Inicio > Biblioteca > Boletín marista > Número 109 (30.11.2003)

 

 


 



 


Ernesto Sánchez, Superior general

El nuevo comienzo ya ha comenzado
H. Ernesto Sánchez, Superior general



 

FMSI

Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Italia: Comunidades Internacionales para un Nuevo Comienzo Lavalla200>, Siracusa

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

Archivo de novedades

 

Calendario marista

15 diciembre

Santos: Valeriano, Cristina, Arturo
1949, salida de los primeros hermanos para Nigeria

Calendario marista - diciembre

Boletín marista - Número 109

 

Calendario amrista del mes de diciembre - Año del hermano Franscico (VI)
30.11.2003

Bajar WORD

CALENDARIO MARISTA DEL MES DE DICIEMBRE

En este Boletín marista, publicamos el calendario marista del mes de diciembre, que aparece día a día en el espacio web www.champagnat.org

1 Primer lunes de mes: recuerdo de los difuntos maristas - Día mundial de la lucha contra el SIDA
2 1915, fundación marista en Marruecos - Día internacional de la abolición de la esclavitud.
3 Festividad de san Francisco Javier, patrono de las misiones – 1956: salida de los primeros hermanos para Bolivia - Día internacional de las personas con discapacidad
4 En 1889 se abre la primera escuela marista en Colombia (Popayán)
5 Día internacional de los voluntarios para el desarrollo económico y social
6 Sábado marista: día especialmente dedicado a la oración por la Familia Marista
7 Día Internacional de la Aviación Civil
8 Fiesta de la Inmaculada Concepción – 1942, consagración del Instituto marista al Corazón Inmaculado de María - Primera fundación marista en Indonesia (1950) y en Kenia (1984)
9 1989, muere el hermano Luís María, segundo Superior general del Instituto
10 Día Internacional de los derechos humanos. En 1948, aprobación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos – Día Internacional de los Bosques
11 Día mundial del asma
12 Festividad de Nuestra Señora de Guadalupe
13 Sábado marista: día especialmente dedicado a la oración por la Familia Marista
14 Tercer domingo de Adviento
15 1949, salida de los primeros hermanos para Nigeria
16 1845, Mons. Epalle muere en la isla de San Cristóbal (Oceanía)
17 “El agradecimiento es la memoria del corazón” Anónimo
18 1886, llegada de los primeros hermanos a España – Día Internacional del Migrante – Día de la Esclerosis Múltiple
19 “La educación a lo largo de la vida se basa en cuatro pilares_ aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a vivir juntos, aprender a ser” Informe UNESCO
20 Sábado marista: día especialmente dedicado a la oración por la Familia Marista
21 Cuarto domingo de Adviento
22 Regalo de Navidad. Puedes regalar una inscripción gratuita de nuestro Boletín marista a todas aquellas personas que puedan estar interesadas en recibirlo
23 “Cada niño al nacer nos trae el mensaje de que Dios no ha perdido aún la esperanza en los hombres “ (R. Tagore)
24 1817, ingresa en La Valla el hermano Lorenzo, tercer miembro del Instituto1836, partida de los primeros hermanos a Oceanía
25 Fiesta de la Navidad del Señor - Feliz día a todos nuestros suscriptores y visitantes, que Dios y la Buena Madre bendigan también a sus familias
26 San Esteban, protomártir
27 San Juan Evangelista - – Sábado marista: día especialmente dedicado a la oración por la Familia Marista
28 Fiesta de la Sagrada Familia - Los Santos Inocentes
29 Día Internacional de la Diversidad Biológica
30 1931, reconocimiento de las Hermanas Misioneras de la Sociedad de María (SMSM) como Instituto de derecho pontificio
31 1852, partida de los primeros hermanos a Inglaterra
31 San Marcelino, al finalizar el año, dedicaba una oración para pedir perdón y para dar gracias por todos los dones recibidos. También hoy nosotros podemos vivir el perdón y el agradecimiento.

AÑO DEL HERMANO FRANCISCO (VI)
Junio 6, 2003 – Junio 6, 2004


LA HEROICIDAD DE LAS VIRTUDES CRISTIANAS

No es seguro que esta expresión goce de la simpatía de nuestra sensibilidad cultural. La psicología moderna trabaja tanto en los fallos humanos que, al hablar de la heroicidad de las virtudes, puede parecer presuntuoso presentar un modelo lejano del lugar de las batallas humanas.
Sin embargo, lo primero que se pide de todo siervo de Dios, es de quién se desea presentar la causa como confesor. No debemos sorprendernos de que un hombre de Dios practique todas las virtudes en un grado fuera de lo ordinario. Esas virtudes se atraen entre sí por una lógica interna donde actúa la gracia y una costumbre de generosidad humana. Se crea un clima de amor que facilita el don de la fidelidad. Los actores son dos: Dios, que es amor y fidelidad, y el hombre, que se eleva cada vez más hacia Dios, atraído y seducido por Él. La vida se unifica en el amor.
Pero la heroicidad de las virtudes no significa ausencia de límites, de sufrimientos, de problemas, de búsquedas... y menos el alejamiento de los otros. Jesús, siendo Hijo, ha conocido su parte de sufrimiento, ha orado con gritos de lágrimas (Hb 5 7-9). Se hizo hombre, se hizo cercano y multiplicó su contacto con los hombres. La heroicidad de las virtudes habla de generosidad, amor y fe, como costumbres adquiridas en un cuadro humano que exige esfuerzos (ascesis) y viven en un cuerpo que sufre. Pero todo siervo de Dios se apasiona con la ventura humana, multiplica sus lazos, se hace cercano de los menos afortunados.
Ante la afirmación de la heroicidad de las virtudes, se da más confianza a los testigos que vivieron con el siervo de Dios, que a un razonamiento teórico. Esta afirmación invita a la apertura y a la acogida más humana que a una actitud de rechazo.

