Inicio > Noticias > Brasil: Votos perpetuos en la Provincia Marista Brasil Centro Sur

 

 

 



NoticiasElegir

  • Noticias
  • 2019 | 2018 | 2017 | 2016 | 2015 | 2014 | 2013 | 2012 | 2011 | 2010 | 2009 | 2008 | 2007 | 2006 | 2005 | 2004
  • Más populares | Estadística
  • Calendario
  • Última noticia

 


Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Bangladesh: Vía crucis en Giasnogor - Escuela St Marcellin

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

 


VIII Encuentro de la Red Marista Internacional de instituciones de educación superior
Perú | 2-6 de abril


Llamadas del XXII Capítulo General



FMSI


Archivo de novedades

 

Calendario marista

25 marzo

Solemnidad de la Anunciación del Señor
Santos : Dimas, Humberto, Isaac, Lucía

Calendario marista - marzo

Él me consagró...

 

Archivo

Votos perpetuos en la Provincia Marista Brasil Centro Sur

07/09/2006: Brasil

Como depositario de la benevolencia y del bien querer de Dios, el pasado 13 de agosto de 2006, el Hermano ADRIANO BROLLO emitió los votos perpetuos, consagrándose definitivamente al Señor como Hermano Marista en la Provincia Marista Brasil Centro Sur. La ceremonia se tuvo en su tierra natal, Marombas, distrito de Brunópolis, SC.

Al igual que María, el Hermano Adriano también dice: “El Señor me miró, me eligió y me quiso”...

Nuestra Señora en el himno del Magnificat, canta reconociendo que es pequeña, que es sierva y que, a pesar de su humildad y ocultamiento, Dios pudo mirar sobre ella, realizando grandes cosas en su vida. La iniciativa siempre viene de Dios: “Él me eligió; Él me quiso; Él me consagró...”

María nos enseña que las personas que consagran su vida a Dios (religiosos, religiosas, laicos consagrados), escogen ese estado de vida movidos por la convicción de que Dios llama. “¡No soy yo el que me consagro a Dios, es Dios el que me consagra!” Las ceremonias de entrada en la vida religiosa, de consagración al Señor, de emisión de los votos, son ocasiones más o menos solemnes, en que, públicamente, la persona responde a la llamada e iniciativa de Dios. Como María, la persona vocacionada dice sí al querer de Dios, a la elección gratuita de que ha sido objeto.

H. Ivo Antonio Strobino

2787 visitas