7 de diciembre de 2022 SIRIA

Carta de Alepo nº 45

Una dinámica de lo provisional

Estos días, los ojos del mundo están puestos en la Copa del Mundo de fútbol. Es el tema que ocupa casi todas las páginas de las redes sociales. Durante un mes, las cadenas de televisión nos ofrecen ver los partidos y los medios de comunicación comentarlos, distrayéndonos así, como acostumbran, de lo esencial.

Mientras escribo esta carta, es Viernes Negro, que nos invita a consumir y a no dejar de consumir.

La cumbre del clima pasó desapercibida, las noticias sobre las guerras de Ucrania y Siria pasaron a un segundo plano, la situación económica de los países más pobres no interesó a nadie y, sin embargo, se acaban de gastar 200.000 millones de dólares americanos para organizar el Mundial de 2022.

En menos de un mes, se olvidarán de esta página y los medios de comunicación occidentales se centrarán en las festividades de Navidad y Año Nuevo.

¿Progresa nuestro mundo hacia una dinámica de lo provisional? ¿Estamos obligados a vivir el momento sin pensar ni prever el futuro? ¿Debemos aceptar sin filtro todo lo que nos ofrecen los medios de comunicación? ¿Quién decide qué es noticia?

En todo esto, nuestro país es un gran olvidado para los medios de comunicación.

Estableciendo relaciones con las familias

Uno de los principios que tenemos para ayudar a las familias es establecer una relación con ellas. Para ello, empezamos por visitarles para conocer sus experiencias. 

Comparto con ustedes algunos ejemplos concretos que hemos descubierto recientemente:

Una familia formada por la abuela que no tiene noticias de su marido, desaparecido desde hace varios años. Con ella, en la misma habitación de 9 m2, viven su hijo en paro y su mujer embarazada, la familia de su hija cuyo marido es trapero con sus tres hijos y una hija soltera. En total, más de 10 personas de entre 1 y 65 años. La hija tuvo que interrumpir sus estudios universitarios porque no podía pagar ni el transporte a la universidad.  Una pila alimenta una lámpara LED. Durante la guerra e incluso después, se trasladaron varias veces. La casa no les pertenece. Los amigos se la han prestado. Necesitan todo: todo lo que les ayude a vivir dignamente (ropa, pañales y leche para el pequeño, alimentos, medicinas, etc.). Ante esta miseria, no podemos quedarnos de brazos cruzados, debemos actuar.

Otra familia que visitamos recientemente vive en otra zona muy pobre de la ciudad. Esa noche llovía. La entrada y la cocina están cubiertas por una lona que deja pasar el agua. En el dormitorio, que está bien caldeado, hay un chico parapléjico de 17 años tumbado en el suelo. Cuando le preguntamos cómo se las arregla para calentarse, el padre nos muestra una gran bolsa llena de trozos de tela y nos dice: «No hay combustible. El gobierno prometió distribuir 50 litros al año por familia, pero ¿qué pueden hacer 50 litros en un invierno crudo? ¿Cómo puedes calentarte y calentar el agua para un baño? Las familias queman plásticos, trozos de tela, cualquier cosa… Las habitaciones son húmedas y frías. Pero todo esto puede causar problemas de salud muy graves.  Sabemos que la escasez se debe a las sanciones impuestas al país y estamos resignados».

¿Serías nuestra voz?

Ante la situación de extrema pobreza denunciada por las agencias de la ONU, muchos de nuestros ciudadanos viven resignados. Así que la cuestión se vuelve urgente: «¿Vivimos en una dinámica de lo provisional que podría cambiar algún día o vivimos en una dinámica del statu quo, que se eterniza?»

¿Serías nuestra voz, hablarías de la situación del olvidado pueblo sirio? ¡Contamos con tu apoyo y solidaridad para romper las estructuras de injusticia que nos aplastan!

Nosotros, los Maristas Azules, no queremos quedarnos de brazos cruzados. Actuamos, nos movemos hacia la frontera de la miseria para intentar tender la mano al otro, levantarlo y devolverle su dignidad.

Una joven se me acercó y me dijo: «Es cierto que somos gente humilde, oprimida y sin esperanza, pero usted nos ayuda a levantarnos, a atrevernos y a seguir nuestro camino».

Visita del Provincial

Estos meses hemos recibido a varios amigos extranjeros; algunos viniendo en nombre de su organización y otros buscando más verdad sobre la realidad cotidiana del pueblo sirio.

Del mismo modo, la semana pasada recibimos la visita del hermano Aureliano García, Provincial de los Hermanos Maristas, acompañado por el hermano Manuel Jorques. Tuvimos mucho tiempo para debatir y reflexionar sobre la realidad de los Maristas Azules y sobre el futuro. Se plantearon cuestiones importantes. Se refieren a la importancia de la presencia de los maristas en Alepo y a la continuidad del trabajo al servicio de la sufrida población siria.

