Home > Marist World > Chile: Ecos de la Misión juvenil vivida en Graneros

 


Wherever you go

Rule of Life of the Marist Brothers


 



 


Social networking

Marist Brothers

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Today's picture

Bolivia: Prayer for peace in the country at the Cochabamba Novitiate

Marist Brothers - Archive of pictures

Archive of pictures

 

Latest updates

 


Calls of the XXII General Chapter



FMSI


Archive of updates

 

Marist Calendar

17 November

Saint Elizabeth of Hungary
1889: Father Peter Chanel, SM was beatified by Pope Leo XIII

Marist Calendar - November

Ecos de la Misión juvenil vivida en Graneros

 

Archive: 2019 | 2018 | 2017 | 2016 | 2015 | 2014 | 2013 | 2012 | 2011 | 2010 | 2009 | 2008 | 2007 | 2006 | 2005 | 2004

09/09/2016: Chile

 

2 de septiembre de 2016

Misionar implica salir de los cómodos estados habituales , para ir al encuentro de personas desconocidas en medio de la incertidumbre de cómo responderán. En ese horizonte, salir a misionar requiere de una audacia que es muy propia de nuestros jóvenes.

Conscientes de esta realidad , una veintena de jóvenes alumnos de cuarto medio acogieron la invitación de la UDEC ( Unión de Estudiantes Católicos de la Diócesis de Rancagua) para salir a anunciar a un Jesús alegre y misericordioso en la localidad de Graneros. Contaban para la Misión, con su entusiasmo, alimentado por la certeza de que el Señor caminaba junto a ellos a través de la comunidad. Grande es el Señor y muy digno de alabanza , por las maravillas que hace en medio nuestro. Como suele ocurrir en estas acciones , todo salió mucho mejor de lo esperado. Junto con la misión y la cálida acogida de las familias del lugar, al final del día eran recibidos en el Seminario Cristo Rey para coronar la experiencia con un momento de oración.

Allí, la comunidad de Señoras del Rosario de nuestro colegio había preparado un significativo momento de oración Mariana, entregando a cada joven un denario y relevando la presencia de la Buena Madre como garantía de la presencia de Dios en nuestras vidas.

La puesta de Sol nos acompañó en un sonriente regreso al colegio, con la certeza de que si generamos apertura a estas sorpresas de cada día, no sólo seremos mejores personas, sino que también haremos vida la noble tarea de enriquecer la vida de los demás. Esta experiencia nos deja como lección que no hay que desesperar jamás de la misericordia de Dios; Cuando más desanimados estamos, al pensar el el poco interés que tienen los estudiantes por anunciar el Evangelio, el Señor nos vuelve a decir "Remen mar adentro, y echad las redes"(Lc.5,4-6); Así lo hicimos y no salimos defraudados!! Agredecido

___________
Christian Arancibia Gaete

668 visits