Inicio > Biblioteca > Boletín marista > Número 167 (04/11/2004)

 


 


 



 


Emili Turú - La Valla: casa de la luz

Emili Turú
Superior general



 

FMSI

Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Italia: Programa de formación permanente en Manziana

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

Archivo de novedades

 

Calendario marista

28 abril

San Pedro Luis Maria Chanel y Nuestra Señora de Fourvière
1841: san Pedro Chanel, padre marista, martirizado en la Isla de Futura
1998: salida de los primeros hermanos para Rumania

Calendario marista - abril

Boletín marista - Número 167

 

Curso en San Lorenzo de El Escorial
04/11/2004

Bajar WORD

Curso internacional en San Lorenzo de El Escorial (II)
LO QUE TÚ NO HAGAS QUEDARÁ SIN HACER

Un total de 19 hermanos maristas de lengua española y portuguesa iniciaron el pasado mes de agosto en El Escorial, España, un curso que finalizará el próximo mes de diciembre para realizar una pausa en su camino y para crear un nuevo espacio de reflexión, oración y fraternidad dentro de un proyecto de formación continua. El hermano Javier Espinosa, acompañado por tres miembros de su equipo, facilita las condiciones para que los hermanos puedan salir con ánimos renovados. Proceden de 9 países y sus edades oscilan entre los 50 y los 65 años. Con motivo de la celebración de un curso, hubo oportunidad de formularles algunas preguntas, que a causa de su extensión publicamos en dos boletines. Este corresponde a la segunda y última parte.

H. Lluís Serra


¿Qué valores destaca en los jóvenes de hoy?
Hugo Depiné, Brasil Centro Sul
Los jóvenes hoy tienen mucha energía y por eso no les cuesta afrontar nuevas situaciones y comenzar de nuevo porque hacen de la vida un reto.
Valoran las relaciones afectivas siendo fieles en la amistad; tienen un gran espíritu de solidaridad compartiendo con los demás la búsqueda de nuevas alternativas de vida aunque esto sea a través de manifestaciones populares (de masa); de esta forma crecen en la conciencia política asumiendo liderazgos con persistencia y entusiasmo.

¿Qué propuestas lanzaría a los jóvenes actuales para que vivan con mayor plenitud su vida?
Eutimio Rubio, Argentina, Cruz del Sur
Tal vez comenzaría con alguna pregunta fundamental. Por ejemplo, ¿Cuál es tu misión en esta vida? ¿Qué valores persigues?
Le diría, amigo; la vida es un proceso de instantes. Cada instante es irrepetible. Trata de vivir a tope el carpe diem. Sueña con grandes ideales y busca en tu “ser profundo “la misión de tu vida. Algunos indicadores de valor que no pueden faltar como: salir al encuentro de los demás desde la solidaridad, tratar de ser un amigo leal, estudiar para ser un profesional competente, dejar buenos recuerdos como hijo en tu familia y tratar de ser un buen hijo de Dios. El te ama tal cual eres.
Tienes en tus manos el futuro para hacer algo grande de tu vida. Tu misión no la puede realizar nadie por ti. Lo que tú no hagas quedará sin hacer. ¡Tú puedes más! y con la magia de la entrega sin límites, harás maravillas. Si pones corazón y pasión en lo que emprendas lograrás éxito y tendrá sentido tu vida.
El conocimiento humano no tiene límites. Siempre puedes mejorar y hacer un segundo esfuerzo. Vale la pena intentarlo. Las oportunidades son ahora. Aprende cada día como si fueras a vivir mil años y vive como si fueras a morir mañana.
Las mayores dificultades siempre son oportunidades para volar más alto a las grandes cumbres de tu desarrollo personal. Cada persona tiene una cordillera que superar en su vida. La meta está conquistarla. Inténtalo.
Opta por la vida, por la paz , por la convivencia, por la solidaridad… por cambiar tú primero para cambiar el mundo.
Nunca pierdas las esperanza de poder ser un samaritano trabajando para un mundo más humano. Todo depende de ti para vivir feliz y en plenitud.

¿Vale la pena hoy educar para la solidaridad y que compromisos conlleva una educación de este estilo?
Imeldo Link, Rio Grande do Sul
Vale a pena, sem dúvida, porque a dimensão dos problemas sociais do mundo de hoje exige a promoção da inclusão social mediante novos projetos de educação e de solidariedade.
Isto implica:
- criar espaços para atendimento gratuito às comunidades carentes;
- oportunizar o acesso à educação formal às pessoas sem condições de freqüentar boas escolas;
- promover e qualificar atividades que favoreçam a autonomia e a emancipação da população incentivando por exemplo grupos de geração de renda, organizando-os em pequenas cooperativas;
É através da construção do conhecimento em escolas formais e com ações complementares gratuitas que se pode enfrentar problemáticas complexas como a violência contra crianças e adolescentes.

