Inicio > Noticias > México: Formación conjunta con carácter interprovincial


 

H. Henri Vergès
Beatificación
8 de diciembre

 

 



NoticiasElegir

  • Noticias
  • 2018 | 2017 | 2016 | 2015 | 2014 | 2013 | 2012 | 2011 | 2010 | 2009 | 2008 | 2007 | 2006 | 2005 | 2004
  • Más populares | Estadística
  • Calendario
  • Última noticia

 


Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Argelia: H. Ernesto Sánchez y H. Pere Ferré con el hermano y la hermana del H. Henri Vergès en Orán

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

 


Llamadas del XXII Capítulo General



FMSI


Archivo de novedades

 

Calendario marista

10 diciembre

Santos: Eulalia, Julia, N.S. de Loreto
Día Internacional de los derechos humanos (ONU)
Primera fundación marista en Kenia (1984)

Calendario marista - diciembre

FORMARME

 

Archivo

Formación conjunta con carácter interprovincial

10/08/2018: México

En el mes de julio en la Ciudad de México se concluyó el FORMARME 10, la décima generación de un proceso de formación marista que cumple ya 16 años de existencia en las provincias de México Central y Occidental.

Su objetivo es que el participante beba de las fuentes que dieron origen al Instituto Marista, como la Biografía y Cartas del Padre Champagnat, las vidas de los Primeros Hermanos, su Carisma, Espiritualidad, Misión y Vida comunitaria, así como los documentos de la vida e misión de los maristas de Champagnat.

El curso, que tuvo su origen en 2002, inició llevándose a cabo con solo un encuentro. Actualmente se realiza en dos veranos consecutivos.

La experiencia se planea y ejecuta con la participación de una comunidad de referencia formada por hermanos y laicos que brindan su entusiasmo de sentirse maristas de Champagnat en un proyecto de formación conjunta con carácter interprovincial.

A continuación, en español, se pueden ver algunos testimonios de los participantes de FORMARME 10.

_______________


“Por medio de la presente, la décima experiencia de vida de la Formación Marista México (FORMARME) agradece el apoyo brindado para participar en este encuentro, y externa su sentir respecto a éste.

FORMARME busca que su participante profundice -o bien, conozca- la misión y el carisma maristas de los cuales forma parte esencial, de tal manera que pueda encontrar su vocación al hacerlos suyos, para posteriormente reproducirlos y compartirlos a todos los integrantes de las instituciones en las cuales labora, asumiéndose a sí mismo como un Marista de Champagnat.

Para lograr esto, FORMARME se despliega como un semillero integral del carisma y la espiritualidad: por un lado, es un espacio de enriquecimiento personal, que impacta y transforma la vida, visión, labor y profesión de los laicos mediante vivencias que invitan al acercamiento, compromiso, congruencia, conversión y convicción en el amor de Dios y su Reino, a través del mensaje de Jesucristo, nuestra Buena Madre y San Marcelino Champagnat.

Por otro lado, es un espacio común donde se escucha sin juzgar; donde se confrontan dudas, miedos y dolores, tanto personales como colectivos, que surgen de los problemas contemporáneos que nos interpelan y de las inseguridades personales, como el dolor y la culpa. La espiritualidad se vive de manera personal e intransferible, pero se puede compartir a través de acciones de amor evangélico, las cuales reavivan la fe y dan luz de esperanza al mundo en que vivimos. Al hacernos conscientes de nuestra condición humana mediante la atención del interior y del exterior, encontramos el amor divino que no abandona, que llega a lo que parece inalcanzable y abre el camino hacia la santidad y la renovación.

El mundo de hoy, ensombrecido por la desigualdad, muestra la urgencia de una misión marista compartida, que vincule, de manera firme y amorosa, a hermanos y laicos hacia el mismo objetivo evangélico: dar a conocer a Jesús y hacerlo amar, tal y como deseaba Champagnat. Esta misión nos llama al encuentro de los niños y jóvenes de las periferias geográficas y existenciales, a través una educación y acompañamiento basados en el amor cristiano, siendo testimonio de éste con el prójimo y en el trabajo, mediante la sencillez, humildad y modestia en nuestras vidas. La manera particular de llevar a cabo esta meta de evangelización se encuentra en el carisma, que es el corazón de la labor marista: seguir a Jesús al estilo de María.”

1206 visitas