 2008 | 2007 | 2006 | 2005 | 2004
  • Más populares | Estadística
  • Calendario
  • Última noticia

 


Emili Turú - La Valla: casa de la luz

Emili Turú
Superior general



 

FMSI

Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Australia: Parramatta Marists, Cerdon College y Marist College Kogarah donan ropa a Marist 180

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

Archivo de novedades

 

Calendario marista

23 septiembre

San Pío de Pietralcina, Lino, Tecla

Calendario marista - septiembre

‘Quien no vive para servir, no sirve para vivir’

 

Archivo

Formando a 50 animadores de pastoral juvenil

30/08/2017: Cuba

Unos 50 jóvenes se reunieron en Matanzas(Cuba)para adquirir herramientas para su misión como animadores de pastoral juvenil en sus comunidades, del 8 al 13 de agosto.

El encuentro de ‘Escuela de Líderes I’, que tenía como lema ‘Quien no vive para servir, no sirve para vivir’, incluía también experiencia de vida comunitaria y servicio, así como talleres de oración y Misa. 

Según los organizadores, el objetivo era formarles y permitirles “releer su historia personal a la luz de la fe y un encuentro con Jesús”.

Convocados por la Comisión Nacional de Pastoral Juvenil y animados por los Hermanos Maristas, los jóvenes provinieron de Ciego de Ávila, Santa Clara, Cienfuegos, Matanzas, La Habana y Pinar del Río.

“Esta experiencia ha sido un regalo de Dios para mi vida”, afirmó Liz Camila López, una de las participantes. “Ha sido como un motor que me impulsa a continuar como líder cristiana transparente y firme en la fe que profeso en los diferentes ambientes donde me muevo”. 

Otro participante, Rafael Cruz, dijo que encontró “una gran disposición de los jóvenes y me ayudó a fortalecer los cimientos de mi vocación, porque entre tantas oscuridades en mi Cuba querida, he descubierto un suspiro de esperanza”. 

“Quedo satisfecho y agradecido, soy feliz de servir a la iglesia acompañando a los jóvenes porque mi vida es Cristo”, continuó diciendo. 

324 visitas