30 de octubre de 2010 BRASIL

Ad gentes

Como el vuelo de Lisboa al Brasil era directo a Campinas, el Coordinador del Proyecto ad gentes aprovech√≥ la jornada de espera para tener una sesi√≥n informativa sobre este proyecto que est√° en el coraz√≥n de la obra misionera de la Congregaci√≥n, luego de su comienzo en 2005, despu√©s de la Conferencia general en Sri Lanka.Ante el equipo de formaci√≥n y los 14 novicios de la casa, las grandes l√≠neas del di√°logo han salido de los testimonios de aquellos que han sido enviados recientemente a misi√≥n, es decir los miembros del grupo ?Davao 2010?. En s√≠ntesis, he aqu√≠ los principios que pueden caracterizar al misionero marista:? Misionero marista (hermano o laico) es aqu√©l que trata de dar un sentido de plenitud a su vida, tomando como base la Palabra de Dios y el patrimonio marista ( espiritualidad y misi√≥n).? Misionero marista es aqu√©l que alimenta su vida espiritual con momentos de profunda oraci√≥n. En la oraci√≥n, es decir, en la intimidad con el Se√Īor, encuentra fuerzas para sobreponerse a las dificultades inherentes al trabajo misionero.? Misionero marista es aqu√©l que experimenta en su vida la llamada de Dios y responde a ella con entusiasmo, confiando en la protecci√≥n del Se√Īor m√°s que en sus propias fuerzas.? Misionero marista es aqu√©l que es capaz de trabajar en equipo con otros misioneros (de otras Congregaciones, laicos o religiosos), y de aceptar grandes sacrificios para propagar el Reino de Dios en la tierra.? Misionero marista es aqu√©l que est√° dispuesto a acoger nuevas actitudes, dispuesto a una apertura total a la novedad de Dios que se manifiesta en las culturas donde √©l est√° llamado a vivir el Evangelio; de esa apertura surge el respeto a la cultura local, siendo incluso capaz de confrontarla con el Evangelio si llegara la ocasi√≥n.? Misionero marista es aqu√©l que acepta los desaf√≠os de la misi√≥n, ya sean culturales o ideol√≥gicos, y se convierte en obrero del Evangelio con una total disponibilidad para que el sue√Īo de Marcelino se encarne en las diferentes culturas.? Misionero marista es aqu√©l que vive con alegr√≠a la llamada de Dios a esta vocaci√≥n y se siente miembro de la gran Familia Marista, que piensa de una manera especial en el trabajo pastoral y misionero al lado de los m√°s pobres y desfavorecidos.? Misionero marista es aqu√©l que est√° abierto a toda obra misionera que se le pida en el tiempo y en el espacio: la misi√≥n no tiene edad y se puede servir a la misi√≥n en cualquier edad. Lo mismo ocurre con el lugar geogr√°fico; el misionero acepta ser enviado all√≠ donde la necesidad sea mayor. ? Misionero marista es aqu√©l que est√° atento a los signos de los tiempos y los escruta en la oraci√≥n para responder a ellos seg√ļn la voluntad de Dios; para hacer eso recurre al discernimiento humano y a la oraci√≥n.? Misionero marista es aqu√©l que est√° convencido de que Dios gu√≠a su vida, pues vive en la intimidad con √Čl. Dios es su camino y su gu√≠a. Adem√°s sabe que es el Esp√≠ritu de Dios quien le gu√≠a en los caminos de la misi√≥n.? Misionero marista es aqu√©l que obedece a Dios -una obediencia de fe para hacer su santa voluntad- sabiendo que, al obedecer, responde al sue√Īo que Dios tiene sobre √©l; un sue√Īo que se concreta en el hecho de hacer el bien a todos sus hijos.? Misionero marista es aqu√©l que se encarna en la vida del pueblo al cual es enviado y hace suyas las alegr√≠as y las esperanzas de ese pueblo, sus sue√Īos y su sufrimiento, incluso a sabiendas de que, con frecuencia, no se puede hacer gran cosa. Por la fe, sabe que la gracia de Dios va m√°s all√° de sus insuficiencias.? Misionero marista es aqu√©l que est√° dispuesto a abandonar casa y amigos para marchar lejos y servir a Dios en la persona de los pobres; en esta actitud de apertura a Dios hace la experiencia de su amor que le conduce por los caminos de la misi√≥n.? Misionero marista es aqu√©l que vive en una perspectiva de fe y est√° muy atento a la oraci√≥n individual y comunitaria, donde profundiza su relaci√≥n con Dios. Sabe que en ese ahondamiento encuentra la fuerza y la alegr√≠a de servir a su pueblo, en la misi√≥n. ? Misionero marista es aqu√©l que no olvida a Mar√≠a, la Buena Madre, en su vida misionera. En la Visitaci√≥n, Mar√≠a ha sido la primera misionera de la Iglesia pues ella llev√≥ a Cristo, incluso f√≠sicamente, a Isabel. Es ella quien inspira sus actitudes misioneras y en ella encuentra la fuerza para dar a Cristo a los dem√°s, para que brote en ellos un canto de alabanza al SE√ĎOR.__________________H. Te√≥filo MingaCoordinador del Proyecto ad gentesCampinas, 11 de Octubre de 2010

VOLVER

Estoy creciendo poco a poco en la espirituali...

SIGUIENTE

¬ŅPor qu√© me he comprometido con el proyecto...