Inicio > Biblioteca > Boletín marista > Número 22 (06.06.2002)

 

 


 



 


Ernesto Sánchez, Superior general

El nuevo comienzo ya ha comenzado
H. Ernesto Sánchez, Superior general



 

FMSI

Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Casa general: Reunión del Comité Internacional de la Misión Marista

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

Archivo de novedades

 

Calendario marista

22 noviembre

Santos: Cecilia, Mauro
Día universal de la música

Calendario marista - noviembre

Boletín marista - Número 22

 

Fiesta de San Marcelino
06.06.2002

Bajar WORD

6 DE JUNIO, FIESTA DE SAN MARCELINO CHAMPAGNAT
Champagnat nunca pasa de moda, sólo cambia de rostro en los jóvenes

El sábado, 6 de junio de 1840, vigilia de Pentecostés, poco antes del amanecer, Marcelino entregó su alma a Dios en el Hermitage, Francia, a la edad de 51 años. Hoy hace 162 años. El papa Juan Pablo II fijó el 6 de junio como la fecha adecuada para celebrar en la Iglesia universal la festividad litúrgica de san Marcelino.
Marcelino afirmó: «Todas las diócesis del mundo entran en nuestras miras». Hoy casi 4.600 hermanos maristas y millares de laicos hacen presente el carisma de Marcelino en 76 países. Se trata de un proyecto ambicioso al servicio de los niños y de los jóvenes, especialmente más necesitados. Uno de nuestros suscriptores ha escrito desde Perú esta expresión: “Champagnat nunca pasa de moda, sólo cambia de rostro en los jóvenes”.
Marcelino vivió una espiritualidad sencilla y profunda, según la cual Jesús fue el fundamento de su fe. Desde ella, interpretó los acontecimientos de su tiempo. Buscó respuestas innovadoras para atender a los niños y jóvenes, especialmente pobres. Ser fiel a Marcelino, como hermano marista o como laico, significa hoy alimentarse de su espiritualidad mariana, vivir desde ella el compromiso con nuestra realidad (familia, comunidad, trabajo…) y buscar respuestas innovadoras para atender las nuevas necesidades de los niños y jóvenes. En definitiva, significa elegir la VIDA
Felicidades a todos los hombres y mujeres que participan de la espiritualidad y misión de Marcelino así como a los centenares de miles de alumnos y jóvenes que -en colegios, en centros sociales o en nuevas presencias- experimentan en su vida la cercanía de hermanos y educadores, y festejan hoy al Fundador del Instituto de los Hermanos Maristas.

TESTAMENTO ESPIRITUAL DE MARCELINO CHAMPAGNAT. FRAGMENTOS
Os encarezco también, muy queridos hermanos, con todo el cariño de mi alma y por el que vosotros me profesáis, que os comportéis de tal modo que la caridad reine siempre entre vosotros. Amaos unos a otros como Cristo os ha amado. No haya entre vosotros sino un solo corazón y un mismo espí-ritu. ¡Ojalá se pueda afirmar de los hermanitos de María lo que se decía de los primeros cristianos: Mirad cómo se aman... Es el deseo más vivo de mi corazón en estos últi-mos instantes de mi vida. Sí, queridos hermanos míos, escuchad las últimas palabras de vuestro Padre, que son las de nuestro amadísimo Salvador: Amaos unos a otros.
Que la gloria de Dios y el honor de María sean vuestro único fin y vuestra sola ambición.
Una tierna y filial devoción a nuestra buena Madre os anime en todo tiempo y circunstancia. Hacedla amar por doquiera cuanto os sea posible. Es la primera Superiora de toda la Sociedad.
Cuesta vivir como buen religioso, pero la gracia lo suaviza todo. Jesús y María os ayudarán. ¡Qué consolador resulta, cuando se va a comparecer delante de Dios, recordar que se ha vivido bajo el amparo de María y en su Sociedad!. Dígnese esta buena Madre conservaros, multiplicaros y santi-ficaros.
Os dejo a todos, confiadamente, en los Sagrados Corazones de Jesús y de María, hasta que tengamos la dicha de vernos juntos en la eterna bienaventuranza.
Esta es mi última y expresa voluntad, para gloria de Jesús y de María.

3193 visitas