8 de octubre de 2008 MADAGASCAR

Año de Espiritualidad

Fue muy bueno tener este retiro sobre el libro ?Agua de la Roca?, durante el año consagrado a la Espiritualidad Marista. El libro había sido distribuido en nuestras comunidades. Sin embargo, como acontece con otros libros, este documento, de hecho, no nos había tocado mucho. El retiro nos ha ayudado a descubrir la riqueza que tenemos ahora en la Congregación en materia de Espiritualidad. ?Se no hubiéramos tenido este retiro, el libro ?Agua de la Roca?, para mi, habría sido un libro muerto. Leí el libro antes del retiro, pero debo confesar que no lo había comprendido?. Durante el retiro fuimos sensibilizados para la importancia de este documento tanto a nivel personal como comunitario. Fue una sensibilización necesaria y benéfica.

La presentación del libro capítulo por capitulo fue muy pedagógica. Nos hemos dado cuenta de la unidad entre todos los capítulos: todos están relacionados entre ellos. Hemos visto los contenidos de cada capítulo y los del libro con la ayuda de los materiales audiovisuales que completaban la presentación del texto. Las presentaciones empezaban frecuentemente con experiencias vividas, muy lejos de las exposiciones ?doctorales? tradicionales. Esto ha dado a las sesiones un toque muy familiar con mucho diálogo, especialmente en la sesión de la tarde. Esta sesión fue siempre un compartir entre todos después de una lectura personal del texto. El retiro nos ha dado un mayor conocimiento del libro. Fue también un grande apoyo para las oraciones personales y comunitarias, juntamente con los textos de apoyo que nos fueron dados.

La celebración penitencial fue para muchos de nosotros una experiencia nueva y muy fuerte a nivel de oración. Era una representación basada en Éxodo 32-34. En la celebración hemos sentido más claramente que nuestro Dios es un Dios de misericordia. La creatividad de la representación nos ha ayudado a comprender la conversión, pues estábamos viviendo la misma experiencia que el Pueblo de Israel. Lo que había acontecido a Israel en el pasado, acontecía ahora para cada uno de nosotros. Muy interesante fue lo siguiente: aun que la celebración ha sido muy simbólica, no nos ?ha alejado? del sacramento de reconciliación. Todos nos hemos confesado en el interior de la celebración penitencial. Este fue un día muy bonito del retiro.

Seria muy interesante tener sesiones semejantes para los seglares maristas en nuestras escuelas. Con el retiro nosotros mismos sentimos que estamos más bien preparados para orientar estas sesiones. Es tiempo para nosotros también de hacer algo más con nuestros seglares. Podremos aprovechar toda la información y todo el entusiasmo que hemos vivido en este retiro.
________________________
Crónica
Fotos

VOLVER

Los hermanos maristas no han sufrido daños...

SIGUIENTE

Maristas y marianistas de habla hispana y por...