Inicio > Biblioteca > Boletín marista > Número 131 (12/03/2004)


 

H. Henri Vergès
Beatificación
8 de diciembre

 

 



 


Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Canadá: Forum Mariste

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

 


Llamadas del XXII Capítulo General



FMSI


Archivo de novedades

 

Calendario marista

21 noviembre

Fiesta de la Presentación de la Virgen María

Calendario marista - noviembre

Boletín marista - Número 131

 

ATENTADOS TERRORISTAS EN MADRID
12/03/2004

Bajar WORD

Carta del hermano Seán Sammon, Superior general
ATENTADOS TERRORISTAS EN MADRID, ESPAÑA

11 de marzo de 2004

Queridos hermanos y colaboradores laicos:

A estas alturas, estaréis enterados de las terribles explosiones y pérdida trágica de vidas humanas que se ha producido en Madrid a una hora punta de esta mañana. Los primeros informes indican que estallaron dos bombas en torno a las 7.30 de la mañana, hora local, en un tren de cercanías que llegaba a la estación de Atocha, un eje de comunicaciones para el metro y trenes de cercanías de la capital del país. Este hecho y las explosiones que le siguieron, causaron casi 200 muertos y 1500 heridos.

Por el momento, nuestros hermanos de España no tienen noticias de que hayan muerto o sido heridos miembros del Instituto, colaboradores laicos, alumnos u otros miembros de las comunidades escolares de Chamberí o San José del Parque.

En estos momentos de tragedia nacional y de pérdida de vidas humanas, que nuestros corazones y nuestra plegaria acudan en ayuda de nuestros hermanos y hermanas de España, pues su dolor supera todo lo que podamos imaginar.

Acontecimientos como los de esta mañana dan lugar a sentimientos de rabia y a deseos de devolver el golpe. Sólo nuestra fe y el mensaje del evangelio pueden sostenernos frente a esta matanza y mutilación sin sentido. He escrito a nuestros hermanos de España en nombre mío, en el de Luis y del Consejo, y de todo el mundo marista, para expresarlos nuestro pesar y prometerlos que rezaremos con y para ellos y por los habitantes del país durante los próximos días y semanas, y que haremos todo lo que podamos para ayudarlos.

Recemos para que María, nuestra Buena Madre y hermana en la fe, y Marcelino les acompañen siempre en estos momentos difíciles. Y continuemos trabajando por la paz entre las naciones, entre los pueblos, y en los corazones de cada uno de nosotros.

Con todo mi afecto,

Hermano Sean D. Sammon, FMS,
Superior General

3887 visitas