13 de mayo de 2008 CASA GENERAL

Algunas pinceladas para la crónica

La Casa general ha sido escenario de una particular actividad durante las dos últimas semanas del mes de abril. Recogemos algunas de las actividades más destacadas.
Concluyó satisfactoriamente el curso internacional de tres semanas sobre gestión económica impartido por el hermano Ivon Bedard, que fue Ecónomo general del Instituto durante el mandato del H. Benito Arbués. Cada año es habitual en la Casa general su presencia por estas fechas para ofrecer sus conocimientos en el campo de la economía a las personas que tienen la responsabilidad de administrar los bienes de los institutos religiosos en las provincias respectivas.
Ha participado un nutrido grupo de 50 personas de distintas congregaciones e institutos en horario intensivo de mañana y tarde. La sala Champagnat ha sido un mosaico multicolor de rostros que han seguido con atención las explicaciones técnicas del hermano Ivon.

Los 19 hermanos que siguen el curso sobre el patrimonio del Instituto en lengua inglesa se han desplazado a los lugares maristas durante diez días. Habitualmente se les ve muy poco por la casa. Son como abejas de una activa colmena, aplicados a su trabajo de investigación, recogidos en sus habitaciones o en la biblioteca. Recientemente han viajado a Francia y han recorrido los lugares maristas con el deseo de conocer mejor los orígenes del Instituto. No han podido alojarse en el Hermitage porque ya han comenzado las obras de remodelación en la casa. Se han hospedado en Valpré desde donde han visitado La Valla, Hermitage, Marlhes, Cerdon, Le Puy, Ars, etc.

También se ha reunido el Consejo asesor de misión ad gentes. La finalidad de este Consejo es reflexionar en torno a los asuntos relativos a este proyecto misionero que se está desarrollando en Asia para dar consejo al equipo de personas que lo están llevando adelante. El proyecto va tomando cuerpo día a día en medio de situaciones nada fáciles, pero con esperanza y optimismo.

La casa se ha alegrado con la visita del obispo de Holguín (Cuba) Emilio Aranguren, que ha viajado a Roma para la visita ad limina. Este encuentro ha coincidido con la presencia en la Casa general del hermano Carlos Martínez Lavín. El hermano Carlos que trabaja en Cuba, en la casa de Cienfuegos, ha venido a Roma a colaborar con los hermanos que hacen el curso del patrimonio.
El encuentro con el obispo con el hermano Carlos y con otros hermanos, que antaño fueron expulsados de Cuba y se hallan ahora en la Casa general ha permitido intercambiar noticias de primera mano sobre los acontecimientos en Cuba.

Pero lo que más se ha notado en el ambiente ha sido la reunión de la Comisión preparatoria del Capítulo general porque después de una semana de reuniones ya ha comenzado a repartir trabajo para todos. Dada la trascendencia de las decisiones tomadas le dedicaremos un espacio en exclusiva más adelante.

VOLVER

?Expectancy?...

SIGUIENTE

?Maristas juntos?...