1 de febrero de 2019 MALASIA

El H. Anthony Cheng y el H. Paul ching

El 26 de enero de 2019, los Hermanos Anthony Cheng y Paul Ching, de la Provincia de East Asia, celebraron sus 50 años de vida religiosa como Hermanos Maristas con una celebración en la Iglesia “Holy Name of Mary” en Permatang Tinggi,en la diócesis de Penang, Malasia.

Los hermanos del sector de China y los miembros del Consejo Provincial se unieron a las familias y amigos de los Hermanos maristas. El H. Paul, agradeció a Dios por el don de la vocación marista y su fidelidad a través de los años.

Al reflexionar sobre las lecturas del tercer domingo del Tiempo Ordinario, el Obispo Sebastian Francis, -invitado especial-, dio una nueva perspectiva sobre lo que es esencial en la vida de un religioso. El Obispo mencionó que el H. Anthony y el H. Paul no podrían haber sobrevivido 50 años sin una relación personal con la Palabra de Dios.

La renovación de los votos de los Hermanos Anthony y Paul fue resaltada por la liturgia. Después de la Eucaristía, la congregación se mudó a la sala parroquial donde se agasajó a los festejados con una exquisita cena y se les rindió un homenaje.

El H. Anthony vive actualmente en la comunidad del Sector de Petaling Jaya, donde imparte a los estudiantes clases Bíblicas y tutoriales de matemáticas. También supervisa el funcionamiento del Centro Juvenil Champagnat en Port Dickson.

Por otro lado, el H. Paul acaba de comenzar una misión en Nabawan, Sabah, donde hay un albergue para niños y niñas indígenas, que los Hermanos de la Salle le pidieron que les ayudara a administrar.

VOLVER

Lograr que millones de niños vean garantizad...

SIGUIENTE

Buscando la gracia del encuentro...