21 de mayo de 2022 CASA GENERAL

21 de mayo – Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo

Hablar de diversidad cultural es hablar de realidad. Hablar de realidad es hablar de elementos concretos, de relaciones, de interconexión, de momentos de encuentro y desencuentro. No podemos caer en la tentación de quedarnos en un constructo mental, en un concepto teórico. La cultura nos facilita el modo de manifestar quiénes somos, nos ayuda a entendernos mejor a nosotros mismos y a los demás, nos ofrece un refugio al que acudir para el descanso, y nos abre a la relación con quien es diferente. Una cultura que se manifiesta en el arte, en la literatura, en el cine, en la música, en el lenguaje, y también en la religión.

Durante los meses que ha durado la pandemia hemos visto cómo se han cancelado miles de eventos culturales, cientos de encuentros para compartir la riqueza cultural, cómo los principales lugares culturales e históricos se encontraban desiertos. Estos son grandes ejemplos del modo en que nuestra vida diaria se ha visto afectada. Como seres humanos somos diálogo, somos relación, tenemos la necesidad del encuentro, de compartir con otros, de mostrar cómo somos y cómo nos entendemos. Así, pues, nuestra vida se ha visto afectada, nuestras relaciones han perdido riqueza, y también muchos sectores económicos perdieron dinamismo. Todo ello ha revertido, también negativamente, en el desarrollo de algunos grupos sociales y de algunos pueblos y comunidades.

La riqueza de la diversidad cultural fue reconocida, por las Naciones Unidas, ya en el año 2002. A partir de ahí, con la declaración de este día, se nos invita profundizar en los valores más importantes que están detrás de la diversidad cultural. Las Naciones Unidas quieren aumentar la conciencia acerca de la importancia del diálogo, quieren que cada persona se pueda comprometer mediante gestos reales y cotidianos, eliminar posibles posicionamientos de poder de unos grupos/culturas sobre otros.

Maristas, constructores de puentes

Como Maristas de Champagnat también nos unimos a esta corriente que busca poner en valor la diversidad y la riqueza de cada una de las culturas y sus manifestaciones culturales. En cierto sentido, Marcelino fue también profético en este sentido cuando nos decía “todas las diócesis del mundo entran en nuestras miras”. De igual modo, el XXII Capítulo General nos recordaba la importancia de promover la vida “en toda su diversidad” (1ª llamada). ¿Qué es si no ser constructores de puentes? ¿Cómo podemos caminar con los niños y jóvenes marginados de la vida si no somos capaces de abrirnos a su realidad, a entenderlos desde su propia culturalidad? Si caemos en la tentación de acercanos, a los niños y jóvenes, de modo paternalista, no estaremos acercándonos realmente a su propia realidad, a su propio modo de entender y vivir la vida.

En este día queremos invitarnos a tomar conciencia de todo lo positivo que trae la diversidad y el diálogo. Queremos dejar atrás los estereotipos y los populismos que llevan hacia la exclusión del diferente. Como Maristas tenemos la gran oportunidad de vivir y educar a miles de niños, niñas, adolescentes y jóvenes para que la afirmación de la propia cultura no suponga recharzar al diferente, para que puedan (y podamos) descubrir la riqueza que nos aportan otros modos de entender la vida.

Recordemos lo que decía también el Capítulo General: “La interdependencia… debe ser la nueva normalidad para nosotros. Seremos testigos de unidad y esperanza.” La geografía emocional nos invita precisamente a descubrir y valorar al otro desde el aprecio y la empatía, nos acerca a una relación más fraterna, nos impulsa a sentirnos familia global. Cuando emocionalmente conectamos con otro, incluso en los lugares más alejados del mundo, sentimos y vivimos al otro como hermano y hermana.

La diversidad cultural nos “obliga” a abrirnos al otro, al diferente, a lo distinto, a otro modo de pensar, hacer y vivir. La diversidad cultural nos “obliga” al diálogo. ¿Te atreves a hacer el viaje hacia la diversidad cultural? ¿Te atreves a dejarte interpelar por el otro?  ¿Te atreves a salir de “nuetra zona de confort”?

—————————-
H. Ángel Diego – Director del Secretariado de Solidaridad

VOLVER

Hermanos y Laicos Maristas de la Casa General...

SIGUIENTE

22 de mayo: Día Internacional de la Biodiver...