Inicio > Biblioteca > Boletín marista > Número 218 (20.10.2005)

 

 


 



 


Emili Turú - La Valla: casa de la luz

Emili Turú
Superior general



 

FMSI

Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Madagascar: Antsirabe: formación para hermanos y laicos maristas

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

Archivo de novedades

 

Calendario marista

19 agosto

Santos: Juan Eudes, Tecla, Sara

Calendario marista - agosto

Boletín marista - Número 218

 

Plan estratégico para un proyecto de una misión ad gentes
20.10.2005

Bajar WORD

La misión ad gentes en el Instituto
La misión ad gentes forma parte de la historia del Instituto. Champagnat quiso ser misionero y él mismo envió los primeros hermanos misioneros. Uno de los momentos misioneros más importante del Instituto se vivió en 1903 cuando cerca de 900 hermanos salieron de Francia. El Instituto debe reconocer el esfuerzo de aquellos hermanos que se fueron a otras tierras sin haber sido preparados para ser misioneros y sin conocer el idioma de los lugares a donde se desplazaron, pero iban animados de una fe grande y audaz.
El Instituto creó la Obra San Francisco Xavier que funcionó en las casas de Grugliasco y Bairo, para preparar misioneros. En 1967 hubo otro cambio de orientación. La Casa general descentralizó la responsabilidad de fomentar la misión ad gentes transfiriéndola a las Provincias. El dinamismo de esta fórmula fue decayendo y con el tiempo comenzó a existir una lista de nombres que estaban a disposición del hermano Superior general para ser enviados a donde lo considerase oportuno. En el 19º Capítulo general se dinamizó la misión ad gentes bajo los principios de solidaridad y cooperación internacional. A partir del 20º Capítulo general está abierta la posibilidad de escribir un nuevo capítulo de nuestra historia misionera.

Pautas para un nuevo capítulo en la historia misionera marista
La presente situación de los maristas con relación a la misión ad gentes en el Instituto tiene unos antecedente inmediatos. A partir de la lectura de la siguiente estadística se puede intentar aprender alguna lección de lo sucedido entre nosotros.

Año

Misioneros

Edad media

1989

553

51,37

1990

556

52,20

1991

563

52,80

1992

566

53,63

1993

569

54,45

1994

571

55,34

1995

574

56,15

1996

575

57,09

1997

576

59,04

1998

576

59,04

1999

576

60,04

2000

577

60,98

2001

583

61,60

2002

588

62,28

2003

595

62,82

2004

596

63,76



Con esta cifras en la mano se puede afirmar:
1. Que las Provincias hicieron un buen trabajo en su misión ad gentes continuando y abriendo nuevas presencias misioneras después de que se cerraron las Casas internacionales para las misiones.
2. Que con el paso del tiempo, las Provincias encontraron dificultades para enviar hermanos con menos de 50 años a los proyectos de misión ad gentes
3. Que el Instituto tiene todavía un margen de oportunidad para revitalizar esta importante dimensión de su misión y vida.
4. Que aunque ha disminuido el número de hermanos en el Instituto no ha disminuidos el de hermanos misioneros, aunque ellos también han envejecido.

Proyecto para una misión ad gentes
El hermano Luis García Sobrado, Vicario general, ha expuesto en la VII Conferencia general las líneas maestras de un plan operativo para enviar en misión a un número significativo de hermanos en los próximos años, a Asia como prioridad, pero también a Provincias maristas en necesidad, así como favorecer la internacionalidad de proyectos ad gentes de las Provincias.
El proyecto prevé una formación apropiada para los candidatos, con el inglés como idioma común para los participantes, por ser el más utilizado como medio de comunicación en Asia y también por ser el segundo idioma más conocido por los hermanos del Instituto de menos de 40 años.
El lugar donde se realizaría la formación podría ser Manila por su proximidad al continente asiático y donde existe una presencia católica fuerte. Pero no se excluyen otros lugares como Sri Lanka o Roma.
El proyecto fue acogido muy bien en su globalidad, aunque se escucharon matizaciones sobre el cómo llevarlo a la práctica así como sobre los plazos de su aplicación.

3037 visitas