Inicio > Noticias > España: Encuentro europeo del Movimiento Champagnat

 

 

 



NoticiasElegir

  • Noticias
  • 2019 | 2018 | 2017 | 2016 | 2015 | 2014 | 2013 | 2012 | 2011 | 2010 | 2009 | 2008 | 2007 | 2006 | 2005 | 2004
  • Más populares | Estadística
  • Calendario
  • Última noticia

 


Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Bangladesh: Vía crucis en Giasnogor - Escuela St Marcellin

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

 


VIII Encuentro de la Red Marista Internacional de instituciones de educación superior
Perú | 2-6 de abril


Llamadas del XXII Capítulo General



FMSI


Archivo de novedades

 

Calendario marista

25 marzo

Solemnidad de la Anunciación del Señor
Santos : Dimas, Humberto, Isaac, Lucía

Calendario marista - marzo

Pluralidad de formas de llevar a cabo el mismo Proyecto de Vida

 

Archivo

Encuentro europeo del Movimiento Champagnat

06/09/2006: España - Álbum fotográfico

Del 10 al 13 de agosto tuvo lugar en la Escuela Universitaria Cardenal Cisneros de Alcalá de Henares (Madrid - España) el primer Encuentro Europeo de Responsables del Movimiento Champagnat de la Familia Marista. Dicho encuentro forma parte del programa de conocimiento y animación del Movimiento por parte del Secretariado de Laicos, que ya se inició en noviembre del año pasado con el primer Encuentro Americano, realizado en Fusagasugá (Colombia).

Las 60 fraternidades del Movimiento en Europa estuvieron representadas por 42 participantes (33 seglares y 9 hermanos), con el acompañamiento de los HH. Pedro Herreros, C.G., y Pau Fornells, director del Secretariado de Laicos del Instituto. Hubo delegados de España, Francia, Bélgica, Alemania, Portugal, Italia, Grecia y Siria.

En torno al lema del encuentro, “¡Ser Maristas, una pasión siempre nueva!”, se propusieron tres objetivos fundamentales:
1. El conocimiento mutuo entre las fraternidades de las cinco provincias de Europa y su manera de estructurarse, animarse, formarse, sus actividades, compromisos…
2. Una reflexión conjunta sobre la identidad que se va perfilando para el Movimiento en Europa: identidad laical marista, rol del Hermano en las Fraternidades, pertenencia eclesial…
3. Y una visión hacia el futuro del Movimiento: estructuras para un mejor desarrollo, rol que puede desempeñar el Secretariado de Laicos, cómo proseguir el intercambio de experiencias y recursos a nivel de la región y del Instituto…
4.
El ambiente se hizo pronto muy fraterno y el espíritu de familia ayudó a superar las barreras de las lenguas y de la diversidad. El deseo de Marcelino de “un solo corazón y una sola alma”, fue algo fácil de traducir en palabras y gestos que se repitieron a lo largo de todo el encuentro. El tiempo se hizo corto para tantas ganas de compartir y aprender los unos de los otros. Al final, una sensación muy fuerte: El Espíritu augura un espléndido futuro para el Movimiento en Europa. Hay muchas ganas, inquietudes, creatividad, audacia y voluntad de crecer.

Como pequeña semilla de mostaza de la estructuración del Movimiento Champagnat en Europa, los participantes decidieron elevar a los cinco H. Provinciales de Europa las tres propuestas siguientes:
a) Seguir realizando un Encuentro de Responsables de cada Provincia del Movimiento Champagnat, a nivel europeo, cada 4 años, antes de las Conferencias Generales y de los Capítulos Generales del Instituto.
b) Crear un Consejo Europeo del Movimiento Champagnat de la Familia Marista, formado por un/a delegado/a laico/a de cada una de las Provincias, que se reunirá anualmente con el Secretariado de Laicos del Instituto y que tendrá como finalidad el análisis de la marcha de las fraternidades y la animación de las mismas.
c) Intensificar el uso de medios de comunicación ya existentes: página Web, blog sobre el Laicado, e-mails, revistas… para intercambiar información y materiales de reflexión, comunicar encuentros de formación y retiros, estar en contacto unas fraternidades con otras y con el Secretariado de Laicos, etc.

