23 de septiembre de 2008 CAMERúN

Año de la Espiritualidad

El retiro anual de los hermanos de Camerún tuvo lugar en Tatum, del 4 al 10 de agosto de 2008. Se centró en el tema de la Espiritualidad Marista, según está contemplada en el documento ?Agua de la roca?.

Cada día del retiro empezaba con la oración de la mañana seguida de una conferencia, mientras que en las sesiones de la tarde compartíamos nuestras notas sobre cada uno de los capítulos del ?Agua de la roca?. Durante la noche solíamos compartir informaciones generales sobre los Distritos, el Instituto o pasábamos unos momentos en adoración.

Se hizo un estudio detallado de cada capítulo. Antes de presentarlo, se daba una explicación general del mismo por medio de fotografías recogidas de todos los rincones del mundo marista, acompañadas de cantos, reflexiones o poesías que propiciaban un ambiente en el que se percibía el espíritu de cada capítulo.

Además de dar la bienvenida a los hermanos y de crear el ambiente adecuado, la primera noche del retiro comenzó con una explicación del título. Los dos símbolos importantes: Agua y Roca, fueron ilustrados con referencias bíblicas y maristas.

Durante el primer día del retiro se prestó atención a la forma y contenido general del libro, y en particular, al primer capítulo. Cada capítulo empieza con citas bíblicas. Esto demuestra que la espiritualidad marista está enraizada en la Biblia. Es más, se dijo que la espiritualidad marista es un don para la Iglesia, no solamente para la Congregación.

El segundo día se prestó atención al segundo capítulo. Se explicó la palabra carisma y lo que subraya la espiritualidad marista. El comentario al final del segundo día fue: este capítulo aborda detalles prácticos ofrecidos a los hermanos y a los laicos para poder vivir la espiritualidad marista. Algunos de esos elementos son: la Lectio Divina, la oración personal, la revisión del día, la oración comunitaria, el compartir la fe, la celebración de la Eucaristía y la reconciliación. Sin embargo, el documento se queda corto al no mencionar un elemento práctico arraigado en la tradición marista desde el principio del Instituto: la oración mariana.

El tercer día del retiro se dedicó al tercer capítulo cuyo título es: ?Hermanos y Hermanas?. Se prestó una especial atención a los términos hermano y hermana según se definen en el número 119. Al mismo tiempo se subrayó que nuestra espiritualidad es comunitaria. Por medio de ella damos y recibimos amor. Por medio de ella, los hermanos y los laicos desarrollamos una calidad en la comunión que permite a las familias, a las comunidades religiosas y a otras formas de vida comunitaria que florezca la misión. Es un capítulo que insiste en la nueva visión de ser Iglesia, tan querida por los primeros maristas: una Iglesia mariana. Es lo que los Maristas de hoy deberían testimoniar dentro de la Iglesia y para el mundo.

El cuarto día se dedicó al capítulo cuarto: Llevar la Buena Nueva al mundo. Este día reflexionamos sobre los puntos tradicionales de nuestra espiritualidad, que es mariana y apostólica. Es decir, la espiritualidad marista se debe vivir en la misión. Estamos llamados a prestar atención a las llamadas del mundo, a los gritos de los pobres, a los signos de los tiempos, a las necesidades del mundo. Estamos llamados a ser ?sembradores de esperanza? para la gente de hoy. Se insistió en la cita del número 142: ?Para mucha gente de hoy quizás seamos el único evangelio que lean.? ¡Qué gran responsabilidad! Se nos pedirá que caminemos con audacia y celo apostólico hacia misiones difíciles, lugares inexplorados donde la semilla del evangelio no ha echado todavía raíces, espoleándonos en nuestra misión de hacer que Jesús sea conocido y amado.

El quinto día se dedicó a la reflexión personal.

El libro ?Agua de la roca? impregnó todos los aspectos del retiro. Además de las reflexiones diarias por la mañana y por la tarde, tuvimos también algunas durante las celebraciones eucarísticas. Esto daba unidad a las reflexiones del día y nos demostraba una vez más las raíces bíblicas de nuestra espiritualidad.

Después de la misa del último día se entregó simbólicamente el libro ?Agua de la roca? a cada hermano.

Herman o Awoh Meter Acho


Leer más:

* Crónica 2
* Fotos
* Lessons of faith in the school of mary – Prayer based on numbers 44-47 of Water of the Rock (Br. Kpunsa Stephen)
* Marist apostolic spirituality in the context of contemporary spirituality (Br. Peter Awoh Acho)
* Personal reflection on Water from the Rock (Br. Kpunsa Stephen)

VOLVER

?Hermano, recibe este libro??...

SIGUIENTE

Relevos en la Casa general...