Inicio > Biblioteca > Boletín marista > Número 60 (01.04.2003)

 


 


 



 


Emili Turú - La Valla: casa de la luz

Emili Turú
Superior general



 

FMSI

Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Sudáfrica: St David’s Marist Inanda

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

Archivo de novedades

 

Calendario marista

25 mayo

Santos: Gregorio, María Magdalena de Pazzi y Vicenta María López Vicuña.
1975: muere en Saint-Paul-Trois-Chateaux el H. Leónidas, 7º Superior general.
1990: Congreso de teólogos para la heroicidad de las virtudes del H. Alfano Vaser.

Calendario marista - mayo

Boletín marista - Número 60

 

Fiesta de la Anunciación
01.04.2003

Bajar WORD

25 de marzo de 2003

Queridos hermanos:

El 4 de octubre de 1964, Pablo VI, puesto de pie ante los representantes de la comunidad internacional, los embajadores ante las Naciones Unidas, reunidos en Nueva York, pronunció este claro mensaje: ¡Nunca más la Guerra! Y lo hizo en medio de un largo conflicto en el sudeste asiático, y que, durante años, había envuelto a muchas naciones y se había cobrado innumerables vidas.

En los últimos meses, su sucesor, Juan Pablo II, ha publicado un mensaje de igual urgencia, y ha pedido oración, tolerancia y contención. Desgraciadamente, los mensajes de ambos líderes de nuestra Iglesia no han sido atendidos.

Yo comparto la convicción del Papa sobre la guerra actual en Irak y sus consecuencias a largo plazo. También me doy cuenta que las declaraciones condenando la guerra y las injusticias no están a la altura y se quedan sólo en palabras huecas sin una acción por parte de los creyentes. Y por eso, os pido a cada uno de vosotros que os unáis a mí tomando a pecho el mensaje del Papa y oréis por la paz, incluso en medio de la guerra que se desarrolla actualmente en Oriente Medio. También os animo a que no ahorréis ningún esfuerzo para trabajar por la paz, por la paz en Irak y esa paz duradera entre los pueblos llegará sólo como fruto del trabajo constante por la justicia.

Finalmente, os ruego que hagáis todo lo que esté en vuestras manos y que, junto a nuestros colaboradores laicos, forméis a los alumnos y a todos a los que servís en la posición de la Iglesia sobre la guerra de Irak y en el mensaje constante del Papa, pidiendo la paz y el final del conflicto. Os pido que os unáis a mí apoyando sus esfuerzos y oración.

Por ello, os doy las gracias.

Con mi oración por todos vosotros,

Hermano Seán D. Sammon, FMS
Superior General

2834 visitas