El hermano Aureliano acaba de publicar una carta enviada a todos los maristas de la Provincia. Con su permiso, copio estas pocas palabras:

«Vuestra presencia es la presencia de la Iglesia junto a los que sufren. Su misión hace visibles a los discípulos de Jesús en la tierra de la que surgieron las primeras comunidades cristianas al comienzo de nuestra historia. Su vida cotidiana es también, sin duda, un compromiso de diálogo y fraternidad con el mundo musulmán. Gracias».

A propósito de este diálogo y fraternidad con el mundo musulmán, una señora musulmana, voluntaria marista, me pidió que rezara por ella y su familia, que están pasando por un momento difícil. Me dijo: «Sé que los domingos vas a misa y rezas, por favor, tenme presente en tu oración».

Nuestros distintos proyectos siguen su marcha.

Los proyectos

Los jóvenes que distribuyen las comidas calientes del proyecto «Pan Compartido»,siguen brindando a los 250 ancianos y personas vulnerables una relación que va mucho más allá de la simple entrega de una comida caliente diaria. Estos días, las señoras de la cocina están preparando una buena comida para la tradicional celebración del día de Santa Bárbara y empezando a planificar las comidas de Navidad.

Los niños del proyecto educativo «Quiero aprender» y los de los proyectos de apoyo psicosocial «Loto y Bambú» llenan de vida toda la casa. Están allí desde las 9 de la mañana. Supervisados por animadores bien preparados y formados, se sienten felices de vivir con nosotros. Celebramos con ellos el Día Mundial de los Derechos del Niño.

Sus padres ya han tenido dos reuniones de formación sobre temas clave para la educación de sus hijos. La lista de espera para estos tres proyectos es muy larga y, por desgracia, no podemos satisfacer todas las demandas.

«Ghosn» “Branche” es un proyecto de apoyo psicológico a las mujeres. Dos veces por semana, 24 mujeres divididas en dos grupos se reúnen para hablar y compartir.

El proyecto «Desarrollo de la mujer» reúne, dos veces por semana, a 60 mujeres en dos grupos en torno a temas que les son útiles con ponentes de calidad: médicos, psicólogos, expertos en la historia de nuestro país y nuestra ciudad, formadores en ciencias sociales y religiosas, formadores en artes culinarias y manualidades.

Veinte mujeres asisten a la sesión «Corte y confección». Todas están motivadas para aprender a coser y así poder mantener a sus familias. Durante cuatro meses, lápiz en mano, dibujan modelos y luego cortan, recortan y cosen faldas y camisas bajo la dirección de un experto.

El centro «MIT» sigue impartiendo formación sobre diversos temas, el último fue sobre «Los fundamentos del desarrollo personal», en el que participaron 22 jóvenes.

Más de 45 adultos se benefician actualmente de los dos proyectos «Formación profesional» y «Microproyectos». Aprender un oficio garantiza a los jóvenes aprendices un futuro digno. Emprender su propio proyecto es también una oportunidad de evitar la mendicidad y la dependencia.

Las costureras de «Hecho a mano» trabajan con el corazón. Se acercan las fiestas de Navidad y Fin de Año, una oportunidad para participar en exposiciones y vender la mayor cantidad posible de su producción. Las piezas son siempre únicas, extremadamente bellas y de la mejor calidad.

Más de 800 familias esperan mensualmente la «Cesta de Alimentos que les distribuimos. Esta es una oportunidad para escuchar lo esencial que es para ellos esta cesta en estos tiempos de precios desorbitados de los alimentos básicos.

También este año, gracias a los amigos, hemos relanzado el proyecto «Apoyo Escolar» para estudiantes y universitarios. El objetivo es ayudar a los padres a pagar las tasas escolares, que han aumentado considerablemente. Algunos padres ni siquiera pueden permitirse el coste del material escolar y el transporte. Creemos firmemente que la educación es el camino hacia la paz en el futuro.

La leche en polvo es cada vez más cara y escasa. Sin embargo, es esencial para el desarrollo de los niños. Estamos haciendo todo lo posible para proporcionársela a unos 3.000 niños menores de 11 años a través del proyecto «Gota de Leche».

Y qué decir del «proyecto Médico». La realidad es catastrófica. Los costes de hospitalización y tratamiento son inasequibles. Colaboramos con otras organizaciones católicas en el apoyo a los enfermos y sus familias.

En el camino hacia la Navidad

Comparto con vosotros este texto de meditación y oración:

Señor, ayúdame a ponerme en camino,
el camino del hombre, de todo hombre.
El camino de la humanidad…

Señor, ayúdame a escuchar,
los gritos que se elevan hacia ti,
los gritos de los hambrientos y los sin voz…

Señor, ayúdame a sonreír,
con una sonrisa que me sale del corazón…
Feliz Navidad y Año Nuevo

______________

H. Georges Sabe, por los Maristas Azules
4 de diciembre de 2022

VOLVER

Encuentro Internacional de la Red Global Mari...

SIGUIENTE

XXI Asamblea General & Congreso Mundial d...