LA PRUDENCIA

Pensamiento del H. Francisco
Admiremos la bondadosa conducta de la Divina Providencia:
lo que nosotros consideramos males y desgracias,
se convierten para nosotros en fuentes de abundantes gracias y bendiciones.
Si Dios nos aflige con una mano,
con la otra nos acaricia:
nos envuelve con su misericordia
y con toda su protección paternal,
cuando nos echamos con confianza en sus brazos
y nos entregamos a él completamente y para siempre.

Sus consejos permitían que todo el mundo se pusiera de acuerdo en la caridad...

Oración del H. Francisco, Superior

Dios mío, haz, con tu gracia,
que llegue a ser un H. Superior según tu corazón:
aplicado a todos mis deberes,
solamente ocupado de mi cargo...
no mirando sino a ti, no buscando sino a ti,
no esperando sino en ti, no temiendo sino a ti.

Dame cooperadores celosos,
envíame buenos obreros para tu viña, para tu cosecha.
Otórgame el discernimiento para escogerlos,
la piedad para formarlos,
la sabiduría para emplearlos,
la vigilancia y la bondad para gobernarlos.

Bendecidlos, conservadlos, santificadlos;
haz que sean hombres según tu corazón,
llenos de tu espíritu
y siempre aplicados a su apostolado.
(H. Francisco: 60 años de historia marista, p-70 ed. Fr.)

LA PRUDENCIA EN LA VIDA DEL H. FRANCISCO
Estamos haciendo una experiencia con el H. Francisco. Las páginas precedentes nos presentaron su fe, su esperanza y su caridad. ... Dejémonos sorprender al descubrir las virtudes de prudencia, justicia, fortaleza y templanza. El cuadro puede ser clásico, pero los descubrimientos serán hermosos.
La lectura de los testimonios sobre la prudencia cristiana del H. Francisco, revelan una virtud con muchos matices, una conjugación de fuerzas y cualidades humanas y espirituales, mucho más ricas de lo que se pudiera pensar.
Según los testigos, esta virtud nace de la intimidad con Dios, de la apertura a la sabiduría del Espíritu: “esta prudencia era sobrenatural y fundada en la oración ... El H. Francisco no emprendía nada sin haber antes reflexionado, sin haber orado mucho y pedido que se orase. Yo he sido testigo de esta conducta ... Recomendaba a Dios, examinaba cuidadosamente, consultaba, tomaba su tiempo y no se precipitaba ni se dejaba ir por la pasión ciega, la obstinación o la vanidad ... No Hablaba sin haber pedido la luz del Señor ... El buen Dios era su gran consejero”.
Esta virtud es también la escucha de los otros, apertura a todo consejo que pueda dar luz a una situación, a un problema, a una decisión: “ El H. Francisco me parecía un hombre de reflexión, ponderado. Tomaba consejo de las personas sabias”. “ Le gustaba pedir consejo al P. Colin, después de los obispos, de los asistentes ... No despreciaba ningún medio humano, pero después se encomendaba a Dios y recurría a los medios sobrenaturales y divinos”.

La prudencia y la sabiduría se dan la mano. Prudente, el H. Francisco era un hombre a quien se acudía voluntariamente para pedir consejo: “Tenía una gran sabiduría y una prudencia sobrenaturales; muchas personas le consultaban. Los directores de los pensionados, aún de los más importantes, venían de vez en cuando al Hermitage para poner sus dificultades al juicio del H. Francisco. He oído muchas veces a los hermanos felicitarse de los sabios consejos que habían recibido. ... Cuando se estaba en alguna obra, uno se complacía al recibir sus consejos, lo que permitía que todos estuvieran de acuerdo en la caridad... Salíamos de su habitación animados a seguir sus consejos.... Cuando se le consultaba, nunca respondía enseguida; si el asunto era grave, él esperaba, oraba y reflexionaba. Cuando era necesario, consultaba y después daba una solución justa... Nunca oí decir que el H. Francisco hubiese faltado de prudencia, por el contrario, sé que muchas veces ha retenido y moderado a ciertos hermanos muy imprudentes y temerarios”.

Hay como una acuerdo entre la prudencia y la sinceridad: “Era la misma sinceridad, nunca usaba el disimulo ... la franqueza le ponía al abrigo del disimulo”.

La prudencia se convierte en un clima de vida. Algunos testigos atribuyen a la prudencia los éxitos que el H. Francisco conoció durante su vida.: “la prudencia del H. Francisco ha sido probada por el éxito en las grandes y difíciles obras que emprendió y llevó a buen fin. Por ejemplo: la unión con los hermanos de Viviers y de Saint Paul y, de una manera general, el gobierno del Instituto”.
(Fuente: Positio super virtutibus: Informatio, p 60-64)

3288 visitas