Algunas de las opiniones de los participantes expresadas en la evaluación final del encuentro:
• Me llevo una gran alegría, al ver a tantas personas que van por el mismo camino, aun siendo consciente de que yo tengo todavía mucho que caminar.
• Vuelvo a casa con un sentimiento de gran confianza y esperanza. Me siento animado del deseo de participar a nuestras fraternidades todo lo que he escuchado y debatido en esta reunión.
• Me voy lleno del Espíritu, con esperanza, removido, inquietado. Destaco el sentimiento de sentirnos hermanados con todas las fraternidades.
• Me he sentido miembro de una gran familia. Me he sentido integrada, animada, apoyada. Me ha animado el ver que tenemos interés y deseos de avanzar, de crecer, y que hay muchas más cosas que nos unen que las que nos separan.
• Me voy encantado e ilusionado, sabiendo que formo parte de un movimiento que está siendo fundamental en mi vida. Ya lo sabía, pero el encuentro lo ha confirmado plenamente.
• Me encuentro feliz de sentirme en el Movimiento y de la pluralidad de formas de llevar a cabo el mismo Proyecto de Vida. Me ha animado la gran riqueza de la diversidad. Me han desanimado ciertos miedos a caminar.
• Siento que la tienda se ensancha y que el carisma marista de Champagnat sigue vivo, con ganas de llegar a más personas… Me anima la sintonía vital percibida desde lo que compartimos: carisma, espiritualidad y misión. No me ha desanimado nada, pero me preocupan cosas que hay que trabajar más en dos de las provincias: una mayor sintonía entre las antiguas provincias que antes las formaban y ahora forman una sola, y una mayor apuesta por la autonomía de los laicos y de las fraternidades.
• Me he sentido acogida y como en familia. Me voy con ilusiones renovadas y con nuevas energías. Me ha animado el comprobar que, en la diversidad, nos une el mismo espíritu y el mismo carisma, y la seguridad de que es posible trabajar juntos y crear un futuro. El desánimo lo traía, no me lo llevo.
• Fue muy agradable encontrarse con todas las provincias de Europa para compartir y darnos nuevos impulsos. Lo que me ha desanimado ha sido la reticencia de algunas personas a avanzar. La Europa Marista debe ir hacia el futuro.
• Un ambiente muy positivo que hace entrar ganas de caminar. A parte de ciertas excepciones, me alegra que se quiera avanzar. ¿Desánimo? Ver algunas posturas rígidas.
• Yo me he sentido todavía más marista, si se puede decir. Regreso con el corazón y el espíritu cargado de emoción, de gratitud y de fraternidad. Este encuentro fue fraternal, motivante y oxigenante. Lo que me ha animado más ha sido el saber que soy un marista entre tantos otros y que las proyecciones de futuro para mi fraternidad llevarán a los laicos a saber estar mejor en su puesto. Antes éramos: hermanos “animadores” y laicos “acompañantes”… Yo espero que, a partir de ahora, se podrá vivir así: “un laico animador” (ayudado por un equipo, en el cual puede haber también un hermano) y los otros: hermanos y laicos, miembros de la fraternidad. Nada me ha desanimado.
• Me sentí muy feliz entre hermanos y hermanas, compartiendo la misma espiritualidad y el mismo Carisma. Me ha animado el hecho de encontrar personas con las mismas inquietudes, pero también con las mismas esperanzas. Me he sentido un poco inquieto por el inmovilismo de algunos, a nivel de ideas.
• Me sentí en familia. Con ganas de no acabar el encuentro. Con fuerza para el futuro, para continuar, para construir…

3369 visitas