¿Qué valores del proyecto educativo marista conservan hoy toda su vigencia?
Esteban González, México Occidental
Ante un mundo tan cambiante y lleno de satisfactores pasajeros, el valor de la presencia en nuestro proyecto educativo cobra su sentido más profundo.
Nuestros jóvenes tienen sed de ser escuchados y valorados como personas.
El trajín mecanicista en el que se vive agudiza esta necesidad de contar con
alguien en quien confiar y desahogar problemas, en ocasiones vitales. La presencia al estilo marista con su carácter pedagógico y evangélico se sitúa como un satisfactor primordial para tantos jóvenes confusos y aturdidos por el entorno en el que están inmersos. Hemos pues de mostrarnos hermanos mediante una actitud genuina de interés y compasión ante su situación, sugiriendo caminos de crecimiento para su proyecto existencial.

¿Cómo valora la frase de Voltaire aplicada a los religiosos Entran sin conocerse, viven sin amarse y mueren sin llorarse?
Pablo Marín, Provincia Ibérica
De entrada, la considero equivocada. Que los religiosos entremos sin conocernos, mayormente, es cierto.
“Viven sin amarse”. Entiendo que el nuestro, no es un amor familiar natural, con las notaciones que tiene la vida real de familia en un matrimonio. Sí que se vive un amor que nos mueve a preocuparnos por los demás Hermanos de Comunidad. Amor que encuentra sentido en la Comunidad, alrededor de Cristo, no solamente basado en lo humano. Nos hacemos sensibles ante las necesidades, limitaciones y alegrías de cada Hermano.
“Mueren sin llorarse”. Duro sería para nosotros creer que es cierta esta frase. Ya desde lo humano hay preocupación con el Hermano que has convivido, cuánto más, en momentos importantes, cual la muerte. Y la clave no está en llorar o no físicamente, sino en la consideración y acciones de nuestro corazón: preocupación en su enfermedad y limitaciones, presencia cercana, consuelo y oración por su descanso en el Señor,… ¿ No es esto amor entre Hermanos?

Sus padres todavía viven. ¿Qué edad tienen y qué sentimientos alberga hacia ellos?
Jesús Navarro, Ibérica
Sí viven aún, con sus achaques y sus buenos años. El padre tiene 86 y la madre 85. Con naturalidad me surgen estos dos sentimientos: cariño y gratitud. Cariño filial que es correspondido. Gratitud por ellos, pues me dieron la vida, regalo de Dios.
Agradecimiento a ellos, también, por ser los primeros que me enseñaron a dirigirme a Dios y a María. Mi agradecimiento se hace explícito desde la oración y encuentros frecuentes.

¿Qué papel juega la oración en su vida?
Rogelio Jiménez, Colombia, Norandina
Voy a partir esta breve reflexión de una frase que cuando la escuché me impactó: “Como se vive se ora, porque como se ora se vive”.
Desde hace algún tiempo a raíz de una gracia especial logré captar el amor de Dios en mi vida, lo cual me llevó a redoblar mi oración particular, ya que fue en un momento en el que Dios con su amor misericordioso se hizo fuertemente presente en mi vida. Mi vida de oración personal ha sido de un tiempo para acá mi pararrayos. Me ha ayudado a asumir momentos difíciles igual que a encontrarle sentido a la oración comunitaria. Estoy en un proceso de búsqueda a través de la oración personal y comunitaria, de unificación y de coherencia, tarea de toda nuestra vida.

¿Cómo valora la naturaleza y la ecología? ¿Cree que en la educación se puede hacer algo en estos campos?
Angel Merino, Puerto Rico, Provincia América Central
El mundo en que nos ha tocado vivir es uno en el que predominan la violencia, la injusticia, la muerte... basta hacer un acercamiento al periódico de cada día. Todo ello tiene algo en común: la falta de respeto y tolerancia. Creo que tanto el respeto a la naturaleza como el sentido ecológico, enseñado desde la infancia, son dos aspectos que redundarán en un mayor respeto hacia todos y hacia todo.
Nosotros como educadores, podemos hacer mucho, ya que la naturaleza puede ser vista como creación de Dios y reflejo de El. El sentido ecológico surgirá si somos capaces de hacer ver que la naturaleza es parte de nuestro medio y elemento indispensable para que la vida permanezca.

¿Cómo explica el hecho de la vocación religiosa?
Moisés Caballero, Provincia Ibérica
En una familia el nacimiento de un hijo es acogido con alegría porque la vida es un don de Dios. Así como Dios llama a las personas a la existencia y les da una vida, así llama y acompaña también a seguirle por distintos caminos. Uno de esos caminos es la vida religiosa.
¿Cómo fue la suya?
Considero una clara llamada del Señor, en mi caso, la muerte de un hermano mío, que era hermano marista. A su muerte, tenía 22 años, sentí que el Señor me llamaba a sustituirle.
A lo largo de la vida he pensado varias veces en la importancia que ha tenido mi hermano Fermín en la decisión de pertenecer a la Familia marista. El, en vida, ya me invitó a entrar en el Instituto.

¿Qué admira más de san Marcelino Champagnat?
Alipio Herrera, Colombia, Provincia Norandina
Marcelino Champagnat fue haciendo, a lo largo de toda su vida, una fuerte experiencia de Dios-amor, que le llevó, a la vez, a amar apasionadamente a Dios, a Maria, a los hermanos y a los niños y jóvenes y entre estos especialmente a los más necesitados. La realización de esta experiencia hizo de el un gran santo y un apóstol excepcional.

2932 visitas