8 de septiembre de 2006 KENIA

El responsable del Secretariado del uso evangélico de bienes inicia sus actividades

Una de las primeras iniciativas del hermano Pedro Ost, responsable del Secretariado del Uso evangélico de los bienes, ha sido aprovechar el encuentro de Superiores mayores de África, tenido en Nairobi del 24 al 28 de julio de 2006, para exponerles las políticas del Secretariado y compartir con ellos algunos criterios acerca de la organización y gestión de las economías de las provincias de África.

Uno de los criterios básicos para sintonizar nuestra vida institucional con el uso evangélico de los bienes es organizar técnicamente la contabilidad de las comunidades, los colegios y las provincias y establecer un modelo de gestión económica armonizado con la gestión general del Instituto.

En la reunión los hermanos han recibido muy bien el plan propuesto por el Secretariado del Uso evangélico de los bienes como un instrumento que va a ayudar con gran eficacia a la vida económica de las comunidades, colegios y provincias de la región. Este plan prevé un trabajo conjunto del Consejo general, el BIS, el Secretariado del Uso evangélico de los bienes y las Provincias de África.

El análisis de la realidad de cada provincia ha puesto de manifiesto que algunos provinciales ven con preocupación la subsistencia económica de sus provincias; que los modelos de gestión, tanto de las comunidades como de los colegios, es muy variado en la región, dada la diversidad económica y social en la que están insertas sus obras; alguna provincia ya ha iniciado la puesta en práctica del plan que propone el Secretariado del Uso evangélico de bienes, en cambio otras, que se organizaban de forma tradicional, comienzan ver la situación con una nueva mentalidad.

De cara al futuro se ve que uno de los primeros pasos a dar será iniciar un proceso de convergencia para armonizar la situación económica y administrativa de cada provincia con el resto de obras de África para llegar a compartir un plan económico para África y un modelo de gestión similar. Esto requiere elaborar técnicamente presupuestos y balances, compartir criterios prácticos de actuación, formar a algunas personas sobre técnicas de administración y contabilidad, y dedicar personas capacitadas con tiempo suficiente para que puedan atender la economía.

VOLVER

Él me consagró......

SIGUIENTE

Misión y gestión de instituciones educativa...