Inicio > Mundo marista > Colombia: Ecos de la celebración del Bicentenario Marista en Popayán

 

 


 



 


Emili Turú - La Valla: casa de la luz

Emili Turú
Superior general



 

FMSI

Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Kenia: Reunión de "Formadores Maristas Africanos para un Nuevo Comienzo" en Nairobi

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

Archivo de novedades

 

Calendario marista

26 julio

Santos: Joaquín y Ana, padres de la Virgen María, Jacinto, Valente

Calendario marista - julio

Ecos de la celebración del Bicentenario Marista en Popayán

 

Archivo: 2016 | 2015 | 2014 | 2013 | 2012 | 2011 | 2010 | 2009 | 2008 | 2007 | 2006 | 2005 | 2004

25/01/2017: Colombia

 

EL DÍA 2 DE ENERO DE 2017

Mario Trujillo Echeverri Fraternidad Hermano Ángelo

La fraternidad marista Hermano Ángelo, en sintonía con los Maristas de Champagnat de todas partes, se unió al regocijo universal con el ofrecimiento de una Eucaristía especial, en homenaje a la Comunidad Marista, en la capilla de nuestra Señora de las Mercedes, de la antigua Villa Marista, con ocasión de la conmemoración de los 200 años de fundación del Instituto, presidida por el presbítero Libardo Emiro Bermeo y concelebrada por los sacerdotes Justo Pastor Buitrago y Manuel Romo. La ceremonia religiosa se ofreció con la intención de dar gracias a Dios por las bendiciones concedidas a través de la obra de san Marcelino Champagnat, durante 200 años, en ochenta países, especialmente en Colombia. También se ofreció para pedir por los Hermanos Maristas, por sus vocaciones religiosas y laicales, por la fidelidad y continuidad del carisma marista de Champagnat por muchos años más.

La capilla de san Camilo, construida en año y medio por el hermano Teodoro José, con los planos originales de la capilla de la casa generalicia de Saint Genis Laval, e inaugurada el 5 de agosto de 1930,era el lugar ideal para esta celebración eucarística marista, porque el estilo gótico de sus columnas, de sus arcos, de su alta bóveda, además de los artísticos vitrales alusivos a Jesús, a María, a José y a Champagnat, inspiran devoción y sobre todo, traen el recuerdo de solemnes festividades y fervorosos retiros de otros tiempos, con la presencia de gran número de hermanos. Aún parece resonar en sus naves las notas del órgano Hammond, los cantos gregorianos, los coros polifónicos, entonados por voces finas de niños y graves de adultos, en homenaje a Dios y a la Buena Madre, dirigidos por expertos directores musicales como los hermanos: Ildefonso José, Luis Ordóñez, Raúl Coral, Antonio Ospina Antonio Rincón y otros. ¡Cuántos recuerdos agradecidos acuden a la mente en este maravilloso recinto!

Al concluir la celebración litúrgica, los tres sacerdotes, en un gesto significativo y deferente, impartieron bendición solemne a los Hermanos Maristas del mundo, representados en los ocho hermanos presentes: Hernán Gómez, Rogelio Jiménez, Alonso Pino, Julio Quintero, Daniel Ramírez, Armando Rivas, Juan Carlos Villarreal y Diego Zawadzky. Luego, en el encuentro fraterno, les impusieron un rosario como símbolo de condecoración marista y signo de protección mariana. En seguida de la santa misa se ofreció un familiar convite en la casa de convivencias de propiedad de los Hermanos. Se brindó con generoso vino por la Comunidad Marista, se compartió sabrosa torta de ocasión, al compás del “Cumpleaños feliz” por los 200 años del Instituto, y se trajo a la memoria el recuerdo de queridos, valiosos y meritorios Hermanos, como Amable, Raúl Coral, Francisco Vilda, Pablo Telésforo, Roberto López, Fabio Urrea, Francisco Regis, Bautista, Floriberto, Elías Álvarez, Mateo, Urbano José, Anacleto y otros muchos.

Se terminó el encuentro con la visita a la gruta de la Virgen de Lourdes, para cantar, orar, encomendar a la Buena Madre el futuro del Instituto, particularmente por el XXII Capítulo General que se llevará a cabo en Rionegro, Antioquia, a partir del 8 de Septiembre del 2017. El apreciado hermano Diego Zawadzky despidió el fraterno encuentro con cálidas y efusivas palabras de agradecimiento y de invitación a fortalecer nuestro compromiso de permanecer fieles al carisma marista de Champagnat.

Asimismo, en horas de la tarde se realizó un nuevo encuentro celebrativo, con presencia de los miembros de las tres fraternidades de Popayán, presididos por los Hermanos Juan Carlos Villarreal y Diego Zawadzky. Igualmente fue un compartir gozoso, entusiasta y cordial, con cantos, oraciones, reflexiones y compro- misos; luego vino una deliciosa torta de ocasión, al son del “cumpleaños feliz” por el bicentenario marista. Después, en pequeños grupos se expresó el aspecto más interesante de la celebración, y cada uno se comprometió en algo particular para mantener vivo el carisma marista y responder así a la pregunta: ¿Y ahora qué debe seguir para todos nosotros, los maristas de Champagnat?

Primero, un acendramiento del espíritu de familia, porque tanto Hermanos como laicos nos congregamos “en torno a la misma mesa” del carisma marista, con sencillez, cordial acogida, alegre encuentro, diálogo construc- tivo, para querernos, ayudarnos y servirnos.

Segundo, un avivamiento en el nuevo comienzo marista, con el espíritu de La Valla, en plan de vivir mejor nuestra misión y compromiso de “dar a conocer a Jesucristo y hacerlo amar”, por medio de la devoción a María y bajo la inspiración de nuestro amado Fundador, san Marcelino Champagnat.

POR MARÍA Y CHAMPAGNAT, A JESÚS EN FRATERNIDAD.

708 visitas