Inicio > Noticias > Brasil: 5-8 noviembre 2004, Curitiba (Brasil)

Sínodo sobre los jóvenes

 


 



NoticiasElegir

  • Noticias
  • 2018 | 2017 | 2016 | 2015 | 2014 | 2013 | 2012 | 2011 | 2010 | 2009 | 2008 | 2007 | 2006 | 2005 | 2004
  • Más populares | Estadística
  • Calendario
  • Última noticia

 


Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Australia: Pastoral Juvenil Marista de Melbourne

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

 


Llamadas del XXII Capítulo General



FMSI


Archivo de novedades

 

Calendario marista

21 octubre

Santos: Úrsula, Hilarión, Aquilino

Calendario marista - octubre

I ecuentro de representantes de instituciones maristas de educación terciaria

 

Archivo

5-8 noviembre 2004, Curitiba (Brasil)

13/11/2004: Brasil - Álbum fotográfico



Iniciado el Encuentro el día 5 de noviembre por la mañana, con las palabras iniciales de acogida de los Hnos. Clemente Ivo Juliatto, Rector de la Universidad que acogía el encuentro y Emili Turú, Consejero General, el resto de la mañana se dedicó a las presentaciones de los diferentes centros representados. A cada una de las presentaciones se le dedicaban unos 15 minutos, usando medios audiovisuales para favorecer la brevedad y concisión.

Después de la comida en la misma PUCPR (Pontificia Universidad Católica de Paraná), el grupo tuvo la oportunidad de conocer la Universidad, en primer lugar de la mano de las profesoras Neuza Aparecida Ramos y Marilda Lili Corbellini, las cuales presentaron, respectivamente, los proyectos educativo y comunitario de la Universidad, y en segundo lugar a través de una rápida visita al campus de Curitiba.
El día 6 se dedicó íntegramente a la reflexión sobre el papel de las Instituciones de educación terciaria dentro de la Misión Marista. El H. Manoel Alves, de la Universidad de Brasilia, presentó una interesante exposición: “Del corazón de la Iglesia al corazón de Champagnat”. Analizó en primer lugar la evolución histórica de las instituciones universitarias en la Iglesia, así como la evolución de su papel en el seno de la sociedad, y terminó de la mano de Champagnat, hombre abierto y flexible, cuya pasión por “dar a conocer a Jesucristo y hacerlo amar” le hacía adoptar todos los medios a su alcance para llegar a los niños y jóvenes allí donde estos se encuentran, especialmente los más desfavorecidos, como recuerda “Misión Educativa Marista”.

Durante el resto del día se compartió la reflexión en pequeños grupos y en asamblea, y se estableció un pequeño equipo para que pusiera por escrito lo más sobresaliente de la reflexión compartida, con la finalidad de darlo a conocer a las comunidades educativas de los centros de educación terciaria, así como al resto del Instituto marista. Próximamente podrá consultarse ese documento en esta misma página web.

El día 7, domingo, se inició con otro tiempo para las presentaciones de los centros maristas, y después de la celebración eucarística en la capilla de la Universidad, atendida pastoralmente por la comunidad de los Padres Maristas, el grupo se trasladó a la “Fazenda experimental Gralha azul” de la PUCPR, para conocer el trabajo de producción e investigación llevado a cabo en esa finca de unas 800 Ha. El día terminó con una rápida visita a lo más destacado de la ciudad de Curitiba.

Como ya se había previsto anteriormente, al inicio del día 8 se terminaron de presentar los centros maristas que faltaban, y el resto del día se dedicó a proyectos de futuro: en cuanto al mismo grupo reunido; en cuanto a posibles colaboraciones entre los centros universitarios maristas; en cuanto a servicios que se pueden ofrecer al Instituto Marista. En este sentido, fueron adoptadas las siguientes decisiones:

*
Realizar un segundo encuentro en 2006, en el marco de la Universidad marista “Notre Dame of Marbel”, en Filipinas.
*
Como principales temas para ese encuentro, dos pequeñas comisiones prepararán, respectivamente, una propuesta para establecer una estructura de coordinación y apoyo entre las instituciones de educación terciaria, y una propuesta de reflexión sobre los principios pedagógicos maristas aplicados a ese nivel educativo.
*
Por otra parte, se estableció también un grupo de investigación a propósito de las posibilidades de uso compartido de las nuevas tecnologías de la comunicación.
*
Finalmente, como respuesta a una propuesta presentada por el H. John McMahon, en nombre del Equipo de Misión para Oceanía, consistente en la creación de un Instituto Internacional de Educación Marista con la finalidad de formar en Educación Marista y en Liderazgo Marista (a nivel de Master o Doctorado), así como para favorecer la investigación en esos campos y su posterior difusión a todo el Instituto, la Comisión de Misión del Consejo General va a continuar investigando esa posibilidad, siempre en contacto con el Equipo de Oceanía que la presentó.

Ese mismo día 8 fue aprovechado por varios centros maristas para firmar acuerdos de colaboración entre ellos, un hecho que sin duda va a repetirse en el futuro, a partir de la experiencia de este primer encuentro.

La evaluación final del encuentro manifestó un alto de grado de satisfacción de los Participantes, destacando en primer lugar la formidable acogida proporcionada por la provincia marista de Brasil Centro-Sul y la PUCPR. Otros aspectos señalados fueron el excelente espíritu de fraternidad que animó todo el encuentro, así como un buen nivel de cumplimiento de los objetivos propuestos: conocerse, compartir reflexión y planear para el futuro.

