Inicio > Biblioteca > Circulares > H. Marcellin Champagnat - 01/1828

 

 


 



 


Emili Turú - La Valla: casa de la luz

Emili Turú
Superior general



 

FMSI

Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Madagascar: Antsirabe: formación para hermanos y laicos maristas

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

Archivo de novedades

 

Calendario marista

18 agosto

Santos: Agapito, Elena, Roque, Fermín
1969: primera fundación marista en Costa de Marfil

Calendario marista - agosto

Carta de Marcelino - 010

 

H. Marcellin Champagnat
01/1828 - Vol. I, n. 1
Circular 1



En otras lenguas
English  Français  Português  

Esta circular lleva, en general, la fecha de 1829, pero cabe pensar en un error de copista. En el registro se encuentra entre las cartas de 1836-37. Sin embargo, el Padre Jean Coste, en 0M 1, p. 427, sitúa el viaje a Paris de Mons. de Pins en enero de 1828, fecha que retiene también el Hno. Louis-Laurent en su artículo del Bulletin de lInstitut, vol 22, p. 165. Adoptaremos esta última fecha.
Por otra parte, la copia no lleva firma alguna y su estilo puede hacernos dudar de que sea efectivamente de M. Champagnat. Es posible que haya sido redactada por un secretario, de acuerdo con las ideas facilitadas por el Fundador, lo que nos autoriza a atribuirla a este último.

Carísimos Hermanos:

Dios nos ha amado desde toda la eternidad; nos ha escogido y separado del mundo. La Santísima Virgen nos ha plantado en su jardín, ella cuida de que nada nos falte.
El Administrador Apostólico sale para París, y al ocuparse de los asuntos de la Iglesia Galicana, defenderá nuestros intereses ante el Rey. La atención y el celo que tiene por nuestra obra deben motivar nuestra gratitud y nuestro agradecimiento hacia tan buen Padre. Haremos, pues, súplicas, oraciones, votos y acciones de gracias por todos los hombres, por los reyes y por todos aquéllos constituidos en autoridad, para que llevemos una vida apacible y tranquila en la piedad y con toda la pureza de costumbres, porque esto es agradable a Dios que quiere que todos los hombres se salven (Timoteo 2).
En cuanto reciban nuestra carta, recitarán con los niños las letanías de la Sma. Virgen durante nueve días consecutivos, al final de la clase de la mañana o durante la visita al Smo. Sacramento, pidiendo un feliz viaje para Monseñor y para los que lo acompañan.
Les agradecemos su buen recuerdo, y les deseamos también un feliz año.

2512 visitas