26 de septiembre de 2022 FILIPINAS

East Asia realiza sesión de formación Juvenil en el Tiempo de la Creación

Desde el 1 de septiembre – Día Mundial de la Oración por la Creación – hasta el 4 de octubre – Fiesta de San Francisco de Asís –, la Familia Marista de todo el mundo se une a la celebración ecuménica anual “Tiempo de la Creación”. La iniciativa nos invita a celebrar la belleza y el dolor de nuestro mundo, a alabar y dar gracias a Dios por su amor y su bondad, y a tomar medidas para defender nuestra casa común, especialmente en esta época de emergencia ecológica.

En este contexto, el Sector de Filipinas de la Provincia East Asia celebró, el 9 de septiembre, la primera semana del Tiempo de la Creación, mediante una Sesión de Formación para Jóvenes en el camino del Laudato Si’ y la ecología litúrgica, que fue organizada (vía Zoom) por la Pastoral Marista de Ecología y Juventud por la Ecología.

Estuvieron como invitados todos los alumnos maristas de los diferentes colegios en el país. Los asistentes procedían del Marist School Marikina, Notre Dame of Cotabato, Notre Dame of Dadiangas University, NDDU – IBED Lagao Campus, NDDU – IBED Espina Campus, Notre Dame of Jolo High School Kasulutan, Notre Dame of Kidapawan College, NDKC – IBED, Notre Dame de la Universidad de Marbel, NDMU IBED y participantes de otras escuelas, pastorales, facilitadores e invitados. La sesión tuvo como objetivo capacitar a los estudiantes para crear sus propias iniciativas, proyectos y esfuerzos tangibles con el fin de asegurar un mejor futuro para nuestro hogar común.

El H. Yohan Oh, miembro del Equipo de trabajo sobre ecología, hizo hincapié en la virtud intrínsecamente benévola de cuidar nuestro planeta, y sobre todo, «Escuchar la voz de la creación», el tema de este año.

Cada institución educativa habló sobre los temas importantes que deben abordarse y los avances ambientales que realizan los estudiantes bajo la guía de los facilitadores, enviados por las respectivas instituciones.

El H. Mark Roberth Laurea cerró el evento elogiando la presencia, el amor por el trabajo y la excelencia orientada al servicio, por parte de todos los asistentes. Sus palabras encendieron el espíritu de quienes asistieron al evento y los motivó a llevar a cabo sus aspiraciones para el futuro.

La celebración fue un éxito. Los estudiantes regresaron a su vida cotidiana con lecciones que los guiarían a lo largo de su viaje; formados no solo como buenos cristianos sino también como ciudadanos virtuosos que comparten la responsabilidad de convertirse en administradores de la creación de Dios.

VOLVER

Marista en Cruz del Sur trabaja contra la tra...

SIGUIENTE

Red Marista Internacional de Instituciones de...