Fr. Emili Turú

Bienvenidos todos a este “Primer encuentro de representantes de Instituciones Maristas de Educación Terciaria”.

La Comisión de Misión del Consejo General, al elaborar su Plan de Acción para el período 2002-2009, señaló como uno de sus objetivos, el “apoyo al trabajo en equipo y en redes de apoyo mutuo en las distintas regiones del Instituto”. Con esta finalidad, se han ido llevando a cabo diversas iniciativas en los distintos continentes, una de las cuales es el presente encuentro.

En febrero de este mismo año 2004, lanzamos una consulta a las Instituciones Maristas de Educación Terciaria de las cuales teníamos constancia, a propósito de la posibilidad de llevar a cabo una reunión con la presencia de todos los implicados. La respuesta fue unánimemente positiva, de manera que el pasado mes de junio les enviamos la convocatoria, señalando como objetivos principales del encuentro:

* Reflexionar juntos sobre el papel de las Instituciones Maristas de educación terciaria dentro de la MISIÓN MARISTA.
* Iniciar un proceso de conocimiento mutuo, a través de la información compartida.
* Valorar la posibilidad de futuras colaboraciones.

Y hoy, con ilusión, iniciamos este primer encuentro, que sin duda alguna contribuirá a potenciar la excelente labor que las distintas Instituciones están ya llevando a cabo.

A lo largo de estos días intentaremos colaborar entre todos, ayudándonos a asumir la responsabilidad que nos ha sido confiada, tal como nos recomienda Vita Consecrata (97): “Dada la importancia que revisten las Universidades y Facultades católicas y eclesiásticas en el campo de la educación y de la evangelización, los Institutos que las dirigen han de ser muy conscientes de su responsabilidad”.

Para ello, permítanme que les recuerde un par de textos maristas, que nos sitúan claramente dentro de las grandes finalidades para nuestras Instituciones, al servicio de la misión eclesial:

1.
Por una parte, Misión Educativa Marista cuando afirma: “Nuestra presencia en el campo de la enseñanza superior nos proporciona un contexto idóneo para promover el diálogo entre fe y pensamiento actual. Nos proponemos metas elevadas de estudio e investigación, contribuimos al progreso social y cultural y ofrecemos una adecuada preparación, profesional y personal, para futuros líderes. A través de nuestra labor pastoral de acompañamiento ayudamos a los estudiantes a armonizar fe, ética personal, y sentido de la justicia social” (156).
2.
Y, por otra, el XX Capítulo General, que nos marca algunos subrayados a los que nos esforzamos por ser fieles: “Avanzar juntos, Hermanos y laicos, decidida e inequívocamente, en la cercanía a los niños y jóvenes más pobres y excluidos, a través de caminos nuevos de educación, evangelización y solidaridad… Estamos convencidos de que la educación es un ámbito privilegiado de evangelización y de promoción humana. Expresamos nuestra gratitud a todos los educadores (Hermanos y laicos) implicados en nuestros colegios y en otras obras maristas. Pero, al mismo tiempo, nos quema el deseo de que nuestras instituciones sean más evangelizadoras y promotoras de la justicia. Promovemos el derecho a una educación para todos y orientamos nuestra misión marista en esta dirección” (Optamos por la vida, 31 y 33).

Al empezar este encuentro, nos sentimos parte de una gran familia extendida por los cinco continentes. Sabemos que cada uno de nosotros estamos llamados a aportar lo mejor de nosotros mismos, al servicio de un compromiso colectivo. Nadie sobra. Todos somos importantes. Los grandes o pequeños centros universitarios, las escuelas en sus diversos grados y niveles, los programas educativos para niños y jóvenes en situación de marginación o en áreas desatendidas… Formamos parte de un hermoso proyecto colectivo que, a través de las más diversas situaciones y culturas, intenta llegar a los niños y jóvenes allí donde se encuentran.

Nos enorgullece sentirnos herederos de una larga tradición espiritual y educativa, en comunión con los miles de educadoras y educadores maristas que a través de muy diversas plataformas educativas, se esfuerzan, como nosotros, por “compartir y continuar el sueño de Marcelino” (cf. MEM 30). Vosotros, como directivos, sois “más que ningún otro, la figura de Champagnat en la comunidad escolar”, puesto que se os pide ser “personas con visión, que puedan proponer y testimoniar nuestros valores maristas y guiar a los demás para que vivan según ellos”, así como también se os invita a “animar y reflejar la espiritualidad apostólica marista con optimismo y confianza” (MEM, 164).

Gracias por haber aceptado la invitación de estar hoy aquí. Gracias, en nombre del H. Superior General y de los otros hermanos del Consejo General, por la labor educativa que se está llevando a cabo en vuestras Instituciones y por vuestro servicio de animación entregado y generoso.

Gracias, de manera especial, a la provincia marista de Brasil Centro-Sur, así como a la Pontifícia Universidade Católica do Paraná, representada entre nosotros por el H. Clemente Ivo Juliatto, por su generosa acogida y por todas las facilidades puestas a nuestra disposición para que el encuentro pueda llevarse a cabo.

Que María, nuestra buena Madre, bendiga nuestro trabajo de estos días y lo haga fecundo.

Muchas gracias.

2851 visitas