26 de julio de 2006 ARGENTINA

Asamblea y Capítulo provincial en la Provincia Cruz del Sur

La Provincia Cruz del Sur acaba de celebrar Capítulo provincial para dar posesión al hermano Demetrio como Provincial, que ha iniciado así su segundo mandato, y nombrar a los seis Consejeros provinciales que le acompañarán en su misión de animación de la Provincia. El nuevo Consejo de la Provincia Cruz del Sur está integrado por los hermanos: Gerardo Accastello, Horacio Bustos, Juan Ignacio Fuentes, Raúl Goitea, Agustín Martínez y Max Meier.

La reunión capitular estuvo precedida de una Asamblea en la que ha participado una significativa cantidad de hermanos de la Provincia y del Distrito del Paraguay. De acuerdo a las previsiones del 14 al 16 de julio tuvo lugar la Asamblea a la que los hermanos fueron invitados por el hermano Demetrio a ?vivir esos días con mucho gozo y entusiasmo y sintiéndose todos protagonistas? para considerar la ?situación de hermanos y comunidades y su proyección hacia el futuro?. En el encuentro se trató de la inserción comunitaria de los hermanos jóvenes, su misión, sus estudios y los espacios de participación activa en las opciones provinciales; de generar alternativas para que se produzca un enriquecedor encuentro entre los hermanos y los jóvenes destinatarios de nuestra misión con su particular cultura; de crear comunidades ejes para que animen y vitalicen la vida comunitaria en la Provincia y la pastoral vocacional; y, finalmente, de acompañar a los hermanos mayores en la resignificación de su vida y de su apostolado.

El Capítulo provincial, a su vez, decidió no proponer al Consejo provincial nuevas prioridades sino relanzar las del Capítulo del 2003 y enriquecerlas con líneas de acción desafiadoras y capaces de generar más vida en la Provincia.

El Capítulo presentará al Consejo provincial las prioridades siguientes:

Con relación a la identidad y la misión: Resignificar nuestra identidad y misión de hermanos y laicos maristas para una fidelidad creativa centrada en la persona de Jesús como María y Marcelino, atenta a las interpelaciones que nos hace la realidad cultural, a la escucha de los niños y jóvenes más necesitados de hoy.

Con referencia a la pastoral vocacional se señalaron las siguientes: Impulsar una pastoral vocacional marista que se articule con los procesos catequísticos, de pastoral educativa, de pastoral juvenil, de solidaridad, de vida en comunidad, de vida personal de los hermanos, de formación inicial, de laicos que comparten la misión con los hermanos, siendo creativos y audaces en las nuevas propuestas.

Con relación a las comunidades y la vida de los hermanos: Promover una animación comunitaria que posibilite el discernimiento y los procesos de crecimiento humano y espiritual.

Y con relación a la formación inicial se indicó: Brindar una formación inicial que ?forme hombres capaces de entregar su vida a Dios en el seno de una comunidad apostólica? (C 95).

En sintonía con estas líneas de acción se incorporaron las propuestas de la Asamblea que tuvieron más consenso y la mayoría de las 11 ponencias que los hermanos habían hecho llegar al Capítulo.

El encuentro se cerró con la sencillez del canto de la Salve a la Virgen quien acompañó a los hermanos con amor maternal durante estos días bajo la triple advocación de Caacupé, de los Treinta y Tres y de Luján.

VOLVER

Los procesos de formación de jóvenes no se ...

SIGUIENTE

Ten a Dios bien presente y déjate sorprender...