12 de febrero de 2010 ESPAñA

El reto de educar a los jóvenes en riesgo

La comunidad marista de Badajoz ha estado colaborando con los programas de tratamiento de conductas adictivas de Cáritas diocesana (Proyecto Vida) durante los últimos quince años. Durante todo ese tiempo los procesos de tratamiento han ido evolucionando, al tiempo que lo hacían los perfiles de los usuarios de drogas. También los hermanos implicados en esta tarea han sido testigos y agentes de cada uno de los caminos nuevos que se han emprendido en el campo del tratamiento.

Actualmente, dos hermanos estamos impulsando y colaborando en los programas que se abren a la intervención con menores y sus familias, tratando de unir la experiencia del tratamiento de adicciones y la terapia familiar. El fin es proporcionar una ayuda eficaz a las familias en el proceso educativo de los hijos adolescentes que se están iniciando en conductas en conductas de riesgo, así como motivar al adolescente a un cambio de estilo de vida. Los distintos ámbitos de trabajo son los siguientes:

a) Programa en colaboración con la Fiscalía de Menores para asesorar, en el difícil deber de educar, a las familias que se ven desbordadas y por primera vez afrontan un problema judicial originado por el menor. Es una intervención educativo-terapéutica dirigida y aceptada por el menor y su familia como medida extrajudicial.

b) Programa de intervención en drogodependencias con menores infractores, en el mismo Centro de Reforma Juvenil (centro de internamiento para menores que cumplen medidas judiciales en régimen cerrado y semiabierto). Es una intervención en el Centro de Reforma que tiene como fin el tratamiento y la prevención para que los menores no vuelvan a reincidir en conductas adictivas y/o delictivas. También intervenimos con las familias.

c) Programa de prevención en la barriada del Gurugú. Se trata de una experiencia-piloto de Cáritas en prevención selectiva de drogodependencias, adaptada a las características de una barriada de atención preferente. Las actividades que se llevan a cabo son: Escuelas de Padres en institutos, colegios y asociaciones de vecinos, tutorías preventivas con adolescentes en los centros educativos de la zona, atención terapéutica a familias en la misma barriada, así como formación a los voluntarios de actividades de ocio y tiempo libre.

d) Programa de prevención universal para adolescentes escolarizados en institutos o colegios. Lo llevamos a cabo en el centro de tratamiento ambulatorio de Proyecto Vida y consiste en realizar talleres donde se muestran las diferentes actuaciones educativo-terapéuticas de un proceso de deshabituación de drogas. Se realizan de forma práctica con el fin de reforzar la decisión del joven por una vida saludable y libre de drogas. Este programa viene funcionando desde hace tres cursos y es altamente demandado.

Todos estos programas están apoyados por la Secretaría Técnica de Drogodependencias de la Junta de Extremadura y en coordinación con las instituciones con las que colaboramos.

Como comunidad marista nos sentimos impulsados al futuro, comprometidos con las necesidades de los niños y jóvenes y dispuestos a emprender nuevas vías educativas para mejorar la calidad de vida y los valores prosociales de los adolescentes y de los jóvenes en situación de riesgo. En esta misión apostamos y contamos con la colaboración de las familas teniendo en cuenta que en muchos casos son víctimas de situaciones desgradables con sus propios hijos pero a la vez su labor es imprescindible.

_________________
Comunidad marista de Badajoz

VOLVER

Actividades de dos meses...

SIGUIENTE

Provincia de América Central...