2 de agosto de 2019 SUDáFRICA

Comunidad internacional Lavalla200> de Atlantis

En marzo de este año, 2019, la comunidad internacional Lavalla200> de Atlantis aumentó el número de sus miembros, de cuatro a seis, con la llegada de una pareja casada de Brasil: Juliana y Diogo, quienes, antes de ir a Darling para unirse a Maria y a los hermanos Nnodu, Pietro y Tony, permanecieron dos meses en Rondebosch, en la comunidad de los Hermanos Maristas, para estudiar inglés.

Desde mediados de junio hasta principios de julio (17/06 al 05/07), la comunidad participó en las actividades vacacionales de mitad de año, dirigidas a niños, adolescentes y jóvenes de Atlantis. En estas tres semanas, la comunidad apoyó al equipo local en Rel ebecca Van Amsterdam Hall. Y del 24 al 28 de junio, coordinó un programa vacacional de una semana, con la asistencia de los líderes de Saint Joseph Marist College, Saint John the Baptist Parish y el equipo local.

El Programa de Vacaciones realizado tuvo como objetivo ofrecer a los niños, adolescentes y jóvenes de Atlantis – dada su realidad social –, un espacio seguro y pacífico para realizar actividades recreativas, con el fin de garantizarles su derecho a jugar y aprender.

Casi 150 niños participaron todos los días en las actividades del programa, que incluía juegos, deportes, bailes, juegos cooperativos; talleres artísticos, presentaciones culturales y actividades educativas (proyecto de vida, lucha contra el acoso, desarrollo de buenas relaciones y comunicación asertiva).

La comunidad internacional Lavalla200> de Atlantis considera que estos programas de vacaciones están estrechamente conectados con la llamada del XXII Capítulo General que pide a los maristas de Champagnat que estén entre niños y jóvenes que viven situaciones de vulnerabilidad social.

VOLVER

Itinerario de Educación para la Solidaridad ...

SIGUIENTE

Hermano: una vida dedicada a la educación...