8 de mayo de 2008 CASA GENERAL

Algunas reacciones de amigos

El 8 de mayo de 1994, nuestro hermano Henri fue asesinado en su oficina de la biblioteca de la calle Ben Cheneb, barrio de la Casbah, en Argel. Su memoria se mantiene muy viva entre nosotros y en la Iglesia. La reciente aparición del libro Prier 15 jours avec Henri Vergès, de ediciones NOUVELLE CITÉ, puede ayudarnos a reencontrarlo y a confiar a su intercesión intenciones personales, muy especialmente el diálogo islamo-cristiano que tanto le interesaba.

He aquí algunas reacciones de amigos, después de la lectura de este libro:
? Padre Alain Planet, obispo de Carcasona y Narbonne, que había conocido a Henri en Bourg-de-Péage, en 1967: Ejerzo mi ministerio cerca de su lugar de nacimiento. Tengo que confesar mi adhesión a su persona y cómo me siento profundamente tocado por la visión que tenía de la Iglesia y de su misión, que me aparece ser hoy también la nuestra en Francia. (16 de febrero de 2008)

? Padre Manuel Coutant, antiguo abad de la abadía de Bellefontaine: Veo en el testimonio del hermano Henri un estímulo para los cristianos del siglo XXI y también para todos los buscadores de Dios en el ancho mundo. Resulta que en estos días estoy manteniendo un diálogo con un joven musulmán, trabajador en hostelería, que está en paro. Estoy impresionado por la gran apertura de espíritu de este muchacho y por el modo como busca a Dios interrogándome sobre el sentido de la vida monástica; voy a prestarle su libro. (9 de febrero de 2008)

? De una laica marista: Aprecié mucho su libro porque permite sobrepasar el simple enunciado de los hechos y entrar en una reflexión efectiva y rezar con el hermano Henri Vergès. Utilicé por otra parte su libro en el acompañamiento de una señora de edad y enferma, que me había pedido una lectura que elevara hacia Dios. (23 de febrero de 2008).

VOLVER

La justicia es la fuerza de la paz...

SIGUIENTE

Retos y desafíos en favor de los más pobres...