Home > Marist World > Peru: Evangelizando y educando con el carisma de la enseñanza - Maristas, cien años en el Perú

 


 



 


Social networking

Marist Brothers

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Today's picture

France: Brothers of the Program Amanecer in the Hermitage

Marist Brothers - Archive of pictures

Archive of pictures

 

Latest updates

 


Calls of the XXII General Chapter



FMSI


Archive of updates

 

Marist Calendar

15 October

Saint Teresa of Avila

Marist Calendar - October

Evangelizando y educando con el carisma de la enseñanza - Maristas, cien años en el Perú

 

Archive: 2019 | 2018 | 2017 | 2016 | 2015 | 2014 | 2013 | 2012 | 2011 | 2010 | 2009 | 2008 | 2007 | 2006 | 2005 | 2004

14/10/2009: Peru

 

Hace 100 años llegaron al puerto del Callao, cinco religiosos de la Congregación de Hermanos Maristas, entre ellos Gedeón, Plácido Luis y Arturo, quienes sembraron la semilla de las obras maristas, que cubrieron Costa, Sierra y Selva.

Con el carisma de la enseñanza, la congregación fue fundada por san Marcelino Champagnat el 2 de enero de 1817. Le preocupaban mucho los niños y jóvenes que no accedían a la educación. Fue un gran reformador en la pedagogía de la lectura. Dice uno de sus biógrafos que “insistía en el espíritu de familia, en la benevolencia, en la devoción a María, expresada más en actos que en palabras, en el trato bondadoso a los chicos, en el espíritu de trabajo y en el ideal de educación religiosa muy profunda”.

Cuando san Marcelino muere el 6 de junio de 1840, su organización contaba con 290 hermanos distribuidos en 48 escuelas primarias de Francia. Hoy los hermanos maristas son 4,000 y se encuentran en 76 países, y continúan con su pensamiento “para educar bien a los niños hay que amarlos, y amarlos a todos por igual”; “Todo a Jesús por María, todo a María para Jesús”, teniendo a María, la Buena Madre, como modelo de educadora.
En el Perú crecieron rápidamente. Como señaló el hermano Eduardo Zamora: “Y dijo Dios ...” y construyeron colegios en Huánuco, Piura (Santa Rosa y San José Obrero), Tacna, una normal en Cajamarca y el colegio Cristo Rey, y un centro de acogida en Madre de Dios. Y en Lima se distribuyeron en Huacho (San José), Callao (San José); Miraflores (Champagnat) y San Isidro (San Isidro), hoy unidos en Surco; Barranco (San Luis), Santa Eulalia (Champagnat), San Juan de Miraflores (Manuel Ramírez Barinaga) y últimamente en Villa María del Triunfo (Santa María de los Andes). Crearon, asimismo, la Universidad Champagnat, dedicada a la formación de educadores.

Su presencia en el Perú, evangelizadora y educadora, es trascendente. Miles de jóvenes adquirieren la experiencia de la fe y se les inculca los valores, por lo que son “buenos cristianos y buenos ciudadanos”.

La única gran preocupación es que la cantidad de hermanos y las nuevas vocaciones han disminuido notablemente, por lo que instamos a los alumnos, ex alumnos maristas y en general a quienes conocen la obra de Champagnat, tengan vocación educadora y sientan el llamado de Dios, a que valientemente lo sigan e ingresen a la Congregación de Hermanos Maristas. El Perú necesita educadores de valía.

______________
Ricardo Sánchez-Serra - Periodista. Miembro de la Asociación de Prensa Extranjera.
Blog: rsanchezserra.blogspot.com

627 visits