21 de agosto de 2005 BRASIL

Deseo confirmar, con los Consejeros, las prioridades de la Provincia

El H. Tercilio Sevegnani inició su segundo mandato como Provincial de Brasil Centro Sur, el día 17 de julio. El Capítulo provincial se reunió en Curitiba, del 17 al 19 de junio, para dar posesión al Provincial, elegir el nuevo Consejo y trazar las líneas de orientación para el nuevo trienio.
Los 38 hermanos capitulares eligieron como Consejeros a los HH. Delcio Balestrin, Joâo Carlos do Prado, Frederico Unterberger, Dario Bortolini, Jorge Gaio y Davide Pedri. Se indicaron las prioridades que están resumidas en las siguientes proposiciones:

· Profundizar la identidad marista de los hermanos y de los seglares, dando prioridad a las relaciones comunitarias y a la calidad humana y espiritual de la vida.
· Garantizar un proceso de capacitación de formadores y animadores vocacionales y el acompañamiento de los hermanos y de los aspirantes.
· Establecer un sistema participativo de la administración y formar buenos profesionales, hermanos y seglares, con miras a la Misión.
· Avanzar en el proceso de integración y organización de las Unidades Educativas, con miras a un modelo de escuela marista, al servicio de la evangelización.
· Fortalecer la dimensión profético-evangelizadora en todas las instancias de la Provincia, consolidando el Plan de Pastoral y la preparación teológico-pastoral de los hermanos y de los seglares.
· Reafirmar una cultura de solidaridad cristiana en la Provincia, a ejemplo de Champagnat.

El Consejo provincial y una asamblea de la Provincia establecieron ulteriormente los detalles de un Plan de Acción.
Además de los hermanos capitulares, participaron en el Capítulo como observadores, varios hermanos, tanto jóvenes como de más edad, en un ambiente de mucho interés y espíritu de familia. También estuvo presente, en nombre del gobierno general, el H. Antonio Ramalho, CG. AL final, dirigió unas palabras de apoyo y de animación al Provincial y a su Consejo, invitándoles a la confianza y a la audacia en la animación de la vitalidad marista en esta parte de Brasil y del Instituto.

VOLVER

La felicidad que tenéis derecho de saborear,...

SIGUIENTE

Me hubiera gustado atravesar la muchedumbre y...